jueves 07 de julio de 2022

Cada vez son más los padres que contratan vacaciones con niñera

Los chicos hacen actividades en la playa, talleres y dibujos mientras los adultos van al gym, a yoga o al spa. También hay baby sitter para salidas nocturnas.

05-01-2015 00:00

Desde Mar del Plata
A los menúes infantiles, piscinas para chicos, juegos y actividades recreativas, este verano se suma la oferta de servicio de babysitter en hoteles cinco estrellas, complejos de spa o paradores donde padres e hijos disfrutan de modos distintos las vacaciones.

“Los niños pasan casi todo el día en su miniclub. Lo ubicamos cerca del spa porque es donde más tiempo están en general los adultos, y así pueden disfrutar de su descanso mientras sus hijos están bien cuidados”, explica Federico Uberto, gerente del hotel Costa Galana, en Mar del Plata. Allí el espacio dedicado a los chicos creció con el paso del tiempo. Tienen áreas de juegos dentro del hotel y también en la playa. Organizan actividades como taller de cocina, de pintura, ejercicios y manualidades.

“Trabajamos todo el año averiguando qué juguete está de moda para sumarlo. Es una manera de garantizar que los chicos la pasen bien como sus padres”, explica Uberto.

Como en casa. Para los padres que elijan salir al teatro o a cenar afuera, también existe la posibilidad de dejarlos con una niñera contratada que se quedará con ellos en la sala de juegos del hotel o en la habitación donde se hospedan. “Vemos que se logra el objetivo, los padres disfrutan y pasan a verlos, le dan un beso y siguen cada uno en lo suyo”, suma Uberto. 

El servicio de cuidadores no es exclusivo de los hoteles. En el parador Mariano Spa and Beach Club, ubicado en las playas del Sur, también está la posibilidad de contar con una niñera. “Cada familia que alquila una carpa en el parador cuenta con el servicio para que sus hijos asistan a distintos talleres y programas mientras ellos eligen ir al spa, o tomar clases de gym o yoga sin interrupciones”, dice Emiliano Giri, encargado del parador.

Si bien los valores de las niñeras varían según el hotel, y dependiendo las edades y el tiempo en el que los niños quedarán al cuidado de éstas, se estima que la hora de servicio ronda los 200 pesos.

Todos contentos. Sergio Ramadan y Analía Redi llegaron desde Ezeiza a Mar del Plata para pasar unos días de descanso. Sus hijas, Yasmín (10) y Shadia (7) son las primeras en llegar al miniclub. “Es disfrutar de otra manera porque las vemos contentas con esa libertad que se genera por la seguridad que sentimos”, explica Ramadan. En el Hotel Club de Mar Manantiales sucede algo parecido. “Somos un hotel familiar, por eso combinamos que en cada horario donde los nenes realizan alguna actividad, los padres también tengan opciones para hacer cosas distintas que durante el año no hacen”, explica Juan Pablo Radoslovich, coordinador operativo del complejo.

Desde el desayuno está diseñado para que cada miembro de la familia disfrute. “Tenemos animadoras desde la mañana en el desayuno, donde ofrecen obras de comedia musical o show de títeres, y sigue todo el día esa idea de contención. Hay clases de surf personalizadas, boxeo, arte y otras como recorridos en bicicleta por el bosque o buceo en la pileta”, enumera. A eso se suma la opción del servicio de niñera por las noches.

Las olas y el viento. “Las clases de surf son las que más reúnen a los padres. Empiezan mostrándoles lo que hicieron con su profesor y luego se suman y terminan juntos surfeando. Es una manera de conocerse desde lo que a cada uno le gusta y genera que cada uno tenga sus espacios en el tiempo de vacaciones”, sostiene Radoslovich.

“Antes los padres eran más pasivos. Querían que los niños no molesten para poder leer tranquilos en la playa, ahora cada uno se entretiene con lo que le gusta”, afirma.

En esta Nota