domingo 18 de abril del 2021
POLICIA Doble parricidio
03-03-2021 17:54

Ordenan reducirle la pena a una joven condenada por matar a sus padres en Pilar

Karen Klein, acusada de asesinar y descuartizar a su papá y su madrastra en 2015, había sido condenada a perpetua en 2015. Ahora podría recibir una pena de 10 a 15 años de cárcel.

03-03-2021 17:54

"Yo no los maté. Mi único error fue no haberlo denunciado. Tenía mucho miedo". Hace poco más de cinco años Karen Klein (28) hablaba con Perfil y confesaba su verdad, la misma que ratificaría después en el juicio oral y público en el que sería condenada a prisión perpetua, acusada de haber matado a su papá y su madrastra en su casa de Pilar, en un doble crimen con ribetes espeluznantes que despertó una fuerte conmoción en la sociedad.

Karen sigue presa. Desde octubre de 2019 está alojada en la Unidad Penitenciaria Nº 47 de San Martín. Allí supo que los jueces que integran Sala I del Tribunal de Casación Penal bonaerense habían decidido reducirle la pena que había recibido en el fallo de primera instancia, al entender que tuvo una participación secundaria en los crímenes de Ricardo Klein (54) y Miryam Kowalczuck (52), asesinados por su hermanastro y novio, Leandro Acosta (31).

2021 03 03 Karen Klein Leandro Acosta Parricidio Pilar
Leandro Acosta y Karen Klein.

En la resolución, los camaristas Daniel Carral y Ricardo Maidana le pidieron al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 7 de San Isidro que fije una nueva pena para Klein, acorde al nuevo rol que le cupo en el hecho, y que prevé una condena de 10 a 15 años de prisión.

"Es preciso ponderar los elementos probatorios y las conclusiones plausibles a partir de juicios inferenciales que me llevan a concluir que, en el homicidio atribuido en la instancia como coautoría, hubo en realidad un único autor: Leandro Acosta", indica en su voto el juez Carral.

En otros tramos, el fallo sostiene que la mujer "estuvo comprometida con antelación" a "ese plan al que no se sumó en su ejecución"; que "contribuyó con aportaciones concretas a todos los actos posteriores que incluyeron entre otras conductas la de participar en el ocultamiento de los cuerpos, auxiliar a desechar los restos cadavéricos e incluso justificar la ausencia de la pareja"; y que "la promesa de encubrimiento es participación secundaria en el delito".

2021 03 03 Karen Klein Leandro Acosta Pilar Casa
La casa de la calle Sarratea al 2700, donde fueron asesinados Ricardo Klein (54) y Miryam Kowalczuck (52).

En cuanto a Acosta, los jueces de Casación descartaron el pedido para declararlo inimputable y ratificaron la condena inicial a prisión perpetua. "El acusado tiene una personalidad psicopática, es antisocial e inadaptado, pero no es un psicótico ni tiene alteradas las posibilidades de autodeterminación", señalaron los jueces al respecto.

La pareja de hermanastros había sido condenada en octubre de 2019. En el juicio, Acosta confesó que había asesinado a su padrastro de un tiro, pero dijo que su hermanastra y entonces pareja mató a su madre luego de que él dejara el arma sobre una mesa.

La joven no declaró en el juicio, pero sí lo hizo en una entrevista que brindó a Perfil en octubre de 2015, en la que recordó lo que pasó en septiembre de 2015. 

Karen Klein: "No entendía lo que pasaba, fueron 5 segundos"

"El día del crimen yo estaba durmiendo y escucho un ruido. Cuando bajo lo veo a él (por Leandro) con el arma en la mano. No entendía lo que estaba pasando; fueron cinco segundos. En ese momento entra la mamá y le mete un tiro en la cabeza. Ella se desvanece. Yo trato de ayudarla y me abalanzo hacia él y me empuja. No pude salvarla. Empiezo a gritar y entro en shock. No sabía qué hacer. Cuando ella estaba en el piso, todavía estaba viva y le pega dos tiros más", relató en ese momento.

"Después salgo corriendo hasta la pieza de mi papá y lo veo muerto en la cama. Viene él y me pide que suba a mi pieza y que no diga nada porque me iba a meter un tiro en la cabeza. Me agarró mucho miedo, no sabía qué hacer. Después bajé y no había nada, ya había limpiado todo. Sospecho que dejó los cuerpos en el garaje. Me dijo que limpiara si había quedado alguna mancha y me puso la pistola en la cabeza", agregó.

Las víctimas

Miryam era oriunda de Chaco. En 1998 se mudó a Buenos Aires junto a su hijo, Leandro. Ella empezó a trabajar como empleada doméstica en un country de Pilar. Allí conoció a Ricardo. La pareja empezó a convivir en la casa ubicada en Sarratea al 2700, en la localidad de Manuel Alberti, junto a los hijos que cada uno de ellos tenía de una pareja anterior. Después llegaron los mellizos, que al momento de los crímenes tenían 11 años.

"Karen no quería a Miryam y tampoco se llevaba muy bien con su padre", contaba en su momento un familiar de la mujer. "Miryam nos contaba que Leandro había cambiado mucho desde que se puso en pareja con Karen. Ella lo dominaba, por eso nos parece raro que ahora declare que fue obligada a limpiar la escena del crimen".

Leandro y Karen eran hermanastros, pero también pareja. "Cuando ocurrieron los crímenes llevaban tres años juntos. Mi hermano les estaba construyendo una casa arriba de la propiedad en la que vivían", recordó Raúl Klein, hermano de la víctima, y agregó:  "Ricardo tenía mal caracter, pero no era capaz de maltratar a los nenes como denunció Leandro. Le pedía que trabaje, que no sea un vago".

LN

En esta Nota