sábado 24 de septiembre de 2022
SOCIEDAD Efemérides 6 de septiembre

Hace 92 años, un golpe militar destituyó a Yrigoyen e inaguró "la racha" de la década infame

Hipólito Yrigoyen pasó dos veces por la Casa Rosada. Sus presidencias de voto legítimo y popular dejaron al país muchas cosas: YPF, cajas jubilatorias e inflaciones; ascensos y caídas sociales; clase media y masacres obreras... Fue destituido por el golpe de José Félix Uriburu, en 1930, el primero de una larga serie que sólo pudo frenar Raúl Alfonsín, en 1983.

06-09-2022 08:00

Hace 90 años, el 6 de septiembre de 1930 se produjo el primer golpe militar de la Argentina del siglo XX, el primero de una nutrida serie de interrupciones violentas de mandatos constituciones en el país.

Por entonces, Hipólito Yrigoyen era el presidente de la Nación e iba por su segundo mandato. Al primero, en 1916, había llegado como líder de la Unión Civica Radical (el partido que había fundado su propio tío, Leandro N. Alem). Ese, su primer mandato, le permitió ostentar con orgullo el título de “primer presidente argentino elegido por medio del sufragio secreto y obligatorio" que había logrado la mentada Ley Sáenz Peña de 1912. 

A su segundo mandato, en 1928, llegó –con el 61.68 % de los votos- liderando una Unión Cívica Radical que se había partido en dos, durante el gobierno de su antecesor, otro radical, Marcelo T. de Alvear. Dos años más tarde, el 6 de septiembre de 1930, un golpe de estado liderado por el general José Félix Uriburu, lo sacó de la Casa Rosada. Uriburu, sin embargo, no estaba solo. 

 

Yrigoyen, destituido por un golpe militar

Durante la primera presidencia de Yrigoyen pasaron tantas cosas que esos 6 años a muchos les parecieron 60: creó una caja jubilatoria para los empleados públicos; ordenó algunos beneficios para los trabajadores rurales; trazó las primeras líneas del ferrocarril estatal y puso un freno al control británico de nuestras líneas férreas; y buscó proteger el valor del peso argentino frente al escenario económico de recesión que había dejado la Primera Guerra Mundial. 

Golpe Militar de 1930 20220905
Yrigoyen llegó a la segunda presidencia con el 61.68 % del electorado.

Si bien Argentina seguía siendo un país agrícola-ganadero, Estados Unidos le disputaba el mercado. Yrigoyen pensó entonces en fortalecer la incipiente industria petrolera, creando YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales). 

Su primera presidencia pasó por el descontento estudiantil que derivó en la Reforma Universitaria de 1918 y estuvo salpicado por la mano dura de la Ley de Residencia y los fusilamientos obreros de la Semana Trágica, la Patagonia Rebelde y la Masacre de La Forestal. 

Golpe Militar de 1930 20220905

 

Golpe Militar de 1930 20220905

 

Golpe Militar de 1930 20220905

 

 

Su segunda presidencia, a su turno, tampoco fue en paz. Pese a que en el mapa internacional abogó por el principio de no intervención y neutralidad, el país era un hervidero que se cocía a fuego lento. 

 

Yrigoyen y la "mala racha"

Si bien Yrigoyen había negociado con el Reino Unido un ventajoso intercambio comercial de carne argentina por  insumos para los ferrocarriles estatales, el crack económico mundial de 1929 también lo cacheteó con inflación, licuación de salarios, reducción de la inversión pública y una grieta que hac{ia decrecer su popularidad y regresaba a primer plano el odio entre unitarios y federales, civiles y militares, radicales e “yrigoyenistas personalistas”, una grieta política y social sobre la cual cualquier argentino de hoy y de siempre ya podría dar cátedra.

Y el 6 de septiembre de Hipolito Yrigoyen, al ex comisario de Balvanera y discípulo de Bartolomé Mitre, que había sido parte de las revoluciones de 1874, 1890, 1893 y 1905, le tocó esta vez ser el objeto de una nueva revolución, pero una de esas que fueron hasta el tuétano. 

 

Golpe Militar de 1930 20220905

 

Golpe Militar de 1930 20220905

 

Poco antes, la noche del 24 de diciembre de 1929, mientras circulaba en su coche por la calle Brasil, acompañado por un custodio policial, alguien le disparó cinco tiros en un intento de magnicidio que expresaba irracionalmente el descontento de muchos sectores.
Yrigoyen ya  estaba viejo, enfermo y rodeado de conspiraciones más reales que imaginarias,.

Agustín P. Justo –antiyrigoyenista a rabiar- y José F. Uriburu, ambos, querían llegar al poder y tejían y destejían toda clase de conspiraciones. 

 

El golpe militar del 6 de septiembre

En la madrugada del 6 de septiembre, el primero reunió a 50 civiles descontentos (mayormente conservadores y del socialismo independiente) y se fueron a golpear  infructuosamente las puertas de Campo de Mayo. 

José Félix Uriburu tuvo más suerte en su viaje relámpago al Colegio Militar de la Nación, en donde reclutó algunos mandos y sobre todo cadetes que no podían más que obedecer. Se les unieron al paso otros 800 civiles rebeldes y militares.

Golpe Militar de 1930 20220905

 

Escenas del Golpe de 1930. El dictador Uriburu, ya instalado, con damas de la sociedad. El tiroteo en el Congreso y francotiradores en la Rosada.

 

Conformación de la CGT en 1930.
Caption

Algunos aviones despegaron de la base militar de El Palomar y sobrevolaban intimidatoriamente por Buenos Aires, mientras lanzaban volantes que convocaban al levantamiento de la ciudadanía. Hubo un tiroteo en Casa de Gobierno, murieron dos cadetes y los insurgentes llegaron a Casa de Gobierno y tomaron el poder mientras los fieles preservaron la vida de Yrigoyen, que seguía enfermo, llevándolo a La Plata. Allí firmó su renuncia  y a su vice, Enrique Martínez, no le quedó otra.
 
Fue bastante fácil. El golpismo ya se había instalado en la calle y se naturalizaba: Buenos Aires aparecía empapelada o bien con afiches de la Liga Patriótica Argentina que solicitaba la renuncia del presidente o bien por los de la Juventud Universitaria, acusándolo de “alarmantes actividades bélicas”; hubo marchas estudiantiles y agitación en el diario Crítica, que dirigía Natalio Botana. Hubo un tiroteo frente a la Casa Rosada, represión, y muerte de un contador transeúnte, que hicieron pasar como un estudiante asesinado por la máquina estatal.

 

Yrigoyen y la Década Infame

Así comenzó el período que la historia argentina recordará como Década Infame (1930-1943), y que parecía haber llegado a su fin en 1983, con la llegada al gobierno de Raúl Alfonsín.

Corte Suprema de 1930
En pleno, la Corte Suprema de Justicia de 1930, que también apoyó el golpe de estado.

La Corte Suprema de Justicia de 1930, presidida entonces por el ex presidente de la Nación José Figueroa Alcorta, aprobó el golpe, tanto como muchas otras personalidades de la época. 

A saber, el escritor Leopoldo Lugones, que redactó la proclama revolucionaria; un enérgico y prometedor Juan Domingo Perón, que patrullaba las calles; el procurador general de la Nación, Horacio Rodríguez Larreta (tío bisabuelo del actual y homónimo Jefe de Gobierno Porteño) y muchos más que no es necesario enumerar… el que se sienta libre de pecado, que arroje la primera piedra.