sábado 18 de septiembre de 2021
SOCIEDAD Luego de 53 dias
12-05-2020 17:56

Cuarentena: reabrieron algunos negocios en la Ciudad con protocolos

Este martes levantaron sus persianas nueve rubros comerciales que permanecían cerrados desde el principio de la cuarentena. Cómo se reacomodaron los negocios. Las ferias comerciales.

12-05-2020 17:56

Poco a poco la Ciudad de Buenos Aires vuelve a retomar su actividad comercial, que se encontraba frenada desde el 20 de marzo pasado, cuando se dispuso el aislamiento preventivo obligatorio a raíz de la pandemia de coronavirus. Este martes se llevó a cabo la primera jornada con negocios abiertos. Entre los que levantaron sus persianas de manera formal se destacaron los denominado minoristas de cercanía, locales gastronómicos con la modalidad "para llevar" y las tradicionales ferias barriales. Es decir, librerías, florerías, jugueterías, perfumerías, negocios de decoración, de materiales eléctricos, electrodomésticos, instrumentos musicales y bicicleterías. En la mayoría de los casos desde temprano se vio gente esperando entrar y adquirir algunos de los productos que se vendían en estos locales.  

Según lo dispuesto por el Ejecutivo porteño para esta primera etapa, los comercios debieron cumplir con un esquema de seguridad sanitaria que consistió en asegurar la distancia entre personas y aplicar protocolos de higiene. Para ello se fijó que el horario de apertura sea a partir de las 11 y hasta las 21 de lunes a viernes. Que haya una persona cada 15 metros cuadrados en su interior, y que el ingreso de las personas se organice de acuerdo a la terminación del número de DNI, con la finalización par los días pares y la impar los impares.

En la Ciudad, salidas con chicos sólo los fines de semana y más actividades abiertas

La segunda etapa entrará en vigencia el jueves 14 y contempla la apertura de joyerías, relojerías, bijouterie, mueblerías, concesionarias de autos y motos, y el resto de los minoristas con la excepción de locales de indumentaria, calzado y peluquerías.

La decisión del gobierno es acertada. Venimos conversando con el subsecretario Pyme de la Ciudad, Christian Bauab, sobre la implementación y creemos que si entre todos respetamos las pautas de distanciamiento y prevención,  pronto podremos incluir más rubros en la reapertura”, Fabían Castillo, presidente de Federación de Comercio e Industria de la Ciudad. (Fecoba).

Una recorrida de Perfil por diferentes zonas comerciales de la Ciudad, permitió constatar que, si bien el horario establecido para abrir los locales era a partir de las 11, desde temprano se vio a los comerciantes preparar y acondicionar sus locales para recibir a sus clientes, que también desde primera hora ganaron la calle. En la zona de Parque Patricios, por ejemplo, en el cruce de la avenida Caseros y La Rioja, varios locales gastronómicos habilitaron sectores especiales para implementar la modalidad “para llevar”, mientras que librerías y perfumerías reacondicionaros sus instalaciones para que el público ingrese a los mismos respetando las medidas de seguridad sanitarias dispuestas por el Gobierno porteño. Lo mismo ocurrió en la zona de la avenida Corrientes, donde las librerías abrieron formalmente sus puertas después de más de 50 días, y en la tradicional calle Talcahuano, donde se encuentran los locales de venta de instrumentos musicales.  

Continúa el estacionamiento libre en la Ciudad de Buenos Aires, pero con grúas para "faltas extremas"

En el caso puntual de las ferias barriales, desde el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana porteño explicaron que su apertura será "gradual" y estará dividida en cuatro etapas hasta alcanzar a 131 emplazamientos distribuidos en la Ciudad. El nuevo cronograma contempla la reapertura de 27 ferias en total, con la condición de que no se instalen cerca de los centros de trasbordo y zonas de alto tránsito.

Las ferias funcionarán de 8 a 14 horas con excepción de la de Rivadavia al 4.900 y la de D’Arienzo entre Sanb Alberto y Artigas, en Villa Pueyrredón que funcionarán de 15 a 21.  Cada feria tendrá accesos únicos en sus extremos, mientras que los puestos se ubicarán cada cinco metros, con el frente hacia la calle.

 “Las ferias de barrio son móviles y adaptables a barrios, áreas y superficies. Pueden organizarse en los lugares más convenientes y seguros, siguiendo los protocolos de seguridad: al aire libre, con distancia entre puestos y distanciamiento social”, aseguró a Perfil, Clara Muzzio, titular del ministerio porteño.