Parcialmente nublado
Temperatura:
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 26 de junio de 2019 | Suscribite
UNIVERSIDADES / capacitacion permanente
domingo 3 marzo, 2019

La formación continua, un valor cada vez más apreciado por las empresas

Se necesita, cada vez más, actualizar los conocimientos adquiridos, sin importar la profesión. En materia digital es fundamental para estar a tono con las demandas del mundo laboral.

Nelson Duboscq

Más estudio. El avance tecnológico seguirá cambiando la forma de trabajar y las posiciones que demandarán las compañías en todo el mundo. Foto: shutterstock

“La vida de los negocios cambió, y sigue cambiando, por eso es indispensable capacitarse en temas vinculados con el mundo digital para entender qué está pasando y actuar en consecuencia”. Esta afirmación pertenece a Ramón Zorraquín, un ingeniero agrónomo de 52 años que administra campos. Fiel a esta idea, cursó un programa ejecutivo para entender cuáles son las últimas tendencias del momento de la mano de expertos. Lo mismo hizo la licenciada en Marketing Victoria Fernández Bermejo. Ella sentía que no contaba con un perfil profesional actualizado. Hoy, tras egresar de un programa de Marketing Digital de cinco meses basado en la práctica, trabaja como Customer Marketing Manager en una firma de soluciones tecnológicas.

Estos casos no son aislados. Por el contrario, cada vez más personas vuelven a las aulas para capacitarse porque los perfiles profesionales pueden quedar rápidamente obsoletos si las personas no invierten en desarrollar las nuevas habilidades que demanda la era digital. ¿A qué se debe esto? La automatización, los algoritmos, el software, los grandes volúmenes de datos y otros avances están modificando la forma de trabajar y las posiciones que están demandando las compañías en todo el mundo, incluyendo la Argentina. De hecho, el 45% de los empleadores a nivel mundial manifiesta tener dificultades para cubrir posiciones específicas, según los resultados de la 12º Encuesta Global de Escasez de Talento elaborada por la Consultora Manpower. Además, este problema llega a su máximo nivel en 12 años. Siguiendo a la misma fuente, en la Argentina, el valor se ubica por encima de la media, ya que el 52% de los empleadores sondeados afirma tener problemas para cubrir puestos. A nivel local, las principales causas que esgrimen las empresas sobre esta cuestión es que “los candidatos carecen de las habilidades duras necesarias”.

Cómo reconvertir el perfil. Si bien es cierto que la competencia es cada vez más importante y diversa, que las organizaciones están incorporando nuevas metodologías de trabajo, y que se piden más destrezas a los colaboradores, también es verdad que reconvertir el perfil profesional es más sencillo que en el pasado. Esto se debe a varias cuestiones, entre ellas, que la capacitación continua puede realizarse a través de cursos cortos basados en la práctica, que permiten incorporar de inmediato los conocimientos adquiridos en el aula. A esto se suma que los métodos pedagógicos han evolucionado sustancialmente en los últimos tiempos, haciendo que aprender resulte entretenido, ameno y hasta más sencillo.  

En líneas generales, y dada la importancia de lo digital en todas las organizaciones, las reconversiones de perfil se están dando por ese lado: matemáticos, actuarios y contadores se transforman en data scientist; los ingenieros pasan a ser especialistas en inteligencia artificial; los diseñadores gráficos se vuelcan por el diseño de experiencia de usuario; y los comerciantes se vuelven expertos en e-commerce. Estos son tan solo algunos ejemplos que dan cuenta de cómo está evolucionando el mundo del trabajo en todos los niveles, porque mientras que los emprendedores y cuentapropistas necesitan estar al tanto de nuevas tendencias para incorporarlas en su negocio, los profesionales que trabajan en relación de dependencia encuentran que los mercados cambian cada vez más rápido, los perfiles de puesto van evolucionando, por lo que las compañías necesitan personas con capacidad de aprender continuamente.

El futuro ya llegó. El informe El futuro de los trabajos 2018 publicado recientemente por el Foro Económico Mundial (FEM) señala que el avance tecnológico seguirá cambiando la forma de trabajar y las posiciones que demandarán las compañías en todo el mundo. En este sentido, el documento destaca que de aquí a 2022 al menos el 54% de los trabajadores tendrán que mejorar sus habilidades y que, en este sentido, seis meses serán suficientes para un 35% de los profesionales, de seis meses a un año para el 9% y hasta un 10% deberá formarse durante más de un año en materias como pensamiento analítico, innovación, aprendizaje activo, diseño UX tecnológico y programación.  

Al momento de analizar cómo reconvertir el perfil profesional, el informe hace hincapié en el auge que van a tener nuevos roles especializados en el manejo de las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial, la ciencia de datos, la seguridad de la información y las cuestiones ligadas a la automatización.

Además, por primera vez, el informe indica cómo humanos y robots se van a repartir las horas trabajadas, que pasarán de un equilibrio de un 71% para humanos y un 29% para máquinas actual a un sorprendente 58% y 42%.

La importancia de la formación continua en cualquier ámbito profesional es hoy más valorada que antes. Por eso, reciclarse y mantenerse actualizado de acuerdo a las tendencias es fundamental, así como saber que esta necesidad de capacitación constante hace que la formación se deba entender como un proceso a lo largo de toda la vida.

Tres pecados capitales

El entorno laboral hoy es cambiante y desafiante. Por este motivo, la incapacidad para adaptarse puede ser demoledora.

En este escenario es preciso no cometer los siguientes errores frecuentes:  

1. Decir: “No tengo las capacidades que exige el mercado laboral”.

Las destrezas que demandan las organizaciones están hoy orientadas a la capacidad de los colaboradores para la resolución de problemas, la creatividad y la toma de decisiones en base a datos, entre otras. En este contexto, las habilidades digitales también suman muchísimo. Dado este panorama de cambio constante, es preciso dedicarle tiempo a la capacitación para mantener la empleabilidad.  

2. Apostar por el trabajo para siempre.

La época en la cual una persona tenía uno o dos empleos a lo largo de su vida productiva terminó. La norma es que a través del paso del tiempo ocupen distintas posiciones en varias organizaciones, y eso demanda el desarrollo constante de nuevos conocimientos.

3. No gestionar la marca personal.

Construir una marca personal sólida es fundamental para generar confianza en los otros. En este sentido, la reputación no está relacionada simplemente con la notoriedad, sino también por la identidad que uno desarrolla, y en este sentido, los canales digitales son clave para que cada profesional pueda llevar adelante tanto su propia marca como su empleabilidad.

* CEO de Digital House.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4672

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard