jueves 06 de octubre de 2022
SOCIEDAD Giro en la causa

Doble crimen de Vicente López: las pruebas que incriminan al hijo menor del matrimonio asesinado

Martín Del Río dijo que el día del asesinato se encontraba lejos de la casa de sus padres, pero el análisis de las cámaras de seguridad reveló que en realidad estaba en la zona. La empleada doméstica fue liberada.

08-09-2022 08:41

La causa del doble crimen de Vicente López tuvo un giro inesperado: la empleada doméstica, la única sospechosa hasta el momento, fue liberada y encarcelaron al hijo de matrimonio asesinado. Es que el análisis de las cámaras de seguridad municipales y privadas permitió encontrar a Martín Del Río, hijo menor de las víctimas, en la zona del crimen.

En las imágenes que pudieron encontrar se ve a Martín Del Río, de 47 años, en un intento de camuflaje, ya que está encapuchado y con barbijo, pero lo delató su renguera. Tras este hallazgo y al corroborar que el sospechoso había dejado su celular en otro lugar para despistar, se pidió su detención.

De este modo Del Río pasó a ser el principal sospechoso del asesinato de sus padres: José Enrique Del Río, de 74 años, y María Mercedes Alonso, de 72. 

"El imputado tiene una renguera particular por un problema en una de sus piernas y tenemos con cámaras de alta definición a nuestro sospechoso caminando con la misma dificultad rumbo a la escena y regresando de ella", detallaron fuentes judiciales.

Este hombre había montado una coartada dejando un celular “vivo” prendido dentro de su vehículo para despistar y fue caminando a la casa de sus padres. Por esta razón, una semana después de haber sido aceptado como particular damnificado en la causa junto a su hermano Diego, pasó a ser imputado de un "doble homicidio triplemente agravado por el vínculo, la alevosía y criminis causa" cuya pena es la prisión perpetua.

Doble crimen Vicente López 20220907

Del Río fue detenido el miércoles a la noche cuando llegaba a su casa de Nordelta, en el partido de Tigre, por detectives de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro y de la Superintendencia de Seguridad Región AMBA Norte.

La empleada doméstica, otra víctima de Martín Del Río

Martín Del Río fue quien apuntó a María “Ninfa” Nina Aquino, de 64 años, como la asesina o entregadora de sus padres. La empleada doméstica trabajaba hacía 12 años en la residencia y tenía llaves para entrar y salir y eso la convertía en la sospechosa más obvia y por eso fue por 13 días la única detenida por el caso.

Sin embargo, horas antes de detener a Del Río, Aquino fue liberada ya que no había elementos para mantenerla presa como presunta "entregadora".

Quiénes eran Enrique Del Río y Mercedes Alonso, la pareja asesinada

Del Río era abogado y había sido dueño de una agencia de seguridad privada, además de haberse retirado de la policía Federal como principal en 1982. Asimismo, junto con su esposa eran propietarios de varias cocheras.

Doble crimen Vicente López 20220907

Sus hijos son Martín y Diego, pero el primero de ellos -el detenido- manejaba operativamente los negocios de su padre y fue el que identificó la billetera secuestrada en la casa de Aquino como el lugar donde su madre podría haber guardado la llave de la caja fuerte de la casa, de la que, según las primeras estimaciones, fueron robados 10.000 dólares, 1.500.000 pesos, 50 lingotes de oro de diez gramos cada uno y varios diamantes.

Además, tenía un poder firmado por su padre para llevar adelante los emprendimientos inmobiliarios de la familia.

La relación de la pareja con su hijo: la disputa por los negocios familiares

Sin embargo, cuando José Enrique Del Río se recuperó de la operación que se le había realizado por un tumor en el cabeza, habría empezado a pedir explicaciones a su hijo Martín por algunas situaciones económicas, según detallaron las fuentes consultadas.

Para los investigadores, la disputa por los negocios familiares habrían sido el móvil de doble homicidio.

En su declaración testimonial, el ahora apresado había explicado a los fiscales algunos de los emprendimientos que la familia llevó adelante en los últimos meses.

En ese sentido, compró un amplio galpón con la idea de convertirlo en un garaje, en un acuerdo con un ex futbolista de Vélez, que derivó en un alquiler entregado a un colegio, un pago diferido al ex jugador y una presentación judicial de este.

La compra de una Ferrari

También contó el caso de la compra de una Ferrari, que siguió con un litigio con el vendedor que terminó con la recuperación del vehículo por parte de Del Río pocos días antes del doble crimen, según relató el ahora detenido.
 

RB/fl