domingo 20 de junio de 2021
REPERFILAR Protestas en CABA

Rául Castells: "No se puede pagar el pan dulce en tres cuotas"

Médicos reclamaron por una mejora salarial en la Sede del Gobierno Porteño, hasta allí también llegó el dirigente social junto a militantes con petitorio de ayuda a los comedores.

17-11-2020 21:55

En rechazo a la oferta salarial del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, este martes pararon por 24 horas los profesionales de la Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires y pidieron un aumento del 42 por ciento. A este reclamo se le sumó el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), con petitorio de ayuda a los comedores porteños.

Han venido cientos de vecinos de las 15 comunas a pedir ayuda para 33 comedores comunitarios de CABA y también para poder hacer mejoras en algunos barrios populares”, dijo el referente del MIJD, Raúl Castells en conversación con RePerfilAr. Además, teniendo en cuenta que se acerca la Navidad, manifestó: “Están vendiendo el pan dulce a pagar en tres cuotas, les estamos pidiendo que hayan bolsos navideños, 600 por lo menos, para que nadie tenga que sacar un crédito para comprar un pan dulce”.

Por su parte, Sebastián Goin, médico del Hospital Argerich en dialogo con este medio expresó: “Después de casi 9 meses de pandemia estamos reclamando no solamente una recomposición salarial sino un blanqueo de nuestro salario, así también como la habilitación de las licencias para los residentes y concurrentes de todo el sistema de salud”.

Distintos médicos dijeron que el sueldo ronda entre los 35 y los 47 mil pesos, Roxana Carrión, médica del Hospital Álvarez, resaltó la situación que viven: “Tenemos compañeros concurrentes que no reciben salario, trabajan en las mismas condiciones o peores que los residentes, no tienen ART, ni las condiciones dignas para sostener un sistema laboral”.

 

Córdoba | El coronavirus se llevó la vida de un matrimonio de médicos en tan solo 7 días

Vittorio Falco, médico residente del Hospital César Milstein, dependiente de PAMI y de la Universidad de Buenos Aires, agregó con indignación: “Estamos en negro, no tenemos aguinaldo y tampoco obra social. Pudimos lograr un aumento que incluso nos deja debajo de los sueldos percibidos por los residentes de la Municipalidad, no somos considerados trabajadores de la salud”. 

Al mismo tiempo, Sebastián Goin destacó: “Hay compañeros que tienen entre dos y tres trabajos, médicos de planta que tienen que trabajar en otros lugares para poder llegar a simplemente satisfacer sus necesidades”.

Tanto el movimiento de Raúl Castells, como la Asociación de Médicos Municipales, fueron recibidos por las autoridades porteñas en la sede del Gobierno de la Ciudad y esperan una respuesta a sus petitorios, de lo contrario, anticiparon que realizarán nuevas marchas.