sábado 02 de julio de 2022
SOCIEDAD se queman unas 30 mil diarias

El fuego en Corrientes ya arrasó con 785 mil hectáreas y las lluvias llegarían recién el lunes

19-02-2022 01:11

Los incendios rurales arrasaron con más de 785 mil hectáreas en Corrientes, lo que constituye el 9% de la superficie provincial, informó hoy el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y remarcó que el fuego alcanza a 30 mil hectáreas por día.

El último informe técnico de la Estación Experimental Corrientes del INTA sobre la evolución de las áreas quemadas señaló que la superficie quemada al jueves ascendía a 785.238 hectáreas. El estudio determinó además que “el ritmo de progresión del fuego entre el 7 y el 16 de febrero fue de casi 30 mil hectáreas diarias”.

“En valores absolutos, la cobertura vegetal más afectada son los esteros (y otros bañados), donde se duplicó el área, pasando de 124 mil hectáreas a más de 245 mil”, señala el estudio realizado por los técnicos Griselda Saucedo, Ruth Perucca y Ditmar Kurtz. “Los bosques cultivados también fueron muy afectados, ya que el área quemada aumentó casi dos veces y media, pasando de 12 mil a más de 31 mil hectáreas”.

Mientras tanto, al fuego cruzado entre el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, y el gobernador correntino, Gustavo Valdés, se sumó ayer también el ex presidente Mauricio Macri, entre otros (ver aparte). 

El alivio que podría suponer un frente de lluvias tampoco se prevé de forma inmediata. El Servicio Meteorológico Nacional pronostica para la región una mejoría en las condiciones climáticas a partir de la tarde de mañana, comenzando un período inestable que duraría toda la semana. Esta inestabilidad en el clima, que llegaría en la madrugada del lunes, se va a ver caracterizada por el ingreso de aire cálido y húmedo desde el sector norte, que sumado al dominio de bajas presiones en superficie, no dejaría precipitaciones significativas en la región, sino más bien de carácter aislado, dispersas y con mejoramientos temporarios.

En cuanto a las marcas térmicas para los próximos días, el panorama es desalentador: se espera que hoy ronden entre los 36 y 39 grados centígrados, mientras que para mañana se espera un descenso con máximas de entre 30 y 33 grados.

El informe del INTA remarcó que la evidencia satelital señala que los incendios consumieron 408.846 hectáreas de malezales, esteros y otros bañados; 31.265 hectáreas de bosques cultivados y más de 28 mil de bosques nativos. Además, detalló la cantidad de hectáreas quemadas en cada uno de los departamentos de la provincia, siendo los más afectados por el fuego el de Ituzaingó, con 138.100; San Miguel, con 93.713, y Santo Tomé, con 81.705 hectáreas. 

Fernando Segovia, jefe de la sección Aviación del Ejército XII de la localidad misionera de Posadas y piloto del Bell UH-1H asignado al operativo, comentó a Télam que están operando la zona hace una semana, cumpliendo con distintas actividades en apoyo al Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SMNF). “Al comienzo de cada día hacemos vuelos de reconocimiento para identificar focos de incendio, y una vez que se establecen los puntos de despliegue hacemos vuelos, pero el humo condiciona mucho los horarios. Eso nos obliga a tener que rodearlos aumentando los tiempos”, declaró ayer.

 

Acusaciones cruzadas

A las idas y vueltas entre Juan Cabandié y Gustavo Valdés, se sumó ayer el ex presidente Mauricio Macri, que dedicó una publicación en Twitter al tema: “Una sequía histórica se convirtió en un incendio sin precedente”, escribió. “Desde enero la peligrosa situación había sido alertada por las autoridades de la provincia de Corrientes al Ministerio de Ambiente. Le pidieron aviones hidrantes, vigías y equipamiento. Nunca les respondieron”, agregó contra Cabandié, que afirmó esta semana que la provincia era responsable de “haber pedido tarde” la ayuda del gobierno nacional para combatir el fuego que avanza sin tregua. El ministro de Ambiente sobrevoló ayer la zona y dijo que, además de que espera que las lluvias que se aguardan para el lunes “alivien”, “el panorama presenta algunas preocupaciones por las sequías y las altas temperaturas, además de las dificultades logísticas”.

En esta Nota