martes 19 de octubre de 2021
SALUD AFECTA A 55 MILLONES DE PERSONAS
21-09-2021 00:00
21-09-2021 00:00

Un Día Mundial contra el Alzheimer sin muchas esperanzas: la lucha que el mundo no debe olvidar

La demencia, síndrome en el que se observa una degradación de la capacidad de realizar las actividades cotidianas, afecta aproximadamente al 90% de los mayores de 65 años, pero no es una consecuencia inevitable del envejecimiento. 

21-09-2021 00:00

El Día Mundial del Alzheimer se celebra este martes 21 de septiembre para recordar la amplia repercusión que tiene este tipo de demencia en el mundo, sin un tratamiento a la vista. La persona que sufre de Alzheimer pierde lenta e irremediablemente su memoria y capacidad de juicio, un declive que generalmente dura varios años.

Según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la demencia, cuya causa más común es la enfermedad de Alzheimer, afecta a más de 55 millones de personas en todo el mundo. Se prevé que esta cifra aumente a 78 millones en 2030 y a 139 millones en 2050 debido al envejecimiento de la población.

Las cifras, sin embargo, son imprecisas, porque la distinción entre Alzheimer y otro tipo de demencias, a veces por accidentes vasculares, no está clara.

Alzheimer 20210920

Pacientes con Alzheimer y el estrés del cuidador en tiempos de coronavirus

La demencia, síndrome en el que se observa una degradación de la capacidad de realizar las actividades cotidianas, afecta aproximadamente al 90% de los mayores de 65 años, pero no es una consecuencia inevitable del envejecimiento. 

Si bien no existe tratamiento, los estudios médicos demuestran que un 40% de los casos podrían evitarse o retrasarse haciendo ejercicio regularmente, no fumando, evitando el consumo excesivo de alcohol, comiendo sano y controlando el peso y los niveles de presión arterial, colesterol y glucosa en sangre.

Otros factores de riesgo son la depresión, el bajo nivel de escolaridad, el aislamiento social y la inactividad cognitiva. Sin embargo, el informe revela que sólo una cuarta parte (26%) de los Estados miembros de la OMS cuentan con un plan de lucha contra la demencia, la mitad de ellos en Europa.

Alzheimer 20210920

En busca de una cura

En este contexto, un proyecto de medicamento contra la enfermedad de Alzheimer, a partir de una pista aún poco explorada, suscita unas tímidas esperanzas de tratamiento, tras veinte años de escasos avances en este difícil campo.

“Estos resultados (...) son particularmente alentadores y representan una novedad desde varios puntos de vista", explicó Andrea Pfeifer, jefa de la empresa emergente AC Immune, que está desarrollando, junto a una filial del farmacéutico suizo Roche, un tratamiento contra la demencia senil.

Lo que convierte este anuncio en interesante es el hecho de que la molécula que está siendo utilizada, el semorinemab, fue poco explorada para buscar un tratamiento anti-Alzheimer, un campo en el que los fracasos se multiplican desde hace dos décadas.

Este anticuerpo monoclonal parece concentrarse en la destrucción de placas formadas por algunas proteínas, conocidas como beta-amiloides, en el cerebro de los pacientes. Al comprimir las neuronas, estas placas son uno de los grandes factores de la enfermedad de Alzheimer.

Alzheimer 20210920

Alzheimer: Estados Unidos aprobó el primer fármaco para tratar la enfermedad en casi dos décadas

En los últimos años hay otra dirección que los laboratorios están explorando: el comportamiento anormal de otra categoría de proteínas, las denominadas tau, también presentes en las neuronas. En los enfermos de Alzheimer, esas proteínas se concentran como racimos y acaban por provocar la muerte de la célula.

Este tratamiento fue administrado durante cerca de un año a pacientes en un estado relativamente avanzado de la enfermedad. Según ambos laboratorios, el declive de sus capacidades cognitivas, evaluado mediante el mismo tipo de test, disminuyó casi a la mitad, respecto a los que no recibieron el tratamiento.

Es la primera vez que se anuncia un resultado positivo para un proyecto de tratamiento contra la proteína tau, tras una serie de fracasos, entre los cuales, otro proyecto de Biogen este mismo año. Pero el ensayo de AC Immune y Roche es aun incipiente, en fase 2, con un número limitado de pacientes, y para confirmar el impacto del tratamiento habrá que pasar a la fase siguiente, potencialmente con miles de personas.

Buscan aprobar una controvertida terapia contra el mal de Alzheimer

Qué es el Alzheimer

Alzheimer 20210920

Como el resto de demencias, la enfermedad de Alzheimer representa uno de los principales problemas de la sanidad pública, porque las personas afectadas pierden su independencia y se convierten en un peso familiar y financiero. Es un problema grave para los países desarrollados, con una población envejecida, ya que la enfermedad aparece sobre todo a partir de los 65 años. Las mujeres resultan más afectadas que los hombres.

La enfermedad -que debe su nombre al doctor alemán Alois Alzheimer, que la diagnosticó a principios del siglo XX- se distingue del resto de demencias por dos aspectos. El primero es la formación de placas de proteínas, denominadas amiloides, que comprimen las neuronas del paciente y las destruyen a medio plazo.

La otra característica proviene de las proteínas conocidas como tau. También presentes en las neuronas, empiezan a agruparse como racimos, y acaban también por provocar la muerte de las células enfermas. No se sabe aún qué relación mantienen entre sí ambos procesos, ni porqué aparecen. Y a pesar de décadas de investigación, no hay ningún tratamiento que permita por ahora curar la enfermedad, o evitar su aparición.

¿Cómo prevenir el deterioro cognitivo?

Recientemente, un tratamiento del laboratorio estadounidense Biogen, centrado en las proteínas amiloides, ha sido aprobado a título experimental este año para algunos casos, en Estados Unidos. Sin embargo, sus efectos terapéuticos son objeto de polémica.

Y otro debate gira en torno a la prevención de la enfermedad, que muy raramente muestra un componente hereditario: los expertos han detectado una docena de factores de riesgo, entre ellos la sordera, el nivel de educación, el tabaquismo, la depresión o el aislamiento.

Los autores de un estudio de 2020 calcularon que el 40% de las demencias podrían ser evitadas y retrasadas si se realizara un trabajo de prevención sobre esos síntomas. Pero esa cifra es criticada por otros investigadores, que la consideran demasiado simplista.

ds