lunes 13 de julio de 2020 | Suscribite
SOCIEDAD / Galería de fotos
viernes 5 junio, 2020

En Chacarita y Flores, acondicionan sectores especiales para sepultar a víctimas de Covid-19

En el principal cementerio porteño, sumarán unas mil tumbas a los 6 mil espacios de sepultura. Y en el del sur de la Ciudad, unas 700 más. Cómo es el protocolo de entierros.

Galería de imágenes


Fotogalería
Funcionamiento con restricciones en los cementerios de los barrios porteños de Flores y Chacarita. Foto: Obregon juan Jose
viernes 5 junio, 2020

Al igual que en otras ciudades del mundo, la irrupción de la pandemia de COVID-19 en la Ciudad de Buenos Aires, principalmente, parece haber modificado para siempre no solo la vida social de quienes viven allí, sino también todo lo relacionado al fallecimiento de quienes resultaron contagiados coronavirus. Entre los cambios que se perciben en los últimos días en las necrópolis porteñas se destacan la poca cantidad de acompañantes del difunto, y el cumplimiento de estrictas medidas de seguridad sanitaria al ingresar al cementerio, tanto de los familiares como del personal que trabaja allí. En este sentido, no resultó extraño que se hayan habilitado nuevos sectores en los cementerios de Chacarita y Flores, a fin de inhumar allí los restos de las personas fallecidas por coronavirus.   

Según pudo averiguar PERFIL, en el Cementerio de la Chacarita, por ejemplo, se habilitó una parcela en la que se podrán colocar unas mil tumbas. El lugar se encuentra detrás del monumento erigido a María Eva Duarte de Perón, en el denominado Sector 10. Se trata de un solar parquizado en el que antes no se habían realizado inhumaciones. Ocupa una superficie de 95 hectáreas en total y dispone de unos 6.000 espacios de sepulturas, entre tierra y nichos. El cementerio tuvo que construirse en 1871 por la epidemia de fiebre amarilla que azotó a la zona sur de la ciudad. Su construcción fue necesaria por el colapso que se registró en el entonces Cementerio del Sud, actual Parque Ameghino (frente al actual Hospital Muñiz) y porque las víctimas no podían inhumarse.

Cementerios de Flores y Chacarita en cuarentena 20200605
Foto: Juan José Obregón.

Mientras que en el Cementerio de Flores, ubicado en la zona sur de la ciudad, se dispuso de un terreno un poco más chico que el de la Chacarita, en el que se podrán cavar unas 700 tumbas. En este caso, se encuentra en el Sector 22 de ese cementerio porteño, a pocos metros de la intersección de la avenida Lafuente y la calle Balbastro, frente a las vías del Premetro. Es decir, en la parte opuesta a la entrada principal de esa necrópolis, sobre la avenida Varela. Este cementerio fue habilitado formalmente en 1867, y ocupa en total, unas 27 hectáreas con capacidad para unas 2.200 sepulturas. Fue el primer lugar en el que se sepultaron los primeros judíos de Buenos Aires. Esta situación se mantuvo entre 1900 y 1910, año en que se habilitó el Cementerio Israelita en Ciudadela.

Coronavirus hoy: 840 nuevos pacientes fueron confirmados

En ninguno de los predios habilitados para enterrar a los fallecidos por coronavirus se cavaron la totalidad de las tumbas que pueden hacerse. “Las fosas se hacen a medida que van llegando los cuerpos a los cementerios, con uno o dos días de antelación, no mucho más”, afirmó un allegado del rubro funerario.

Cementerios de Flores y Chacarita en cuarentena 20200605
Foto: Juan José Obregón.

Desde la Ciudad, en tanto, informaron que se aumentó el número de espacios de almacenamiento de cadáveres. Se incorporaron 20 boxes refrigerados, de los cuales 12 se instalaron en el Cementerio de Chacarita y otros ocho en diferentes hospitales de gestión pública del Gobierno porteño, como son los hospitales Penna, Álvarez; Muñiz; Piñero; Pirovano, y Santojanni. Teniendo en cuenta la incorporación de estos espacios, en la ciudad cuentan con 1.600 lugares de este tipo.

Hasta ayer, y según datos del Ministerio de Salud porteño se habían registrado un total de 9.810 casos de personas infectados en el ámbito de la ciudad, con 218 personas fallecidas. Mientras que 3.256 pacientes fueron dados de alta.

Por qué no será obligatorio usar barbijo para hacer running

Respecto a los ingresos a los cementerios, entre el 1º de marzo y el 4 de junio se registró un ingreso de 4.950 muertos, con un total de 73 fallecidos confirmados de coronavirus, mientras que 114, fueron certificados como sospechosos. En cuanto a su destino, 80 fueron enterrados, 24 a nichos, 140 a cremación. Una persona fallecida fue a bóveda y dos, a panteones.

Cementerios de Flores y Chacarita en cuarentena 20200605
Foto: Juan José Obregón.

En relación con las cremaciones, según pudo averiguar este diario, se analiza la posibilidad de construir un nuevo edificio para ese servicio. De todas maneras, y de acuerdo con las fuentes consultadas, la razón no tendría que ver con el tratamiento de los cadáveres por COVID-19,  que llegan al mayor cementerio de la ciudad. Sino, con la demanda del servicio de  cremaciones que se viene registrando en los últimos años. “Aumentó mucho la demanda de tipo de servicios; la gente es reacia a ir al cementerio. Por eso no resultó extraño que se haya tomado esa decisión”, aseguró otra fuente consultada. En relación a su ubicación, se construiría en la playa de estacionamiento que se encuentra al lado del actual crematorio.

Alberto recorrió un frigorífico y dijo que espera que "la pandemia no dure mucho más"

 
Protocolo. Desde la Ciudad, en tanto, informaron cómo es el procedimiento que se debe seguir a la hora de inhumar una persona fallecida por coronavirus.

Entre los puntos que se destacan, sobresalen los relacionados con el manejo del cadáver por parte del personal autorizado a hacerlo. Quienes encaren esta tarea deberán utilizar barbijos (mascarilla médica), pantallas faciales o, en su lugar, gafas de seguridad; camisolines impermeables de manga larga con puños; botas quirúrgicas o zapatos bien cerrados; guantes de uso industrial que cubran antebrazo o de caucho, según la tarea a cumplir.    

Entre otros puntos del protocolo, no se recomienda que se realice la  autopsia a cadáveres con causa de muerte probable o confirmada por COVID-19, y en los casos de las defunciones relacionadas con el virus, se deberán ser certificadas como tales e indicar si el diagnóstico realizado fue confirmado, o se sospecha o se presume como tal y está pendiente su confirmación.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5055

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.