martes 04 de octubre de 2022
SOCIEDAD con ruedas eléctricas

Roda polo, el nuevo deporte sin caballos que crece y suma cada vez más adeptos

Se juega sobre ruedas, con tacos pequeños y una pelota de tenis. Es más ecónomico que el deporte tradicional, porque los e-wheels cuestan entre 500 y 2 mil dólares. En nuestro país ya lo practican 500 jugadores, muchos de ellos chicos menores de 15 años. Javier Tanoira, uno de los impulsores de la disciplina, cuenta cómo nació y explica que se tomó como base el reglamento del juego de la Asociación Argentina de Polo (AAP).

17-09-2022 23:55

Estar en el lugar indicado y en el momento justo. Eso fue exactamente lo que percibió Javier Tanoira cuando vio en Estados Unidos a los hijos de los polistas Adolfo Cambiaso y Bartolomé “Lolo” Castagnola jugar al polo “montados” sobre e-wheels, los monociclos (ruedas) eléctricos utilizados como transporte urbano en algunos países del mundo, entre ellos China, el principal fabricante.

Fue entonces cuando el ex polista, hijo de Gonzalo Tanoira (10 de handicap), uno de los máximos referentes de la actividad, comenzó a darle forma a una idea que le venía dando vueltas en la cabeza: tratar de hacer que la práctica del llamado deporte de los reyes fuera más inclusiva. “El roda polo (@roda.polo en IG) me permitió desarrollar la idea de abrir el juego a un público al que, si bien le gusta el polo, por cuestiones económicas se le hace muy difícil practicarlo. El mantenimiento de los caballos, por ejemplo, es muy caro para hacerlo como hobby de fin de semana”, indicó a PERFIL.

Roda polo
Roda polo: la nueva forma de practicar este deporte, “montados” sobre monociclos eléctricos.

Cuando empecé a andar sobre la rueda, me di cuenta de que es muy parecido a jugar al polo. Sobre todo por los movimientos del cuerpo que hay que hacer para jugar roda polo”, explicó. En este sentido, Tanoira señaló que, por ejemplo, “la manera en que hay que balancear el cuerpo para acelerar (hacia adelante) o frenar (hacia atrás) la rueda es muy similar a la que se hace cuando andás a caballo; estar parado sobre los pedales de la rueda es igual a estar parado sobre los estribos de la montura cuando se le pega a la bocha”, graficó el expolista. 

“Muchos de los que juegan al polo a caballo están adoptando la rueda porque mejora la performance, el taqueo y la coordinación entre el ojo y la mano. Además, la rueda permite practicar más tiempo. En el polo no se puede entrenar mucho tiempo con el mismo caballo, hay que cambiarlo cada 15 o 20 minutos, mientras que en una rueda podés estar dos o tres horas, incluso de noche, ya que tiene luces. Es un muy buen complemento del polo”, afirmó.

A tal punto llegó el impulso que le dio Tanoira a esta actividad, que la propia Asociación Argentina de Polo (AAP) no solo le abrió sus puertas y respaldó, sino que este año, durante la disputa de la Triple Corona (ver aparte), se van a jugar algunos torneos en el Campo Argentino de Polo durante el Abierto de Palermo. 

“La idea de la AAP es sumar contenidos deportivos al Abierto, y el roda polo es uno de ellos. Los torneos se pueden disputar en un día”, señaló Tanoira, quien se presentó como “impulsor” de esta disciplina. Sobre este punto, Tanoira contó que viene llevando a cabo conversaciones con diferentes clubes, en especial de la zona norte, para que pueda desembarcar como una actividad deportiva más. “Estamos en tratativas de armar una federación. A nivel mundial tuvo muy buena recepción en España, Francia y Estados Unidos”, señaló.

En relación con los torneos, Tanoira contó que el primero de ellos se llevó a cabo en mayo de este año en las canchas que la AAP tiene en la zona de Pilar, con muy buena repercusión”. Según explicó, participaron unos 45 equipos de tres jugadores cada uno.

A partir de ese momento, la disciplina sumó cada vez más adeptos y no paró de crecer. Actualmente lo practican unos 500 jugadores con edades que van desde los 7 u 8 años en adelante. “Más chicos no es conveniente que jueguen, más que nada por cuestiones de seguridad. Si bien no es un deporte de riesgo, igual se utilizan elementos de protección como cascos y rodilleras”, puntualizó.

Respecto a las reglas de juego, Javier contó que los partidos duran diez minutos, los equipos están conformados por tres jugadores y se juega con una pelota de tenis. Las canchas tienen como máximo 150 x 80 metros, en tanto que las más chicas miden 110 x 70, como una cancha de fútbol.

“Es un deporte que puede ‘calzar’ perfectamente en los countries que no tengan canchas de polo. Además, la rueda no daña el césped, con lo cual se puede jugar en cualquier cancha de fútbol”, explicó el empresario. 

En relación con el valor de las e-wheels, el precio de mercado oscila entre los 500 y 2 mil dólares. En esta dirección, la idea de Tanoira es tratar de posicionarlo entre los denominados “deportes de elite” tales como golf, rugby, hockey, tenis, kitesurf, parapente y esquí, entre otros.

“El roda polo es un deporte con mucho potencial y es muy divertido jugarlo. Tiene todos los condimentos para erigirse como una gran actividad deportiva”, concluyó Tanoira.

 

Se presentó la Triple Corona

La semana pasada, la Asociación Argentina de Polo (AAP) presentó la Triple Corona, integrada por el 81° Abierto del Tortugas C.C., el 129° Abierto RUS del Hurlingham Club y el 129° Abierto Argentino de Polo HSBC.

Según se explicó, en el evento, realizado bajo la tribuna Dorrego del Campo Argentino de Palermo, el torneo de Tortugas se disputará en el country más antiguo de Sudamérica y se desarrollará entre el 27 de septiembre y el 8 de octubre. El de Hurlingham, entre el 11 y el 29 de octubre. En tanto que el Abierto de Palermo se disputará entre el 1° de noviembre y el 2 de diciembre.

Entre los equipos participarán La Natividad –campeón defensor en Palermo y Hurlingham–, La Dolfina Saudi, Ellerstina, La Irenita I, II y III; RS Murus Sanctus La Ensenada y La Dolfina II, entre otros.