viernes 19 de agosto de 2022
SOCIEDAD EN 2016

El periodista que denunció al 'ciudadano ilustre', premiado por Perfil

Daniel Enz publicó una nota donde señala al abogado e historiador entrerriano Gustavo Rivas, como el responsable de más de 2000 casos de abuso. En 2016 recibió la distinción en la categoría "Libertad de Expresión".

28-07-2017 11:05

Daniel Enz, el periodista que estuvo a cargo de la investigación donde se señala al reconocido abogado, historiador y ex candidato a gobernador por Entre Ríos, Gustavo Rivas, como presunto abusador de más de 2000 adolescentes durante cuatro décadas, fue premiado en 2016 con el premio PERFIL a la Libertad de Expresión

El fundador del medio Análisis Digital emprendió un trabajo que se extendió durante un año y medio, y explicó en declaraciones con el medio entrerriano El Día los detalles de su investigación, la cual cuenta con cerca de 80 testimonios de víctimas, familiares, referentes sociales y abogados

“Hubo que reconstruir toda una historia negada. Fui viendo diferentes modalidades en los escenarios que montó Rivas con los chicos de la década del 70, 80, 90, los del 2000. Fueron variando y les fue incorporando cosas. Entonces me puse muy estricto para ir tomando diferentes generaciones para ver en qué medida iba cambiando su modalidad. Evidentemente fue una cosa temática, perversa. Muy perversa”, reveló Enz. 

Estamos hablando del caso de corrupción de menores más grave de la historia de Argentina y a nivel mundial” sostuvo a la vez que remarcó que “el número "2.000" lo hicimos con los familiares y víctimas a partir de un cálculo muy simple. Tomamos una víctima por semana durante 40 años y eso te da 2112 o algo así. Y es sabido que Rivas había fines de semana que abusaba de entre 5, 8, o 10 chicos. Por eso hicimos el cálculo más moderado”.

Por otra parte, diferenció: “La corrupción de menores es cuando él les pasaba películas pornográficas, se paseaba desnudo o les mostraba películas donde él aparecía en la escena como el principal protagonista, o sea, abusando de otros chicos. Otra cosa es el abuso en sí, donde él practicaba sexo oral, él se hacía penetrar o él se hacía colocar cosas. Eso ha sido un detalle que nunca vi en mi vida”. 

Consultado acerca de por qué nunca consultó al propio Rivas sobre las acusaciones, el periodista indicó: "No podía dejar expuesto a que él desarrolle un plan de presión sobre las víctimas. Por sus características él tiene el detalle de casi todas sus víctimas. Sabe muy bien quiénes son. De eso se ha ocupado y los ha fotografiado y los ha filmado. Ha sido una de sus obsesiones y parte de su estrategia. No es casual que haya tenido cámaras para filmar lo que ocurría adentro de su casa, en una época en que nadie tenía. Eso no lo hace por una cuestión seguridad, era por algo específico”. 

Es muy grave todo lo que hizo Rivas. Hasta abusar de los hijos de sus propios amigos”, acotó Enz. En cuanto al respaldo legal de su investigación, reconoció que trabajó con muchos testimonios que están dispuestos a comparecer ante la Justicia y aseguró que espera que el presunto abusador "quede preso aunque sea con prisión domiciliaria: "Tenemos registros de que siguió haciendo lo mismo hasta el año pasado aunque en menor intensidad. Es un enfermo, es un psicópata. Es un hombre perverso, de doble vida". 

Carrera. Enz fue corresponsal del diario Página/12, del diario Perfil, del sitio digital Data54 y el mensuario El Mëdico de Buenos Aires. También colaboró con otros medios impresos tales como Clarín, la revista El Porteño y Tiempo Argentino y publicó varios artículos en las revistas Noticias, Tres Puntos, Humor y Veintitrés

En televisión realizó colaboraciones periodísticas para los programas "Día D", Detrás de las noticias, Periodistas y Punto.doc (América TV), al igual que para Zona de investigación (Azul TV).En 1990 fundó en el semanario Análisis. En ese mismo año creó la página web ANÁLISIS DIGITAL, que se transformó en el primer sitio periodístico de Entre Ríos. 

Autor de los libros Rebeldes y ejecutores (1995); Código de fuego (2001); El Día del juicio (2003); Las flores de Fernanda (2005) y Tierras S.A. (Aguilar, 2006), junto a Andrés Klipphan. En 2008 publicó la segunda parte de Rebeldes y ejecutores; Herencia de familia (2010) y en 2013, escribió Abusos y pecados, sobre los casos de corrupción de menores en la Iglesia de Paraná. En el 2014 lanzó el libro Bandidos sin ley y en el 2015 hizo Los hijos del narco. En 2016 publicó Doble vida.

En esta Nota