lunes 17 de mayo de 2021
ACTUALIDAD Universidad de Cambridge
26-11-2020 00:02

Robaron "el árbol de la vida" de Charles Darwin y lo denuncian ahora, 19 años más tarde

El cuaderno manuscrito de Charles Darwin, que contenía su dibujo del “árbol de la vida”, desapareció en 2001 y recién ahora lo reportaron. Gran Bretaña pide ayuda a Interpol.

26-11-2020 00:02

La Biblioteca de la Universidad de Cambridge celebró los 161 años de la publicación de la obra cumbre de Charles Darwin, El origen de las especies, de un modo insólito: “blanquearon” que el cuaderno que contenía el famoso dibujo del árbol de la vida, esbozado por el propio naturalista, había sido robado. Pero no ahora sino… ¡hace 19 años

El 24 de noviembre, día en que se celebra el Día de la Evolución, la Universidad británica decidió notificar a Interpol sobre el siniestro y solicitó ayuda internacional.


El cuaderno que desapareció justamente era uno de los más antiguos, de 1837. Los curadores lo notaron en enero de 2001 y lo buscaron intensamente desde entonces hasta que, ahora, se dieron por vencidos y lo denunciaron como robo. 
Esta desaparición ya figura en el registro de objetos culturales perdidos del Reino Unido de Gran Bretaña y en la base de datos de obras de arte robadas de Interpol.
La Bibliotecaria de la Universidad, Jessica Gardner, declaró casi entre lágrimas: "Me duele en el corazón que la ubicación de estos cuadernos de Darwin, incluido el dibujo icónico del 'Árbol de la Vida' de Darwin, sea actualmente desconocida. Estamos decididos a hacer todo lo posible por descubrir lo sucedido y no dejar piedra sin remover durante este proceso. Solicitó incluso que cualquiera que tenga información se lo hiciera saber.


"Alguien, en algún lugar, puede tener conocimientos que nos ayuden a devolver estos cuadernos al lugar que les corresponde en el corazón del patrimonio cultural y científico del Reino Unido", agregó la bibliotecaria.


Aunque Darwin publicó 17 obras, la que más fama le dio fue El origen de las especies, que comenzó a escribir en cuadernos, a partir de 1837. Si bien en el mundo científico todos saben que él no inventó la evolución, todos lo dieron por sentado y dejaron de discutirlo. El primero en plantear la cuestión había sido otro naturalista, Jean-Baptiste Lamarck (1744-1829), incluso su propio abuelo, Erasmus Darwin y sobre todo, Alfred Russel Wallace que planteó la teoría de la selección natural trabajando por su cuenta. 
El río del Leteo pasó por todo este asunto. Muchas veces se discutió que la teoría debería llamarse Wallace-Darwin. Con los años, la nomenclatura cambió a Darwin-Wallace hasta que finalmente cuando iban por la quinta edición de la obra, en 1869, todos se olvidaron del asunto.

Dicen sus contemporáneos que Darwin decía “mi teoría” delante incluso de Wallace, que permanecía callado como un auténtico lord inglés.


Mientras la barba de Darwin alcanzaba desmesuras inimaginables, Thomas Henry Huxley, paleontólogo y especialista en anatomía comparada, abuelo del célebre autor de Un mundo feliz,  fue un vehemente defensor y comentador de la obra de “su maestro”. En su época se lo llamaba, incluso "el dogo de Darwin". 

En esta Nota