jueves 29 de septiembre de 2022
SOCIEDAD Giro en la causa

Doble crimen de Vicente López: tras la detención del hijo del matrimonio asesinado habló la empleada doméstica

María Ninfa Aquino contó su versión de los hechos tras pasar 13 días detenida. La Justicia apunta a Martín Del Río, hijo menor de las víctimas.

08-09-2022 11:37

Tras el sorpresivo giro en la causa del doble crimen de Vicente López, hablo María Ninfa Aquino, de 64 años, que pasó 13 días detenida. La mujer era la empleada doméstica de las víctimas y recuperó la libertad luego de que la Justicia viera como principal sospechoso a Martín Del Río, hijo del matrimonio asesinado.

Aquino, apodada “Nina”, contó la decepción que le causó que Martín la acusara a ella y la sorpresa de tener que pasar una situación de esas características. “Mi relación era excelente, llevaba 12 años con ellos. Sobre los hijos no sé nada porque vivían arriba”, explicó.

“Yo soy inocente. Y no sospecho de nadie. Yo tengo que ver las cosas para decir. No acusar. Eso de acusar porque sí es muy feo”, sostuvo Aquino ante los medios en la puerta de su domicilio. “Al pasar por la casa, Martín me saludaba, me hacía una broma, me palmeaba la espalda. Pero nada extraño. Nunca imaginé algo así. Martín sabrá por qué me echó la culpa a mí”, manifestó.

Sobre lo que siente por el hijo de sus empleadores sostuvo: “Yo le diría que si Jesucristo perdonó a su asesino, yo por qué no voy a perdonar, yo soy creyente. Es muy doloroso lo que hizo, muy doloroso. Echar la culpa al prójimo... pero si la madre está viéndolo en el cielo, está muy enojada con Martin, muy enojada”.

“Martín vivía arriba y no sé bien la relación que tenía con sus padres. Siempre hacía bromas. Después subía de nuevo y se reía todo el tiempo, se reía a carcajadas”, agregó. Sobre el otro dijo contó que casi no tenía relación, que le alcanzaba “algún mate” cuando iba de visita y nada más.

Doble crimen Vicente López 20220907

El doble crimen de Vicente López ocurrió el pasado 24 de agosto. José Enrique Del Río, de 74 años, y su mujer Mercedes Alonso, de 72, fueron hallados sin vida en el interior de su automóvil Mercedes Benz, en el estacionamiento. Del Río era un ex policía y empresario retirado y tenía tres disparos en su cuerpo y su esposa presentaba una herida de proyectil en uno de sus ojos. 

Cuando la policía ingresó a la residencia, tras el asesinato, encontró cosas revueltas y la caja de seguridad abierta, pero como las cerraduras no estaban forzadas los sospechosos eran quienes tenían ingreso a la casa: los dos hijos y la empleada doméstica.

La detención del hijo del matrimonio asesinado

La empleada doméstica, la única sospechosa hasta el momento, fue liberada y encarcelaron al hijo de matrimonio asesinado. Es que el análisis de las cámaras de seguridad municipales y privadas permitió encontrar a Martín Del Río, hijo menor de las víctimas, en la zona del crimen.

En las imágenes que pudieron encontrar se ve a Martín Del Río, de 47 años, en un intento de camuflaje, ya que está encapuchado y con barbijo, pero lo delató su renguera. Tras este hallazgo y al corroborar que el sospechoso había dejado su celular en otro lugar para despistar, se pidió su detención. De este modo Del Río pasó a ser el principal sospechoso del asesinato de sus padres.

"El imputado tiene una renguera particular por un problema en una de sus piernas y tenemos con cámaras de alta definición a nuestro sospechoso caminando con la misma dificultad rumbo a la escena y regresando de ella", detallaron fuentes judiciales.

Este hombre había montado una coartada dejando un celular “vivo” prendido dentro de su vehículo para despistar y fue caminando a la casa de sus padres. Por esta razón, una semana después de haber sido aceptado como particular damnificado en la causa junto a su hermano Diego, pasó a ser imputado de un "doble homicidio triplemente agravado por el vínculo, la alevosía y criminis causa" cuya pena es la prisión perpetua.

Del Río fue detenido el miércoles a la noche cuando llegaba a su casa de Nordelta, en el partido de Tigre, por detectives de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro y de la Superintendencia de Seguridad Región AMBA Norte.

RB/fl