jueves 17 de junio de 2021
SOCIEDAD Pandemia de coronavirus
05-04-2020 23:18

En todo el país, unos 90 mil voluntarios ya salieron a trabajar para combatir la pandemia

Estudiantes de medicina vacunan, salen a territorios vulnerables o ayudan en los hoteles de repatriados. Otros asisten a adultos mayores: les hacen las compras y los contienen emocionalmente.

05-04-2020 23:18

“Esta es mi obligación; ¿Cómo me iba a quedar sentada en el sillón de mi casa?”. La persona que habla es Claudia Farrán, instrumentadora quirúrgica del Hospital de Clínicas, pero bien podría ser la voz de cualquiera de los miles de voluntarios que entraron en batalla contra el Covid-19. Junto a ella, al día de hoy 89.565 argentinos se sumaron a los diferentes programas que lanzaron tanto los gobiernos provinciales y nacional, como de las organizaciones civiles.

Farrán se anotó en plan de voluntarios que lanzó la Universidad de Buenos Aires (UBA) para todos los estudiantes y egresados de medicina. Actualmente, ella estudia la carrera para ser doctora en la Fundación Barceló. “Apenas vi la convocatoria me inscribí, porque es donde tenemos que estar. Mi familia tiene miedo a la exposición, pero les explico que no se puede mirar a un costado. imaginate que un doctor diga: ‘no te atiendo porque tengo pánico a contagiarme’”, dice la instrumentadora.

Uno de los coordinadores del voluntariado de la UBA es Jorge Pasart, Secretario General de la Facultad de Odontología, y quien detalla que ya cuenta con una planilla de ocho mil médicos, enfermeros y estudiantes. “Este martes vamos a comenzar las acciones con 500 voluntarios para vacunar contra la gripe en la Ciudad de Buenos Aires”, adelanta Pasart sobre una tarea que nunca me imaginó en su carrera. Sin embargo, el odontólogo cuenta que la gran convocatoria de la casa de estudios porteña tiene que ver con “la vocación de servicio a la comunidad que tiene la UBA, con lo que formamos a nuestros alumnos y lo que espera la sociedad”. Además, Pasart cuenta que “otras misiones de los voluntarios van a ser apoyo logístico los call center de la Ciudad y en la futura asistencia en los hoteles que se abrirían para personas mayores de edad”.

Por otro lado, hay varios voluntarios de este programa de la UBA que ya se encuentran en acción. Uno de ellos es Francisco Klein, un odontólogo que asiste a los repatriados en cuarentena en el Sarmiento Palace Hotel. “Ayudamos con los servicios de las cuatro comidas del día porque tenemos los conocimientos de bioseguridad”, cuenta Klein.


El Gobierno de la Ciudad también implementó un programa de voluntarios para las personas con riesgo de contagio, llamado “Cuidados Mayores”. Según detallan, al día de hoy hay 29.033 inscriptos para hacer compras, pasear el perro o contener emocionalmente a los abuelos desde el teléfono. Para anotarse y recibir asistencia, se debe llamar al 147. Natalia Meiriño es una de las voluntaria que le hace los mandados a una vecina. “Primero, desde Ciudad me dieron una contraseña que le tengo que decir a mi vecina cuando nos llamamos por teléfono. Luego, paso por su casa y el portero me deja una bolsa con la plata. Por último, voy a buscarle lo que necesite”, detalla Meiriño.

Otra casa de estudios que se pone al hombro la asistencia frente al coronavirus es la Universidad Nacional del Chaco Austral (Uncaus). Allí hay 335 estudiantes de medicina que esta semana saldrán a corroborar las necesidades de los barrios más vulnerables de Roque Sáenz Peña como parte de una primera prueba piloto que encarga el Ministerio de Salud nacional -que este fin de semana también envió 30 médicos a la provincia- y que se replicaría en el resto del país.

“Vamos a hacer una encuesta socioeconómica, situación sanitaria y si tiene acceso al agua potable. Esto nos va a dar una visión concreta de las acciones que se deben tomar si estas locaciones hay infecciones de Covid-19”, explica Marcelo Sang, coordinador de los voluntarios y Director de Docencia e Investigación de Uncaus. “Vamos a saber si hay adultos mayores solos y qué necesitan. Me anoté para darle un servicio a nuestra comunidad y porque Chaco es una de las provincias con más casos positivos de coronavirus”, cuenta Milagros Suarez, que tiene 21 años.

Por último, la Cruz Roja tiene ocho mil voluntarios repartidos en 66 filiales del país y con más de 40 actividades a realizar, entre los que se destacan los armados de alojamientos temporales, controles sanitarios y entrega de kits humanitarios. Si bien para sumarse hay que hacer una capacitación previa, en las últimas dos semanas tuvieron más de cinco mil solicitudes nuevas para sumarse a la organización. Florencia Calvo es maquilladora e integra Cruz Roja hace ocho meses.

“Estoy en la logística alimentaria. Elaboramos viandas para los puestos de control sanitario, donde se toma la temperatura. También entregamos medicamentos a pacientes crónicos”, detalla Calvo que se encuentra trabajando en Tandil. “Intentamos darle calma a la sociedad y a que se informen con fuentes confiables. Hay que hacerle frente a esta emergencia”, dice la joven que es parte de los casi 90 mil voluntarios que pelean junto a los médicos contra un enemigo invisible y mortal. La mayoría de las provincias cuentan con sus propios progamas y gran parte de la sociedad sigue con atención cómo ayudar para vencer al Covid-19.