jueves 26 de mayo de 2022
SOCIEDAD Efemérides 27 de abril
27-04-2022 08:00

El día en que Silvio Berlusconi prohibió que Charles Darwin se enseñara en Italia

De buenas a primeras y sin consultar con el mundo académico, en 2004, el primer ministro italiano decidió eliminar de los colegios italianos la enseñanza de la teoría de la evolución. Para los científicos y educadores era retroceder 100 años: ¿somos una creación especial o somos transformación biológica?

El 27 de abril del año 2004, el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi escandalizó al mundo científico: ordenó al Ministerio de Educación que prohibiera la enseñanza de la teoría evolucionista de Charles Darwin a chicos de 13 y 14 años, en todas las escuelas italianas.

La decisión que el premier italiano tomó de la noche a la mañana, sin consultar al mundo académico y científico, llenó de indignación a unos 30 mil  investigadores y docentes que hasta entonces, estaban más acostumbrados al silencio de los laboratorios que a la exposición mediática. 

Berlusconi y Prode se preparan 20210917
Silvio Berlusconi, "il Cavaliere", fue tres veces primer ministro de Italia: 1994-1995, 2001-2006 y 2008-2011.

Al proscribir el evolucionismo, Silvio Berlusconi volvía a enrolar a Italia en la vetusta línea creacionista: El mundo ¿nació de la evolución de las especies o fue una creación especial? La transformación celular a lo largo de millones de años ¿es suficiente para explicar la vastedad y riqueza biológica del mundo que nos rodea o todo fue el acto volitivo de un ser especial, superior, Dios? 

Cuando Charles Darwin (1802-1882) publicó su famoso libro, El origen de las especies (1859), la esposa del obispo de Worcester sólo atinó a decir: “Esperemos que no sea verdad, pero en caso de serlo, recemos para que no se haga de conocimiento público”.

chimpances sierra leona
Darwin planteó un antepasado común con los simios antropomórficos (y cuesta desementirlo).

 

Con tres tortugas, algunos huesos y cinco pajaritos, el advenedizo Charles Darwin quería dinamitar siglos de un dogma que en su momento fue -sino pacificador- al menos “civilizador”: él árbol del Bien y del Mal; la manzana; la mujer creada “a imagen del hombre”; el misterio de la fe, el hálito que infunde vida, la desobediencia y el castigo merecido, etc. todo ese se deshacía con la nueva mirada cientificista del cosmos.

 

Charles Darwin: prohibido

Lo que más shockeó fue el olor a naftalina de la medida en los albores del siglo XXI. Había pasado un siglo desde la ridícula “falsificación de Piltdown”, cuando el británico Smith Woodward anunció que había encontrado el fósil de un cráneo de homínido, en el sur del Reino Unido, que confirmaba que el origen de la humanidad no estaba en Africa –como había supuesto Darwin- sino en el Reino Unido. 

20200919_monadas_evolucion_cedoc_g
Evolución del primate al homo sapiens (post pandemia incluida).

Para una cultura invasora como la británica, pensar que un hombre negro –“inferior”- podría haber sido el origen de todo, resultaba humillante. Sin embargo, el cráneo de Piltdown era falso: Woodward había unido una mandíbula de orangután a un cráneo moderno, disimulándolo con una pátina antigua. 

¿Ahora, en el 2004, Italia estaría en contra del combo selección natural – superviviencia del más apto? “Increíble, volvemos el reloj mil años para atrás", se indignó contra Silvio Berlusconi el virólogo Premio Nobel de Medicina (1975) Renato Dulbecco. 

 

Berlusconi contra la teoría de Darwin


El mismo día en que se difundió la noticia, la comunidad científica hizo un “llamamiento público” y condenó la medida como una "limitación cultural, que dañaba a la ciencia y a las futuras generaciones”.

Más aún, los indignados le pidieron a la ministra de Educación, Letizia Moratti, que retirara el decreto que no había pasado por el Parlamento ni otro organismo consultivo.

El origen de las Especies Darwin 20220426
El origen de las especies (1859), el libro de Darwin que cambió la mirada sobre el mundo natural.

"Quiero tranquilizar a los científicos famosos –dijo Moratti-. La teoría de Darwin no se ha prohibido en la escuela y sí se enseña, pero a los alumnos mayores. La idea es darla a conocer paso a paso, de acuerdo con criterios didácticos", trató de disimular Moratti. 
"Es que la juventud necesita mitos y leyendas”, rubricaban desde el ministerio de Educación, para sostener lo que al paso de las horas parecía indefendible.

Es decir, para los “-13” regiría el mito del edén eterno, con cielo, tierra, animales y plantas creado en seis días, un paraíso que luego se perdería por desobediencia y tentación. Entre los “+15”, en cambio, se podía empezar despacito a hablar de evolución.  

 

Italia defendió a Darwin

“¡De ninguna manera!”, dijeron no sólo los ateos y los de guardapolvo blanco sino los católicos apostólicos y romanos que se sentían unidos bajo la bandera "no podemos limitar la educación de nuestros jóvenes a contarles cuentos”. 

adan_eva_durero_cedoc
Adán y Eva: el mito de la creación cristiana que derribó la teoría evolucionista de Charles Darwin.

La comprensión del mundo y la posibilidad humana de compartir esa visión –es decir, el lenguaje- se forman desde los primeros días de vida. Conformar a los jóvenes con la creación mitológica del cristianismo parecía mezquino. En todo caso, ambos lineamientos podrían coexistir, siempre que haya libre albedrío.

En menos de 48 horas, Berlusconi tuvo que dar marcha atrás con su decisión de borrar a Darwin del mapa educativo italiano y el biólogo regresó a las escuelas, feliz de que siguieran compararándolo con un mono barbudo.

 

Darwin y el juicio del mono


Lo que sucedió en Italia tenía antecedentes. El 21 de marzo de 1925, Austin Peay, el gobernador de Tennessee convirtió en ley el proyecto de John Butler, congresista, granjero y feligrés miembro de la Iglesia Baptista Primitiva, que solicitó “prohibir la enseñanza de la Teoría de la Evolución en todas las Universidades, Escuelas Normales y todas las demás escuelas públicas de Tennessee”. 

No cumplir con la ley significaría pagar multas que oscilaban entre US$ 100 y US$ 500. La ley de Butler (Butler Act) había sido votada con increíble mayoría de la Cámara y su autor se enorgullecía: “no conozco a uno solo en todo el distrito que piense que la evolución del hombre pueda ser como la cuentan los científicos”, repetía.

Día de la evolución Charles Darwin 20211123
En Islas Galápagos, las tortugas gigantes que sorprendieron a Charles Darwin.

Sin embargo, la ley de 1925 dio pie para la formación de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), organismo que se ofreció para defender a cualquiera que fuera acusado de violar la Ley Butler. 

Uno de los casos más famosos de violación de la ley Butler fue el de John Thomas Scopes, un profesor suplente de Biología que, en una escuela de la localidad de Dayton, en Tennessee, desafió la prohibición y pronunció dentro del aula dos palabras prohibidas -evolucionismo y Darwin-. Scopes fue llevado a un juicio en 1925, con gran despliegue mediático en todo el mundo. 

El juicio contra Scopes, vulgarmente conocido como “el juicio del mono” se celebró en Dayton en julio de 1925, con un enorme despliegue de radios y prensa gráfica, no sólo de Estados Unidos sino de todo el mundo. 

 

Darwin legitimado

En el proceso judicial no se permitió que declararan científicos, aunque se discutió sobre biología, teología e interpretaciones bíblicas, en tanto que el fiscal (el excandidato presidencial demócrata William Jennings Bryan, cristiano inmaculado) y el defensor (Clarence Darrow, miembro de ACLU y agnóstico) no eran abogados.

Inherit the wind (1960) 20220426
Heredarás el viento (Stanley Kramer, 1960) con Spencer Tracy: un profesor fue a juicio por enseñar Darwin en la escuela.

John Scopes fue encontrado culpable y sentenciado a pagar una multa de US$ 100. La historia de este juicio inspiraría la obra teatral Inherit the Wind (1955), que en 1960 llegaría a Hollywood como Herederás el viento. 

Scopes nunca llegó a pagar la multa por “fallas técnicas” en la sentencia. Sin embargo, la sanción fue revocada por un tecnicismo. Después del juicio de Scopes, ningún otro docente fue arrestado por violar la Butler Act. 

En 1955, cuando se estrenó la obra teatral, ACLU solicitó la derogación de la Ley Butler, pero “la oficina del gobernador les dijo que era de hecho una ley muerta, pero que no deseaban iniciar una lucha política tratando de derogarla”, según investigó Adam Shapiro, quien en 2013 publicó Trying biology: the scopes trial, textbooks, and antievolution movement in american schools (University of Chicago Press).

 

Juicio del mono: historia secreta

El historiador tuvo acceso a materiales inéditos y reconstruyó una trastienda desconocida e insospechada del celebérrimo “juicio del mono”.

Según Shapiro, la determinación anticlerical de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) entusiasmó al ingeniero George Rappleyea -que no se llevaba bien con el fundamentalismo religioso local- a pensar una estrategia para revalorizar el potencial minero de la pequeña localidad de Dayton. 

El árbol de la vida, dibujo original de Charles Darwin
"El árbol de la vida", manuscrito original de Charles Darwin.

Fue así como, el ingeniero, también director de Cumberland Coal and Iron Company, acordó con ACLU sensibilizar al mundo con una ley polémica, y de paso colocar a Dayton en el mapa de los negocios.

Según esa línea investigativa, Rappleyea y ACLU -poco más o menos- habrían persuadido a John Scopes de que llevara el evolucionismo a sus clases y que siguiera adelante con el juicio que le caería encima, ya que no le soltarían la mano.

La ley siguió vigente y en 1967 otro profesor, Gary Scott, fue despedido por no respetarla. 

El profesor Scott presentó una demanda contra la ley, y la Asamblea de Tennessee votó su anulación, 42 años más tarde, en un debate de tan solo tres minutos, el 18 de mayo de 1967. 
 

MM/fl