martes 27 de julio de 2021
PROTAGONISTAS Arte & Política
20-06-2021 01:42

Florencia Aise, la pintora mendocina que protagonizó el almuerzo presidencial de la semana

A los 20 decidió pintar. Tiene 37, es separada y madre de dos hijas. Según su abuela materna, su familia desciende de Tiziano. Y su tío es un famoso enólogo. Galería de imágenes.

20-06-2021 01:42

No hizo falta más que un posteo en su cuenta de Instagram para que su nombre trascendiera los límites de su provincia natal, Mendoza. Florencia Aise publicó una junto a Alberto Fernández de pie y ella sentada en el sillón presidencial y el texto: “Espléndido es poco. El honorable presidente de la Nación Argentina me invitó a ser parte del ingreso artístico argentino-mendocino, al mundo. Vamos a llevar nuestras obras por el mundo, y mostrar a nuestra preciosa Mendoza, como siempre lo hicimos, y fue siempre gracias a ustedes. Y en esta foto muestro a @alferdez caballeroso en todos los sentidos. Gracias por esto y gracias a todos!”. 

El “quién es esa chica” fue inevitable y sobre todo saber por qué estaba en el despacho presidencial. Incluso sorprendió hasta en Mendoza, donde Florencia sí es conocida por varios motivos. Ya había pintado los retratos de dos políticos mendocinos, Alfredo Cornejo y Laura Montero, en 2019. A días de dejar ambos sus cargos de gobernador y vicegobernadora, esos cuadros de Aise pasaban a integrar la galería de esa institución.  También en 2016, la revista Forbes la incluyó entre los 35 personajes latinoamericanos de menos de 35 años más influyentes. Y por supuesto siempre tuvieron repercusión en medios periodísticos de su provincia el recorrido de sus obras en exposiciones realizadas en Brasil, Madrid, Barcelona, Roma, Nueva York y Miami. De hecho, la muestra donde compartió espacio con la argentina Natalia Sánchez Valdemoros en el marco de la Art Basel 2016 de Miami la visitó Horacio Rodríguez Larreta.  

Florencia Aise, la pintora que cautivó al presidente Alberto Fernández.

La invitación. Fernández registró el nombre de Florencia Aise en marzo de 2021. Ese mes viaja a Mendoza para el desayuno anual de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), la reunión más importante de la vitivinicultura argentina que se da en sintonía con los festejos por la Vendimia. En ese marco Rodolfo Suárez, el actual gobernador, le regala al Presidente vinos y un óleo suyo. “Fue muy bueno regalarle una obra además de un vino, que es lo típico que se regala en Mendoza”, contó Florencia Aise en un vivo por Instagram con su amigo Yoel Freue. “Me contó (el Presidente) que no era un muy buen tomador de vino porque no entiende. Por eso le gusta más el blanco, que es más fácil de tomar. Sí le gusta mucho el arte”.

Florencia Aise, la pintora que cautivó al presidente Alberto Fernández.

Una decisión. Florencia Aise nació justo un día antes de la asunción presidencial de Raúl Alfonsín. Es separada y tiene dos hijas. Si lo heredado a través de  los genes tiene algún correlato en las sucesivas generaciones, en su caso, ella cree que algo de eso intervino en su elección profesional. Su abuela materna le dijo que descienden de Tiziano, uno de los grandes nombres del Renacimiento.De esa rama familiar hubo parientes que construyeron campanas para el Vaticano. “Me llamo Florencia porque mi mamá estaba estudiando italiano cuando estaba embarazada de mí, y le  encanta Firenze por el arte y el Renacimiento….”, le contó a su amigo Freue. “¿Sabías que existe el síndrome de Florencia o de Stendhal? Me pasa a mí y muchas otras personas cuando entramos a un museo y nos da como escalofríos, una especie de pánico lindo por ver tanta belleza junta”. (N. de la R: una explicación concisa del síndrome de Stendhal dice que es una enfermedad psicosomática que causa un elevado ritmo cardíaco, vértigo o incluso alucinaciones cuando el individuo es expuesto a una suerte de sobredosis de belleza).

Florencia Aise, la pintora que cautivó al presidente Alberto Fernández.

Recorrido. El regalo hecho al Presidente en marzo generó la invitación a Casa Rosada cuando ella viajara a Buenos Aires. Y así fue y se convirtió en uno de los hechos de la semana. 

Como ella dijo en varias entrevistas pasó a ser víctima de  “la grieta”. Recibió mensajes muy fuertes que prefirió no contestar. Sí relatar cómo fue esa comida en el despacho que fue de Juan Domingo Perón, con un menú que, como ella es vegetariana, fue de pescado y puré de zapallo; y el del Presidente, similar guarnición para acompañar un bife de chorizo. Como nunca había estado en la Casa Rosada, pudo conocer el famoso balcón, algunos despachos, pidió permiso para filmar algunas obras y recorrió el Museo del Bicentenario, donde, relató, le sucedió lo más fuerte: ver el mural de David Siqueiros. También le quedó entre otras anécdotas que Fernández desconocía que el autor de uno de los cuadros era de Helmut Ditsch, casualmente uno de los pintores amigos de Florencia.