domingo 25 de septiembre de 2022
SOCIEDAD San Valentín

Esther Howland, la mujer que convirtió a San Valentín en una industria

14 de febrero: ¿De dónde proviene la tradición de entregar regalos?

14-02-2022 08:00

Llega el mes de febrero y las vidrieras y las góndolas se tiñen de rojo, color que se asocia con el Día de San Valentín.

Argentina, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Dinamarca, España, Estados Unidos, México, Japón, Panamá, Perú, Puerto Rico, Uruguay, Venezuela, Reino Unido, son algunos de los países en los que se celebra San Valentín. 

En distintas latitudes se rinde homenaje al amor de pareja y a la amistad.  La costumbre consiste en intercambiar regalos de amistad y hasta se juega a lo que se conoce como "amigo invisible", además del obsequio romántico y personalizado. En otros y tal como sucede en Argentina, solo se celebra el día de los enamorados, pues el día del amigo es el 20 de julio.

El amor en los tiempos de San Valentín | Perfil

De dónde proviene la tradición de entregar regalos

Esther Howland puede considerarse la pionera de la industria que se genera en torno a este día ya que a mediados de 1840 comenzó a vender tarjetas que ella misma realizaba con motivos románticos.

Las tarjetas se comercializaban en Worcester Massachusetts. Su padre tenía una cadena de papelerías y un reconocida librería, lo que le permitió a esta emprendedora contar con los más variados papeles, listones, cartones y elementos para confeccionar las tarjetas.

La tarjetería estaba en su apogeo en Alemania e Inglaterra. Don Howland recibe una tarjeta de salutación del viejo continente con una salutación en inglés, hecho que inspira a Esther a desarrollar de manera artesanal.

Esther Howland puede considerarse la pionera de la industria de San Valentín 

La pequeña producción se vende rápidamente dando origen al negocio que se conocería más tarde como "New England Valentine Company". Las empleadas de su negocio fueron en su mayoría mujeres, y su catálogo se componía de más de un centenar de modelos y frases.

En el siglo XX, el negocio entorno a la celebración del amor tuvo un crecimiento exponencial porque la tecnificación de procesos productivos permitió que la idea de las tarjetas de Esther Howland derive en una variedad de productos producidos a gran escala.

Los niveles de facturación en torno a esta celebración van en aumento y las opciones son variadas. Desde un sorpresivo desayuno con globos a restaurantes que ofrecen menús con afrodisiacos incluidos. La gama de regalos incluye un peluche o una joya, perfumes y vestimentas, también un momento de relax en un spa obviamente compartido y una escapada romántica con fogatas y música en vivo.

San Valentín: desde 2011 se triplicaron en Argentina las parejas que eligen festejarlo | Perfil

El abanico se despliega año tras años y se ofrece también contratación de mariachis, bebidas y bombones. Los más osados, según reflejan aumentos en las estadísticas, optan por juguetes eróticos y disfraces.

La venta online ofrece decoraciones alegóricas y ambientaciones que van desde el clásico rojo pasando por el carmesí, escarlata, bermellón, granate, rubí y el o la infaltable fresa.

Esther Howland fue una visionaria, según las fuentes vivió una eterna historia de amor.