miércoles 07 de diciembre de 2022
PROTAGONISTAS más a la derecha que trump

Kanye West se radicalizó: se burló del Black Lives Matter y se hizo provida

Su desfile en la Semana de la Moda de París terminó con famosos que se fueron antes que finalice y con reacciones en contra de la camiseta que presentó con la leyenda White Lives Matter. La respuesta de Kanye West a esto lo enemistó hasta con Justin Bieber, y Adidas terminó su alianza con él. Tras eso, en Fox News criticó el aborto en Estados Unidos.

23-10-2022 00:58

Que el rapero Kanye West sea noticia no es una novedad. Aunque hasta no hace mucho tiempo, los titulares ponían atención en el fin de su matrimonio con Kim Kardashian, y –lo que muchos llamaron una obsesión– con el comediante Pete Davidson, por entonces novio de Kim.

Pero las cosas parecen haber cambiado de foco. Su desfile en la Semana de la Moda de París desató las críticas por parte del mundo fashion, y también de famosos. Durante la presentación Yeezy Season 9, Kanye West, sus modelos y la bloguera Candace Owens exhibieron camisetas que en la parte delantera tenían estampada una foto del expapa Juan Pablo II, y en la espalda, la frase White Lives Matter (las vidas blancas importan). Y para reforzar aún más ese discurso, en una historia de su cuenta de Instagram, West escribió: “Todos saben que Black Lives Matter fue una estafa, ahora se acabó. De nada”

La firma Adidas rompió la alianza con West; él los acusó de robarle sus diseños

Fuego cruzado. Jaden Smith (hijo de Will y Jada Pinket Smith) fue uno de los invitados al desfile y luego de retirarse al ver esas remeras en la pasarela, compartió varios tuits en referencia al tema y reforzó su apoyo al movimiento de la comunidad afroestadounidense: Black Lives Matter, surgido  en mayo de 2020 tras el asesinato de George Floyd en manos de la policía norteamericana. Otra de las que reaccionaron fue Gabriella Karefa-Johnson, editora de la edición norteamericana de Vogue, que calificó el espectáculo como un “acto increíblemente irresponsable y peligroso”. Ella fue rápidamente atacada por Kanye West, quien hizo publicaciones en su Instagram en las que se burló de distintos atuendos vestidos por ella. Las modelos Gigi Hadid y Hailey Bieber salieron en defensa de la editora y West se volvió a burlar de la situación involucrando hasta a su amigo Justin Bieber. Y esto fue solo el comienzo. 

Alianzas rotas. Entre algunas de sus publicaciones, Kanye arremetió contra la marca Adidas después de diez años de alianza diciendo: “Que se joda Adidas, yo soy Adidas. Adidas violó y robó mis diseños”. Ante esto, la marca alemana compartió un comunicado diciendo, entre otras cosas, que “la colaboración de Adidas con Yeezy es una de las más exitosas en la historia de la industria (...) Después de haber hecho esfuerzos constantes para resolver la situación en privado, hemos decidido someter a revisión dicha sociedad”.

Días después, la firma Balenciaga comenzó una silenciosamente separación entre West y su director creativo, Demna, al quitar cualquier referencia de la línea de ropa creada entre ambos no solo del sitio web, sino también de sus tiendas a nivel mundial.

Kanye West comprará Parler, la controvertida aplicación de redes sociales

Festín para Fox News. Toda esta controversia fue aprovechada por Tucker Carlson, un comentarista político conservador estadounidense, que decidió realizar una entrevista a Kayne West para la cadena Fox News. Allí, el ex de Kim Kardashian hizo referencia a varios temas muy sensibles para Estados Unidos como el tiroteo en la escuela de Uvalde (donde murieron 21 personas y hubo 17 heridos), la supremacía blanca y además afirmó: “Soy provida. No me importan sus respuestas, me importa el hecho de que hay más bebés negros siendo abortados que nacidos en Nueva York. El 50% de la muerte de negros en Estados Unidos es por el aborto”. También habló de que sus hijos iban a una escuela que celebraba “Kwanzaa”, una fiesta cultural afroamericana, pero que él preferiría que “conocieran Janucá” porque al menos vendrían con algo de “ingeniería financiera”, A esto se le suman otras declaraciones antisemitas que, incluso terminada la entrevista, siguió publicando en sus redes sociales. 

Incógnita. Por todo esto, Instagram comunicó que se impusieron restricciones temporales a las publicaciones, comentarios y mensajes de West. Y Twitter le bloqueó la cuenta de manera temporal. Por esto, se rumoreó que West estaría en conversaciones oficiales para adquirir Parler, una aplicación ultraconservadora y con escasa moderación de su contenido. Luego del asalto al Capitolio de enero de 2021 esa app fue eliminada pero ahora está disponible para su descarga. 

Pero fuera de lo de París, West exhibió su pose radical en el podcast Drink Champs. Allí, declaró que George Floyd no había sido asesinado por un policía, sino que habría muerto como consecuencia del fentanilo. La familia de Floyd le inició juicio y la demanda es por 250 millones de dólares, y además YouTube decidió bloquear ese podcast.

Aunque West se considera un líder antisistema, la escalada en sus discursos de odio parece no tener fin. Y algunos ya se preguntan si busca reiniciar su carrera política, o si quiere llamar la atención de la opinión pública o si es un serio pedido de ayuda.

En esta Nota