Soleado
Temperatura:
27º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 10 de diciembre de 2018 | Suscribite
SALUD / Consumos problemáticos
miércoles 21 noviembre, 2018

Adicciones: Demasiado cerca desaparece

El consumo de sustancias se ha convertido en una conducta habitual en nuestra sociedad.

Lic. Jorgelina Devoto (*)

Banalizar los consumos y sus consecuencias hace que desaparezca la alarma social y el acostumbramiento nos lleve a la indiferencia. Foto: Cedoc

Hace muchos años me sorprendió el título de una novela Demasiado cerca desaparece, sugerente y desafiante, me resultó muy atractivo como concepto ya que nos propone una incógnita que requiere de una interpretación. Me preguntaba qué quería significar el autor con esa frase ambigua. A veces, cuando analizo las situaciones que nos toca vivir en relación al consumo excesivo de drogas y alcohol, me vuelve a la memoria ese título que expresa algo de lo que nos está sucediendo.

El consumo de sustancias se ha convertido en una conducta habitual en nuestra sociedad. Desde las drogas más dañinas como el paco, sobre todo en la población más vulnerable, como las sofisticadas drogas de diseño, consumidas por la población con mayores posibilidades económicas en las fiestas electrónicas y los boliches de moda. Asistimos con dolor y angustia al espectáculo televisivo de los domingos por la mañana. Accidentes, peleas, sobredosis en hospitales, todos estos dramas pasan a ser algo más, noticias para consumir sin sorpresa.

El imaginario social de los psicofármacos

Es en este sentido que la frase "demasiado cerca desaparece" me resuena y adquiere sentido. Nos hemos acostumbrado a lo disfuncional, a las patologías del consumo individual y social. Banalizar los consumos y sus consecuencias hace que desaparezca la alarma social y el acostumbramiento nos lleve a la indiferencia. Pero no todos han caído en esta “anestesia social”. Hace muchos años que los especialistas en el tema de las adicciones trabajan para comprender y explicar las causas y las consecuencias de este fenómeno que se está desarrollando de forma exponencial. Muchos padres, docentes y religiosos, entre otros, están preocupados por el tema y piden información y asesoramiento. En cualquier reunión con gente que está en contacto con adolescentes el tema está presente.

Qué es el fentanilo y cuáles son sus efectos.

El primer paso en la búsqueda de una solución es siempre reconocer el problema. Si aceptamos que tenemos un problema luego necesitamos hacer un buen diagnóstico de situación. ¿Qué nos pasa como sociedad cuando nos es indiferente ver tantos jóvenes que afectan su vida consumiendo distintos tipos de sustancias? En el análisis de la situación se requiere una mirada interdisciplinaria. Sabemos que intervienen factores individuales, familiares y sociales. En distintas oportunidades ponemos foco en la familia, los amigos, el entorno como lugares privilegiados para hacer prevención. Es allí donde la comunidad tiene una responsabilidad ineludible.

Día Mundial sin Alcohol: qué debemos tener en cuenta

 

Los aspectos neurobiológicos de la adicción cobran una enorme importancia ya que, parte del ocultamiento y negación del problema, está en decir que “no todas las drogas hacen daño” o que “hay drogas buenas que, bien consumidas, no traen consecuencias”. Nada más alejado de la salud que sostener estos criterios. Nuestra perspectiva siempre estará enfocada en favorecer estilos de vida sanos, lejos de los “falsos espejismos tóxicos” que tapan el malestar y brindan más dolor que placer a largo plazo. Hay que tener los ojos y el corazón muy abiertos para que “demasiado cerca no desaparezca”.

(*) Licenciada en Psicología (UBA). Master en Drogadependencia. USAL- Deusto (Bilbao- España 2001). Directora del Instituto de Prevención de las Adicciones USAL.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4474

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard