viernes 12 de agosto de 2022
SALUD COVID-19

Un estudio advierte sobre la falta de evidencia del "lavado de sangre" en casos de Covid prolongado

El informe, publicado en la revista British Medical Journal (BMJ), alerta que este tratamiento, de alto costo, no tiene evidencia científica suficiente sobre su efectividad. ¿Qué es la aféresis y cuáles son sus riesgos?

14-07-2022 18:45

Una investigación alertó sobre los riesgos que implica el tratamiento de aféresis –llamado comúnmente "lavado de sangre"– en las personas que tienen Covid prolongado, al señalar que no hay suficiente evidencia científica sobre su eficacia.

El artículo publicado el martes 12 de julio en la revista British Medical Journal (BMJ)  explica los casos de personas que gastan miles de euros en viajes a países como Chipre, Alemania o Suiza para realizarse este tratamiento experimental, del que no hay seguridad respecto de sus efectos.

"No hay ensayos, solo hipótesis. No hay evidencia de investigación de beneficio, solo informes anecdóticos y la fe ciega de personas vulnerables que buscan una cura milagrosa. Todos necesitamos esperanza, pero la esperanza a veces puede ser algo peligroso", señala Kamran Abbasi, editor del artículo. 

Sobre los efectos prolongados del Covid-19, de los que se desconocen sus causas, algunos expertos señalan que se generan por pequeños coágulos de sangre en los pulmones y vasos sanguíneos que dificultan el flujo de oxígeno por el cuerpo. Otros, en tanto, piensan que se trata de un sistema inmunitario descontrolado o de la presencia persistente del virus en el cuerpo.

Ante esto y en búsqueda de una cura para los efectos prolongados que deja el virus, algunas personas recurren a tratamientos como la aféresis. 

Día Mundial del Donante de Sangre

Qué es la aféresis  y cómo se realiza el tratamiento 

El tratamiento aféresis, llamado también "lavado de sangre", consiste en extraer la sangre de una persona, filtrarla para eliminar lípidos y proteínas inflamatorias, y posteriormente devolverla al cuerpo.

Actualmente, no se realizaron ensayos clínicos sobre este procedimiento en personas con Covid prolongado para demostrar o no su eficacia, por lo que no tiene respaldo científico.

La aféresis solo se practica como último recurso en personas con trastornos de lípidos intratables. Entre sus principales riesgos se encuentra el sangrado, coagulación, infecciones y reacciones secundarias a los medicamentos utilizados en el proceso.

Robert Ariens, profesor de biología vascular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Leeds, dijo: "Como no sabemos cómo se forman, no podemos decir si este tratamiento impedirá que los microcoágulos vuelvan a aparecer".

Un experto alertó por las bajas temperaturas y el aumento de casos de covid-19
Covid-19. 

Aféresis: el caso de una mujer que gastó miles de euros y no obtuvo resultados 

En el documento publicado por los investigadores se relata la historia de una joven de los Países Bajos que gastó casi todos sus ahorros para viajar a Chipre y someterse al "lavado de sangre".

La joven, que contrajo Covid-19 en noviembre de 2020, sufrió efectos secundarios de la enfermedad como fatiga, confusión mental, palpitaciones aceleradas, dolores de pecho y dificultades para respirar.

Las pruebas médicas iniciales no indicaron nada inusual en su salud, lo que suele ser normal en personas con esta enfermedad. Tras renunciar a su trabajo por incapacidad laboral, halló un grupo sobre Covid prolongado en Facebook y se enteró que existía una supuesta alternativa, por la pagó seis sesiones de 1.685 euros cada una, pero sus síntomas no mejoraron, según se relata en el documento.

Covid-19: aumentan los casos por nuevas olas de Ómicron y la OMS dice que el brote "está lejos" de terminar 

Las clínicas que ofrecen aféresis para personas que padecen Covid prolongado aseguran haber realizado el tratamiento con miles de pacientes y que este ha dado buenos resultados. Estas clínicas argumentan, por ejemplo, que las personas que tienen Covid prolongado no pueden esperar años hasta que se realicen ensayos clínicos sobre esta enfermedad. Sin embargo, los autores de la reciente investigación insisten en que no tienen respaldo científico porque no tienen evidencia suficiente.

AG / MCP