Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 18 de octubre de 2018 | Suscribite
SOCIEDAD / AMOR A LA INGLESA
viernes 12 octubre, 2018

Boda Real: un vendedor de tequila entra en la familia real británica

La vida del futuro esposo de la princesa Eugenia está rodeada de misterio: le dicen "el rey de la noche". Hoy se casan en Windsor.

por Darío Silva D'Andrea

Los novios pronunciarán sus votos ante el arzobispo de York, miembros de la familia real -incluidos Harry, Meghan, Guillermo, Kate y la reina Isabel II, y otros 850 invitados. Foto: The Daily Mail

En la familia real de Gran Bretaña la costumbre de casarse con "commoners" -ciudadanos comunes o de la burguesía- tiene ya casi un siglo, pero nunca hubo un bartender hasta ahora. Este viernes la princesa Eugenia, una de las nietas de la reina de Inglaterra, se casa con su novio desde hace siete años, Jacks Brooksbank, conocido como el "rey de la noche" londinense.

Brooksbank, que procede de una familia acomodada, se educó en los colegios más exclusivos de Reino Unido y trabajó como gerente de elegantes pubs y discotecas en Londres.  Este "socialité" es fue camarero en "Mahiki", un sitio de renombre del barrio londinense de Mayfair y lugar predilecto del príncipe Harry y la hermana Beatriz de Eugenia, la princesa Beatriz. Ahora Jack es el embajador de la marca "Casamigos Tequila", que fue cofundada con el famoso actor George Clooney. Su sueño es inaugurar una cadena de pubs.

Según la revista "Tatler", Jack es un excelente esquiador y precisamente conoció a la hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson a través de amigos durante un viaje de esquí a Verbier, Suiza, y su amor superó la distancia mientras Eugenia vivía en Nueva York por motivos laborales. "Jack es un jovencito absolutamente extraordinario", dijo sobre él su futuro suegro en una entrevista con la BBC. Su abuela de 91 años declaró al "Daily Mail" que su nieto es encantador y bondadoso, "pero no el más inteligente".

De "Sissi" a Meghan: las bodas reales más mediáticas en fotos

A "The One Show" Brooksbank contó cómo se arrodilló en la selva nicaraguense, cerca de "un hermoso volcán" donde "el sol se ponía, las aves volaban" para pedirle matrimonio a la princesa. "El lago era tan hermoso. El lago tenía una luz especial que nunca había visto. En realidad dije: 'este es un momento increíble', y luego hizo la pregunta", contó ella.

La princesa Eugenia y Jack, que son parientes lejanos, se casan este viernes a las 11 de la mañana (8 en Argentina) en la ancestral capilla de St. George, Windsor, donde se encuentran las sepulturas de una decena de reyes y reinas de Inglaterra. La novia llegará a la capilla con su padre en el mismo Rolls Royce 1950 Phantom IV que le fue prestado a Meghan Markle el día de su boda por la Reina.

Gran Bretaña prepara una boda real que nadie quiere ver ni pagar

Los novios pronunciarán sus votos ante el arzobispo de York, miembros de la familia real -incluidos Harry, Meghan, Guillermo, Kate y la reina Isabel II, y otros 850 invitados. Al igual que en la boda de los duques de Sussex, en mayo, más de 1.200 personas fueron especialmente invitadas a ver a los novios en su paseo en carruaje en el parque real de Windsor.

Terminada la ceremonia, Eugenia y Jack pasearán en un carruaje "Ascot Landau" tirado por caballos y terminarán su recorrido en el Castillo de Windsor, donde la reina Isabel ofrecerá una recepción a los invitados, pero nada más. La casa real ya advirtió que el nuevo integrante de la familia Windsor no recibirá ningún título de nobleza y seguirá trabajando en el ámbito privado. La ceremonia se transmitirá en vivo en los canales de YouTube de la familia real y Facebook.

Eugenia ocupa el número nueve en la línea sucesoria al trono británico, pero para muchos está mucho más atrás: siempre estuvo a la sombra de sus famosos primos Guillermo y Harry, y además no es especialmente popular en el Reino Unido. Nada más anunciar la boda, que se celebrará el viernes, comenzaron a llover las críticas: "No es precisamente una gran estrella en el firmamento de la familia real. Eugenia ansía el glamour pero para el Estado es "tan importante como uno de los corgis de la reina", escribió el diario "The Daily Mail".

La familia real está pagando los gastos de la boda, pero hay inquietud entre republicanos y la prensa el costo de la seguridad del evento de más de 2,6 millones de dólares, porque Eugenia no tiene responsabilidades oficiales. Por eso, unas 40.000 personas firmaron una petición, organizada por el grupo activista Republic, en contra el uso de dinero público para la ocasión.

 

D.S.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4421

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.