SOCIEDAD
bronca y protestas

Los cortes de luz afectan a más de 90 mil usuarios del AMBA

La falta de suministro se registró durante la jornada de ayer en diferentes barrios porteños como así también en zonas del conurbano bonaerense. Entre los barrios afectados figuran Caballito, Villa Crespo y Parque Patricios. Los vecinos también sufren la falta de agua. Hubo piquetes con quemas de neumáticos y maderas.

2023_03_18_edesur_protesta_corte_luz_telam_g
Agotados. Los vecinos protestaron con cortes de avenidas. | Télam

En medio de la creciente ola de protestas populares contras las empresas distribuidoras de energía eléctrica, y denuncias presentadas contra Edesur por parte del Estado nacional y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, más de 90 mil usuarios del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) continuaban –al cierre de esta edición– sin suministro eléctrico. 

Según el reporte del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) de las 20, en el área de concesión de Edesur sumaban unos 90.100 usuarios sin luz, especialmente de las localidades de Wilde, Lanús, Lomas de Zamora, Quilmes, Esteban Echeverría, Canning y Ezeiza, en el sur del conurbano bonaerense. 

En cuanto al área de concesión de la empresa Edenor, el total de usuarios sin luz sumaba unos 5.900. En este caso, la mayoría ded los afectados se encuentran ubicados en los municipios de La Matanza, Pilar y San Isidro, según se indicó en el reporte del ENRE.

En el distrito porteño, los barrios con mayor cantidad de cortes de luz se registraban en Balvanera, Mataderos, Parque Patricios, Monte Castro, Flores, Recoleta y Caballito, entre otros. En este sentido, en este último barrio, por ejemplo, se realizó ayer a última hora de la tarde una protesta en el cruce de Acoyte y Rivadavia. Se trató de usuarios de Edesur que exigieron “la renovación integral del tendido eléctrico” y una “indemnización automática y general” a los afectados por la falta del servicio. 

Mientras tanto, en otras zonas de la Ciudad, y tal como fue sucediendo en los últimos días, la desesperación de los usuarios sin luz llevó a que se produzcan cortes de calles y avenidas; quema de neumáticos y maderas, y protestas frente a las oficinas de las empresas distribuidoras, en especial, Edesur. Las medidas fueron tomadas por los propios vecinos y comerciantes de los barrios afectados por los cortes ante la falta de respuesta de las distribuidoras de energía. Pero la situación se tornó aún más complicada ya que muchos de los afectados también reclamaban por la falta de agua en los edificios, ya que las bombas de los tanques de agua no pueden funcionar. 

Mientras tanto, el gobierno nacional a través del ENRE presentó ayer una denuncia penal contra las autoridades de la empresa Edesur para que se los investigue por defraudación y desbaratamiento de los derechos acordados, abandono de persona y entorpecimiento de los servicios públicos.

De igual forma, el Gobierno porteño también presentó una denuncia penal contra la misma empresa por la presunta comisión del delito de abandono de persona con dolo eventual, tras evaluar que los cortes en el suministro de energía eléctrica que se registran en el ámbito porteño ponen “en peligro la vida o la salud de los habitantes del distrito”. 

Echeverría también presentó ayer una denuncia contra Edesur por haber dejado sin suministro eléctrico durante la noche del jueves  y la madrugada de ayer al Hospital Municipal Sofía Terrero de Santamarina.

 

Sin energía 

◆ Durante buena parte del verano, a la ola de calor se les sumó la falta de suministro eléctrico en diferentes barrios porteños y en el conurbano bonaerense. 

◆ Ante la falta de respuesta de las empresas distribuidoras, los vecinos afectados realizaron cortes de  calles y avenidas. 

◆ El Estado nacional, a través del ENRE, como el Gobierno porteño  realizaron denuncias penales contra la empresa Edesur,  

◆ Edesur deberá pagar al municipio de Quilmes una multa de 200 millones de pesos por deficiencias en el servicio. 

◆ La Asociación Argentina de Electrodependientes denunció “falta de previsibilidad”, “negligencia” e “insensibilidad” ante los cortes de luz.