martes 09 de agosto de 2022
TURISMO Turismo

8 imperdibles de Ámsterdam, la mejor ciudad del mundo para vivir y dejar vivir

Sin mar, pero con muchos lugares a donde los holandeses van a tomar una cerveza y darse un baño después de la oficina, rodeado de bosques verdes, espacios impecables y modernidad, Ámsterdam es una ciudad increíble no sólo para los turistas sino también para sus habitantes. Lo confirmó el quinto puesto que le otorgó Time Out, aunque debería tener el primero. Veamos porqué.

Time out ubicó a Ámsterdam entre las mejores ciudades del mundo no sólo para vivir sino también para visitar. Aunque por puntaje le concedieron el quinto puesto, bien podría correr a Edimburgo que llegó al primer lugar como “la ciudad más bella y transitable” entre las 53 que integran el índice selecto.

Chicago ocupó el segundo lugar; la colombiana Medellín, el tercero; Glasgow, el cuarto sitio y por fin Ámsterdam en el quinto lugar. Sí, cualquiera que la conozca sabe que estas nominaciones a veces pecan de injustas. Veamos porqué.

Amsterdam 20220714
El Vondel Park, el pulmón céntrico en una ciudad llena de verdes, inspiró el Central Park de Nueva York.

 

Amsterdam Artis Royal Zoo 20220714
Artis, el zoológico al que van a hacer picnic y escuchar bandas.

En muchos sentidos, Ámsterdam, la capital de los Países Bajos, es el destino más visitado de ese país, es la ciudad perfecta. Verde intenso en verano, teñida de blanco en invierno, con una hospitalidad envidiable y un sistema de transporte amigable con el ambiente, además de canales que sirven para todo –regatas, festivales de música, Gay Parade e incluso para oxigenar la ciudad y al mismo tiempo ser cementerio de bicicletas.

Time Out lleva cinco años elaborando su listado de destinos selectos y, como siempre, lo hace a través de una encuesta a los propios habitantes, para que sean ellos mismos quienes destaquen lo que más les gusta y enorgullece –o no- de su ciudad-.

Amsterdam 20220714
 A las 18 hs cierran todos los comercios, incluso en Kalverstraat, la peatonal céntrica.

Para el Time Out 2022, se encuestó a 20.000 habitantes de ciudades de todo el mundo, poniendo énfasis en "las cosas que hacen de las ciudades grandes lugares para visitar y también para vivir”.

Ámsterdam, la mejor

Ámsterdam es suficientemente grande para poder quedarse un mes completo y hacer algo diferente todos los días y, a la vez, suficientemente pequeña para recorrerla de forma segura, a bicicleta o a pie, incluso de noche, si se quisiera.

Es una de las pocas ciudades del mundo en la que todos los habitantes ven con buenos ojos a los turistas y ni siquiera es necesario pedir ayuda; si te ven con un mapa en la mano, la ofrecen, y listo. No te van a acompañar en todo el itinerario, como harían en La Habana o Salvador de Bahía, pero jamás te harían sentir que estás en el medio de su camino -ni lo hacen esperando una propina, como sucede en Cuba y Brasil-.

Amsterdam 20220714
La Fiesta del Orgullo Gay, el cumpleaños de la Reina o cualquier otro evento son ideales para tirar la casa por la ventana.

Ámsterdam es vibrante, llena de luz, incluso durante el invierno tristón que llega en cámara rápida después del almuerzo, y apenas dos horas antes de cenar, siempre a las 18 horas en cualquier época del año -y los sábados, a las 17 hs; domingos cerrados, todos descansan.

Los encuestados por Time Out dijeron que Ámsterdam era “el lugar más fácil del mundo para expresar quién eres”, y también fue votada como la segunda ciudad más progresista del mundo. Para unos cuantos, incluso, fue la metrópolis modelo del siglo XXI. No tanto por los edificios vidriados ni la moda de muebles claros que Ikea impuso en el norte de Europa sino por la pluralidad y la aceptación.

Ámsterdam libre

Ámsterdam es realmente multicultural; de hecho, fue uno de los primeros países europeos en otorgar la ciudadanía optativa a los habitantes de sus ex colonias. Empezando por la familia real, los matrimonios múltiples no son un escándalo ni tampoco el hecho de que las iglesias hayan dejado de ser templos de culto para devenir en centros culturales.

Amsterdam 20220714
Eye Film Institute, el Cinema Paradiso de los neerlandeses, con un archivo de 50.000 películas.

Siempre y cuando no se afee la postal idílica de una ciudad con fuertes lazos históricos, en Ámsterdam, casi todo está bien.

Por ejemplo, sacar de casa las cosas más insólitas (desde la heladera hasta una camisa usada) y venderlas por monedas; o mamarracharse de naranja, de la cabeza hasta los pies, sólo para festejar el aniversario de la coronación de Beatriz, la princesa de sangre azul que fue reina durante 33 años, antes de abdicar a favor de su hijo, el Rey Guillermo, esposo de Máxima Zorreguieta.

O la fiesta del orgullo gay, que este año será del 5 al 7 de agosto, un evento abierto en el que no es necesario ser gay para participar y no sentirse afuera, en el que quien quiere se sube a algún bote multicolor para recorrer el canal Singel (el más interior, que une Muntplein con el puerto).

Amsterdam 20220714
Adam Toren, un hotel con un restaurante giratorio en la cima -y otro que no gira 360º, para los que se marean.

O el Ámsterdam Dance Event (ADE), el gran evento de música electrónica (€ 550) que este año tendrá lugar entre el 19 y el 23 de octubre. Sí, los Países Bajos son la madriguera de la música electrónica de Europa, comenzando por Tiesto y Martin Garrix, neerlandeses.

Ámsterdam para vivir y dejar vivir

En Ámsterdam se puede hacer de todo, comenzando por recorrerla de punta a punta en bicicleta, sin gastar un solo centavo, siguiendo la ruta de los canales en zigzag: Comenzando de afuera hacia adentro, por el Prinsen Gracht, en Noorderkerk, pedalear sin apuro pasando por Westerkerk (la Iglesia del Oeste) y la Casa de Ana Frank, hasta el final y luego doblar retomando en la dirección contraria, para volver atrás por el Keizers Gracht.

Cada uno de los canales principales tiene su personalidad. Si al llegar al Brouwers Gracht todavía le quedan cuádriceps, ahí estará esperándolo el Heren Gracht que, al final del recorrido, lo premiará con el estallido de aromas y colores del Mercado de las Flores (accesible por Vijzel Straat).

Amsterdam 20220714
En pleno centro, el Barrio Rojo, con shows y las famosas vitrinas con prostitutas, ambos for export (los holandeses no van).

 

La zona roja de Amsterdam
En el Oudezijds, la oferta de las vitrinas con luz roja; el gobierno quiso correrlos, pero los holandeses se negaron.

Desde luego, podría hacer paradas intermedias donde se le antoje. En cualquier rincón de la ciudad encontrará algún bar en donde reponer fuerzas eligiendo entre al menos 30 cervezas locales. Eso sí, deje la bicicleta atada en algún lado, porque cuando salga no la encontrará (robarlas es un deporte nacional, aunque eso no lo diga Time Out) y son muchos quienes optaron por el candado doble.

Sepa de entrada que los coffeshops no son bares comunes, sino aquellos en los que se va a fumar marihuana legal, con menú para elegir y precios versátiles.

8 imperdibles de Ámsterdam

En Ámsterdam hay actividades para todos los gustos. Empecemos por algunas sugerencias relegadas por las guías de turismo, que se restringen al ABC:

  • Jordaan y las Nueve calles (De Negen Straatjes): cerca de Wester Park, al oeste, hace unos veinte años que un barrio bohemio comenzó a prosperar y ganar su buen fama. Es un microbarrio de nueve calles, una más pintoresca que la otra, repletas de cafés, anticuarios accesibles, tiendas vintage, panaderías y boutiques.
  • Foodhallen, en el Oud-West, era un depósito de tranvías oxidados y ahora un centro gastronómico, un inmenso patio interior y exterior con 30 puestos para comer barato, limpio, cómodo y variado. Venden desde tacos mexicanos hasta comida tailandesa y sabores vietnamitas que arden dentro de la boca. Para amortiguar el incendio, hay varios stands de bebidas (cervezas por doquier, vino, gin tonic y obviamente gaseosas).
Amsterdam 20220714
Coffeshops que no venden café -o no tanta cafeína como se creería- sino cannabis de diversas calidades.

 

Amsterdam 20220714

 

  • Vuurtoreneiland es otra cosa, algo atípico para experimentar. Este lugar es lo más solitario y tal vez inhóspito que se imagine pero convertido en una mesa gourmet del campo al plato. Se llega en barco, se comen productos regionales orgánicos, cosechados ahí mismo, cocidos a fuego lento y con el único paisaje de un faro, en medio de una costa romántica, el cielo infinito y la fauna que no pide permiso para pasar. Hay que reservar.
  • Adam Toren es una torre frente a Centraal Station en pleno centro, pero accesible con un ferry gratuito que cruza el Ij. Era un depósito de Shell, pero ahora se convirtió en un hotel excéntrico, con torre, club privado, dos restaurantes. Uno de ellos, a 100 metros de altura tiene una plataforma giratoria de 360 º, como en la Torre Eiffel de París.

 

Amsterdam Vuurtoreneiland 20220714
Entre los polders, Vuurtoreneiland, un lugar para ir a comer en medio de la nada, pero de la huerta al plato.

 

Amsterdam Vuurtoreneiland 20220714
De la vista 360º hacia el ventoso IJsselmeer (arriba) al sótano de bodega, los holandeses experimentan todo. 

 

  • Vondelpark es la idea que inspiró el Central Park de Manhattan y apenas ponga un pie sobre esa alfombra verde central de la vida de los amsterdamenses, lo comprenderá. Bello y dinámico, es el lugar para hacer picnics, andar en bicicletas, ver películas de culto (allí funciona el Film Institute), teatro al aire libre, trotar, tomar el té en ‘t Blauwe Theehuis, que funciona allí mismo, y más. “Durante un tiempo, fue el único lugar del mundo en el que era legal hacer una barbacoa, fumar marihuana y tener relaciones sexuales (ahora han puesto restricciones a las parrilladas)”, exagera Time Out.
  • Eye Film Institute es una rareza arquitectónica y el edén para los amantes del cine. Allí hay muestras de todos los tiempos y géneros cinematográficos inventados, con un archivo completo tanto de clásicos como de filmados en 70 milímetros. Una tienda de souvenirs vende películas digitalizadas para llevarse a casa o regalar. Lo más.
Amsterdam Flevoparkbad 20220714
Flevo Park. En Ámsterdam no hay mar, pero los lagos y las piscinas lo reemplazan. 

 

  • Atrzoo es el zoológico de Ámsterdam y no tiene nada de aburrido. Para los amsterdamenses es un espacio verde más, para hacer picnics junto al canal Oost. Además de felinos enormes y una gran cantidad de super simios, hay jirafas y elefantes, pero también una perlita neerlandesa, el único museo de microbios del mundo, Micropia. Los sábados van bandas de música, porque ya sabemos que en Ámsterdam todo puede suceder.

 

Amsterdam 20220714
Vondel Park, un bellísimo espacio verde urbano, que se replicó en New Ámsterdam (Manhattan).

 

  • Flevo Park. Ámsterdam no tiene playas, pero a las 15 hs, cuando la mayoría de los habitantes salen de trabajar se hacen una escapada a Flevoparkbad, un paraíso salvaje e impecable, a donde van a nadar, jugar tenis o tomar una cerveza en Marqt, mirando el Nieuwe Diep, un dique artificial apto para baños. Es como estar dentro de una pintura escocesa, algo soñado, como todo en Ámsterdam.
     

MM / ED

En esta Nota