jueves 06 de mayo de 2021
SOCIEDAD Claromecó
29-12-2020 05:58

El joven agredido por los rugbiers contó que lo "atacaron de atrás cuando estaba solo"

Felipe Di Francesco fue atacado por los deportistas cuando juntaba los residuos de una fiesta. Sufrió doble fractura de tabique y pérdida de visión en el ojo izquierdo.

29-12-2020 05:58

Felipe Di Francesco, el estudiante de abogacía de 23 años que fue agredido por dos rugbiers después de una fiesta clandestina, en el balneario bonaerense de Claromecó, partido de Tres Arroyos, brindó detalles sobre el brutal ataque del que fue víctima este fin de semana. El joven aclaró que los deportistas lo golpearon por la espalda cuando se encontraba solo y se retiraba del lugar. A su vez, declaró que sufrió varias lesiones en el rostro y además perdió la visión en un ojo.

"Tengo el tabique fisurado en dos partes y el médico me dijo que recibí una patada frontal que provocó la rotura de cuatro dientes. También tengo un gran hematoma en el ojo izquierdo y una pérdida de vista importante", detalló el joven.

Di Francesco narró, en diálogo con TN, que todo comenzó sobre el final de la fiesta, que tuvo lugar en la zona del faro de la localidad balnearia en la madrugada de este lunes 28 de diciembre. Felipe, su hermano Ramiro y parte de los organizadores de la fiesta comenzaron a juntar la basura que había quedado en el lugar.

Fernando Báez Sosa: todo lo que se sabe del caso a 10 meses del crimen

El relato del ataque

"Nos pusimos a limpiar donde un grupo de seis o siete personas de entre 30 y 33 años empezaron a tirar botellas de vidrio y latas hacia el fuego. Fue ahí cuando mi hermano se comunica con ellos y les pide por favor que paren, porque estaban contaminando. También les pidió que nos dieran una mano para seguir juntando", explicó.

No obstante, el pedido no fue bien recibido por uno de los integrantes del grupo, al que Di Francesco identificó como Luciano Cozzi, miembro de La Plata Rugby Club. "Vení, juntá ahora vos la basura", le dijo el rugbier, quien además "empezó a prepotear y a ofender" a su hermano. Sin embargo, la discusión no pasó a mayores y el joven creyó que "todo había terminado ahí", pero no fue así.

"A los 20 minutos, cuando estaba solo subiéndome a la camioneta para irme de la fiesta, me enganchan de atrás, prácticamente indefenso, los dos mellizos", indicó Di Francesco en referencia a Luciano Cozzi y a su hermano, Ignacio.

"No sé si me estaban esperando, porque no vi en qué momento ellos aparecieron. Directamente me desperté después del golpe en la cara. Quedé inconsciente y luego me siguieron pegando alguna patada o alguna piña, a juzgar por el grado de las lesiones", declaró.

Fiscal pide llevar a juicio a los rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa

Como consecuencia de los golpes que recibió en el rostro, Di Francesco contó que sufrió graves lesiones. "Tengo el tabique fisurado en dos partes y el médico me dijo que recibí una patada frontal que provocó la rotura de cuatro dientes. También tengo un gran hematoma en el ojo izquierdo y una pérdida de vista importante", detalló.

"Podría haber terminado en una desgracia", expresó Guillermo Di Francesco, padre de la víctima. "Fue un acto de cobardía. Fueron a buscarlo cuando estaba solo. Le destrozaron la cara", sentenció.

Felipe estuvo primero internado en el Hospital de Claromecó y actualmente se recupera en la clínica Hispana. Según se indicó, la familia ya hizo la denuncia y buscará que "los culpables paguen las consecuencias del brutal ataque" contra el joven.

"Estos son pibes más grandes y tienen antecedentes de golpizas. Hace tres años dejaron inconsciente a uno en el parador La Barra de Claromecó. Se creen que porque tienen fuerza pueden llevarse el mundo por delante", agregó el padre de la víctima.

En este marco, los hermanos Cozzi ya fueron notificados en su domicilio por orden de la fiscal a cargo de la investigación, Natalia Ramos.

 

CFT/FF

En esta Nota