jueves 28 de mayo de 2020 | Suscribite
SOCIEDAD / UN POCO DE HISTORIA
jueves 2 enero, 2020

Aristócrata, pintoresca y divertida: así era Mar del Plata en 1918 según una revista europea

Hace poco más de un siglo, una revista española dedicó dos páginas a la "Reina de las playas de Sudamérica" y contó cómo vivían locales y turistas.

Mar del Plata en 1918, retratada por la revista "Mundo Gráfico" de España. Foto: CEDOC
jueves 2 enero, 2020

En enero de 1918, la revista española Mundo Gráfico, que se publicó entre 1911 y 1938, publicó un curioso informe sobre la ciudad bonaerense de Mar del Plata.

Me sorprendió encontrar el artículo entre las miles de publicaciones que atesora la Biblioteca Nacional de España, y que menciona el buen servicio de los trenes que llevaban veraneantes desde Buenos Aires a Mar del Plata, la lujosa vida que los “aristócratas” acostumbraban a llevar en la ciudad de la costa atlántica, en la que “se adoptaron todas las ideas de elegancia y de confort en materia de costumbres veraniegas de algunas de las playas más famosas de Europa”.

A continuación, la nota completa:

“Cuando las refrescantes brisas del otoño obligan a regresar de las alegres playas del mal a los bañistas del Norte, nuestros lejanos amigos de la Argentina y el Uruguay se disponen a lucir sus vestidos de verano y salir a buscar descanso y diversiones en las arenosas playas de Sudamérica.

“La Naturaleza ha invertido la temporada de las vacaciones, pero no los placeres que traen consigo, porque cuando examinamos nuestros respectivos deportes y pasatiempos, encontramos mucho de común en ellos. Nada ejerce mayor atracción sobre nuestro espíritu, que la visión maravillosa del mar, y en todos los países, los de allende y aquende el Océano, buscan en las playas, en las brisas salinas y cargadas de iodo que vienen del mar el descanso orgánico a la vez que el mejoramiento de su fisiologismo.

mar del plata en 1918

"Nada existe que estimule tanto el cambio nutritivo de nuestro organismo, como el aire puro del mar que, al penetrar en nuestros pulmones y cargar nuestra sangre de oxígeno, sal y iodo, excita su función al máximum. Del brazo de nuestros lectores, amigablemente, como buenos camaradas, vamos a dar hoy un paseo por una de las más famosas playas argentinas, la Reina de las playas de Sudamérica que pudiéramos decir, Mar del Plata.

“Mar del Plata es una pequeña ciudad que cuenta aproximadamente con 25.000 almas situada directamente sobre el Atlántico a unas 250 millas, al SE. de Buenos Aires, y que ahora, en estos precisos momentos está en todo su apogeo veraniego. Para transportar los ejércitos de veraneantes que se dirigen a la playa, el ferrocarril que conduce a Mar del Plata establece servicio de trenes especiales, además de los ordinarios.

"Los trenes que hacen el recorrido entre la capital y su famoso lugar veraniego, se cuentan, sin duda alguna, entre los los más lujosos y confortables de la Argentina. Los que conocen bien el terreno y no tienen gran interés en admirar el paisaje, hacen el recorrido de noche, saliendo de Buenos Aires después de cenar y llegando a Mar del Plata al amanecer. El verdadero turista prefiere hacer el viaje en los trenes de día, teniendo así ocasión de admirar la próspera región ganadera que atraviesa y gozar de la visión interesante que presenta la interminable y famosa pampa de las leyendas.

mar del plata en 1918

Mar del Plata, como las playas más famosas y aristocráticas, es un verdadero paraíso para las gentes de recursos; aunque, a juzgar por la muchedumbre que tanto por tierra como por mar se dirige a esta playa, parece como si las riquezas estuviesen generosamente, pródigamente repartidas entre todos los ciudadanos de la República Argentina. La historia de Mar del Plata ha sido forjada en la fragua de nuestros propios días.

"Escasamente cuatro décadas atrás, en Mar del Plata no había sino una Escuela, un molino y una iglesia; núcleo alrededor del cual, en un plazo brevísimo, había de formarse la célula-ciudad, que hoy es digna de tanta admiración. En esta época a que referimos el comienzo de la historia de Mar del Plata, logró una concesión para construir y mejorar la ciudad embrionaria un hombre notable, D. Patricio Peralta Ramos, que contrató los servicios del Ingeniero Charles de Chapeaurouge, a quien encargó los planos. También sabemos, como dato histórico, que Pedro Luro, gran propietario de terrenos de aquellos lugares, contribuyó muy eficazmente a la empresa.

“Y ahora demos un salto en el tiempo, y vengamos a la época presente. Al atardecer, con tiempo para saborear la hermosa puesta de sol, hemos,llegado a Mar del Plata. Como somos precavidos, habíamos telegrafiado a uno de los varios suntuosos hoteles, encargando habitación, y en ella nos instalamos.

mar del plata en 1918

"En las cercanías de Mar del Plata, el terreno es unas veces escarpado y abrupto, al lado de playas arenosas y lisas. Durante el activo periodo de construcción, durante el último decenio, se desató la especulación, y el valor de los terrenos subió de un día para otro a precios fabulosos. Entonces se construyeron suntuosas residencias particulares y magníficos edificios públicos, hoteles y otros establecimientos.

“Los ricos aristócratas hicieron instalar en sus casas todas las comodidades y el lujo modernos, aun cuando no fuese sino para gozar de ellos unos pocos meses del año, de diciembre a marzo, que es la temporada estival; y se adoptaron todas las ideas de elegancia y de confort en materia de costumbres veraniegas de algunas de las playas más famosas de Europa.

“En la parte más concurrida de la playa de Mar del Plata, se construyó un magnífico edificio, denominado La Rambla, adornado con un enorme número de columnas agrupadas de dos en dos, y frente, a las cuales, sobre la arena, buscan el esparcimiento matinal los millares y millares de veraneantes. La Rambla es el Atlantic City de los Estados Unidos. Frente a La Rambla el mar baña la arenosa playa, en donde los niños gozan construyendo sus montículos, pequeños canales, lagos de juguete, que de vez en vez vienen las olas a renovar,su agua, y a asustar con la amenaza de un remojón los semidesnudos cuerpos de los infantiles constructores hidráulicos.

mar del plata en 1918

“Los hoteles, casinos y clubs de Mar del Plata están situados en la ciudad, al revés que en algunas playas norteñas españolas y las más importantes de los Estados Unidos, que han sido construidos cerca de la orilla del mar. El recorrido de los tranvías y paseo de automóviles es sumamente pintoresco, pasando por hermosas calles y avenidas sombreadas de árboles, a cuyos lados hay suntuosas residencias particulares.

“Han sido acumuladas en Mar del Plata toda clase de diversiones. El Club es uno de los más famosos Círculos de la República Argentina. Se halla instalado en edificio propio, y Las puertas no están abiertas sino para los socios y sus familias, siendo sus salones considerados como el centro social más célebre de la hermosa residencia veraniega. Sólo esta abierto durante la temporada.

"Para aquellos que buscan en el veraneo un medio de alejarse del bullicio humano, o quieren contemplar más en calma espiritual la grandiosidad del Océano, los alrededores de Mar del Plata se hallan dolados de los más soberbios paisajes. Es curioso hacer notar que en Mar del Plata se ven más coches tirados por magníficos troncos de caballos, a los que tan aficionados son los argentinos, que automóviles”.

(Fotos: Biblioteca Nacional de España)


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5009

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.