lunes 10 de mayo de 2021
SALUD Concientización
30-03-2019 07:27

Qué relación existe entre el Día Mundial del Trastorno Bipolar y Van Gogh

Esta patología puede empezar a cualquier edad, pero en general lo hace entre los 15 y 30 años. Estadísticas sostienen que un 3,5 % de los argentinos lo padecerán en algún momento de su vida. Cómo se trata.

30-03-2019 07:27

Cambios bruscos de ánimo; irritabilidad; desgano, alteraciones del sueño y el apetito y hasta dificultades en la atención y memoria, son síntomas a tener en cuenta para acudir a un especialista, ya que la persona podría padecer un trastorno bipolar. Estas fluctuaciones persistentes desembocan en una alteración en el funcionamiento social o laboral que impactan en aquel que lo tiene, pero también en su entorno. Se estima que el 3,5% de los argentinos podría padecerlo en algún momento de su vida.

La International Society of Bipolar Disorders estableció que cada 30 de marzo se celebre el Día Mundial del Trastorno Bipolar, en conmemoración a la fecha de nacimiento del pintor Vincent Van Gogh, de quien se cree que lo padecía. En diálogo con PERFIL, Clara Rodríguez (MN°:133.939), médica especialista en psiquiatría e integrante del Programa de Reactivación Funcional para pacientes con Trastorno Bipolar del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO); detalla algunas cuestiones a tener en cuenta sobre esta patología que a simple vista se relacionada con los cambios en el estado de ánimo, pero que en realidad de algo más complejo. El rol de la familia del paciente, fundamental para el tratamiento.

—¿Qué es el Trastorno Bipolar?  
—El desorden bipolar es una patología que se caracteriza por fluctuaciones en el estado de animo que se vuelven patológicas y disfuncionales, alternando entre períodos de depresión, manía o hipomanía y  períodos de lo que llamamos eutimia o estabilidad anímica.  

—¿A quiénes puede afectar?
— Puede empezar a cualquier edad, pero en general lo hace entre los 15 y 30 años. Con una causa aparentemente multifactorial determinada por una compleja interacción entre predisposición genética (de hecho no es raro encontrar entre los familiares del afectado varias personas con la misma patología) y la interacción de estos genes con el ambiente.

bipolar
El diagnóstico no es sencillo, debe de realizarse por expertos en el tema y con minuciosas entrevistas clínicas con el paciente y también con sus familiares. FOTO: Shutterstock 

—¿Cuáles son los síntomas visibles de este trastorno?   
—Los episodios depresivos se caracterizan por tristeza, irritabilidad, desesperanza, ideación de culpa, desgano, alteraciones del sueño y el apetito, dificultades en la atención y memoria. Diametralmente opuestos son los síntomas maníacos o hipomaníacos en los que la marca distintiva (con diferente intensidad) son la exaltación, la irritabilidad, aumento considerable del nivel de energía, distractibilidad, pensamiento y lenguaje acelerados, disminución de la necesidad de sueño y actos impulsivos, como gastos desmedidos.     

Tipos de trastorno. La forma más conocida, aunque no la más frecuente, es el Trastorno Bipolar Tipo I en el que se combinan episodios depresivos con episodios maníacos completos. Por el contrario, la manifestación más frecuente es el Trastorno Bipolar Tipo II, en el que predominan netamente los episodios depresivos, que se combinan con episodios hipomaníacos. 

—¿Cómo se detecta? 
—El diagnóstico no es sencillo, debe de realizarse por expertos en el tema y con minuciosas entrevistas clínicas con el paciente y también con sus familiares ya que no contamos todavía con estudios complementarios de laboratorio y/o imágenes que puedan confirmarlo.   

—¿Cómo se trata?
— El objetivo principal del tratamiento es la recuperación funcional y tiene varias aristas, principalmente fármacos estabilizadores del ánimo, psicoterapia y el sostener hábitos saludables como un sueño ordenado y evitar el consumo de sustancias son especialmente necesarios en su conjunto.    

bipolar
Es crucial e rol de la familia en el acompañamiento de un paciente con Trastorno Bipolar. FOTO: Shutterstock 

—¿Qué rol juega la familia de una persona que lo padece?
— Es crucial que el familiar acompañe al afectado y se involucre en la medida de lo posible en el tratamiento. También que tome conocimiento del cuadro mediante la información brindada por los profesionales, de modo de ayudar a  detectar los síntomas incipientes de una recaída, que quizás pasan desapercibidos para el que lo está padeciendo.

—¿Tiene cura?
—El tratamiento en todas sus instancias ayuda a que el paciente se sostenga estable y que sus episodios sean menos frecuentes y menos intensos.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), unas 60 millones de personas en el mundo padecen Trastorno Bipolar en alguna de sus formas, esto es, aproximadamente un 5% de la población. Estadísticas locales serias dicen que un 3,5% de los argentinos lo padecerán en algún momento de su vida.

En resumen:

  • El desorden bipolar es una patología que se caracteriza por fluctuaciones en el estado de animo que se vuelven patológicas y disfuncionales
  • Puede empezar a cualquier edad, pero en general lo hace entre los 15 y 30 años
  • El objetivo principal del tratamiento es la recuperación funcional 
  • Es crucial que el familiar acompañe al afectado y se involucre en el tratamiento
  • 60 millones de personas en el mundo padecen Trastorno Bipolar en alguna de sus formas.
  • Se estima que un 3,5% de los argentinos lo padecerán en algún momento de su vida