martes 11 de mayo de 2021
REPERFILAR Opinión

Los costos de la reforma judicial

La columna fue tomada del formato audiovisual del programa "RePerfilAR", de NetTV.

31-08-2020 11:18

El Senado dio media sanción al proyecto de la reforma judicial y voy a tratar de razonar por qué creo que esa decisión fue un desastre. A mí me parece muy difícil de entender que cuando el Gobierno, durante cinco meses, le pide a la gente que establezca como prioridad número uno el cuidado de la salud y que hacia eso subordine, por ejemplo, la relación con los familiares -que no puedan ver a su mamá, a su papá, a sus nietos, no puede abrir su negocio, no pueda tampoco ir a la escuela, el gobierno de repente diga: para mí la prioridad es otra. Vos tenés que tener la unidad de la salud, pero yo tengo otra prioridad, que es aprobar en tiempo récord la reforma judicial.

El segundo elemento es que es en tiempo récord. Un tema muy delicado para cualquier democracia, casi una refundación de un sector del Poder Judicial, se aprueba en tiempo récord y casi sin debate. No hubo tiempo para debatir seriamente la Comisión. A último momento pusieron enmiendas que no habían discutido y no se pudieron debatir. No hubo consenso, ningún interés de hacer el consenso, con lo cual algo muy importante se debate a velocidad del rayo.

La reforma judicial que finalmente votó el Senado generaría 1.400 cargos nuevos

El tercer elemento por el cual la reforma judicial es un desastre es por la reforma judicial en sí. La reforma de un Poder Judicial requiere tiempo, requiere reflexión, requiere consenso y requiere que el Poder Ejecutivo no tenga un poder muy fuerte en designar, de una, a decenas y decenas de funcionarios judiciales, fiscales, jueces, camaristas, etcétera.

Había un problema de juzgado federal. Ocho jueces federales son, a los que había que, de alguna manera, licuarles el poder, esto es otra cosa. Pero quizá uno de los temas más urticantes y más obscenos es que muchos de quienes llevan acabo esta reforma judicial participaron de un gobierno, el de Cristina Fernández de Kirchner, personaje clave en este proceso que tiene muchos de sus ministros condenados por la Justicia actual. Está condenado el ex vicepresidente, está condenado el ex ministro de Obras Públicas, está condenado el secretario de Transporte, está condenado el secretario de Obras Públicas de aquel momento. Está al borde de la condena, pedida por la Oficina Anticorrupción actual, el principal socio comercial de la familia Kirchner, y son ellos los que llevan a cabo la reforma judicial.

Para Juntos por el Cambio, el oficialismo ya rompió el diálogo sobre la reforma judicial

Ellos por ahí especulan con que la gente no ve, que la gente no siente, que no percibe. Muchas veces han subestimado a la sociedad de esta manera, creen que la oposición de un grupito extremo que dice pavadas o que adjetiva, etcétera, pero una y otra vez se sabe que estos costos políticos se pagan.

Pero más allá del costo político, es grave para la democracia. Estas cosas se tienen que hacer de otra manera.