9th de March de 2021
PROTAGONISTAS Un negocio que no fue
10-02-2021 17:11

Por la pandemia, Rihanna cierra su línea de ropa de lujo que lanzó en 2019

Rihanna y su poderoso socio francés pusieron fin a la línea de lujo que la cantante presentó hace menos de dos años. La caída de las ventas y los precios algo caros para sus fans, hicieron que el holding LVMH redireccione el negocio: ahora sólo venderá lencería y cosmética.

10-02-2021 17:11

Hubo comunicado oficial simple y conciso: “Rihanna y LVMH acordaron suspender la actividad de ready-to-wear, con sede en Europa, en espera de mejores condiciones". Eso de "mejores condiciones" está lejos en el horizonte dada la prolongación de la pandemia. Por eso el grupo de lujo más importante del mundo, Louis Vuitton Moët-Hennessy dejaría abierta solamente una oficina reducida de Fenty en París hasta el cierre definitivo.

La marca de Rihanna tuvo un desfile de lanzamiento inclusivo pero con precios altos para sus fans.

Rihanna había lanzado Fenty en septiembre de 2019 pero ya a fines de 2020, el poderoso holding francés estaba haciendo números dado que la cuestión del coronavirus estaba afectando el plan de negocios. Jean-Jacques Guiony, director financiero de LVMH, dijo en ese momento que “Fenty está en una fase de lanzamiento; se empezó desde cero y tenemos la gran ayuda de Rihanna pero diría que todavía es una marca en progreso.” Publicitada en su lanzamiento como la primer marca de lujo dirigida por una mujer negra, Fenty tenía otro punto que la empresa inversora observó: los precios eran algo caro para los y las fans de Rihanna. Un jean, por ejemplo, costaba unos 415 dólares.

Rihanna2020afp
Rihanna tiene de socio a LVMH, el grupo de moda de lujo más poderoso del mundo

A pesar de esta breve incursión de Rihanna en la moda, sus inversores sí mantendrán dos líneas del negocio con la cantante. Dada su rentabilidad, lencería Savage X Fenty y Fenty Skin -lanzada en julio de 2020- no se discontinuarán.  El año pasado, con la lencería, Rihanna facturó 108 millones de dólares; y con la línea de belleza, 36 millones de dólares en sólo cuatro meses. De hecho, ambas líneas están en la mira de inversores minoritarios que buscan la expandir ese universo en nuevos mercados.

Con la colección de lujo a Rihanna no le fue bien, pero sí con la lencería y la cosmética.

La industria de la moda, a nivel mundial, atraviesa una crisis por la pandemia. Los socios de Rihanna, es decir, el megapoderoso LVMH tiene dos marcas que atravesaron bien esta situación: Christian Dior y Louis Vuitton. Igualmente como holding, las ganancias netas bajaron un 34 por ciento en 2020, según informó el sitio especializado norteamericano Women's Wear Daily .