domingo 01 de agosto de 2021
UNIVERSIDADES Perfil Educación
08-10-2020 18:41

Leandro Santoro: "No es momento para discutir el juicio político a la Corte Suprema"

El legislador participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de Perfil. Alarma por la “recesión enorme”, la agenda judicial del Gobierno y las causas de corrupción contra Cristina Kirchner.

08-10-2020 18:41

Leandro Santoro visitó de forma virtual la Escuela de Comunicación para participar de una conferencia de prensa organizada por estudiantes de Periodismo de Editorial Perfil, en la que se diferenció de los dirigentes del oficialismo que reclaman un juicio político a los miembros de la Corte Suprema. “Mi temor es que este debate rompa la relación entre la sociedad y la política”, aseguró.

El legislador porteño de origen radical que integra el Frente de Todos también se expresó sobre la posible marcha a realizarse el próximo 17 de octubre, día de la Lealtad Peronista: “Creo que sería un inconveniente convocar a una movilización porque se podría prestar a algún desborde”. 

Por último, mostró su preocupación por la situación económica derivada de la pandemia. “La sociedad argentina atraviesa una crisis socioeconómica muy profunda, como consecuencia de una recesión de arrastre y de la pandemia”, sostuvo Santoro en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

santoro

—¿Está de acuerdo con el pedido de juicio político a Carlos Rosenkratz, presidente de la Corte Suprema de la Nación?

—Desde el punto de vista político, no es momento para discutir el juicio político a la Corte Suprema. Me parece que la sociedad argentina atraviesa una crisis socioeconómica muy profunda, como consecuencia de una recesión de arrastre y de la pandemia. Mi temor es que este debate rompa la relación entre la sociedad y la política. En todo el mundo cayó la popularidad de los líderes y la valoración de las instituciones democráticas. Entonces, hay que ser muy cuidadosos. De todos modos, yo no soy abogado y por lo tanto, no tengo la visión jurídica de otros compañeros y compañeras.

—¿Entonces, no coincide con la definición de muchos dirigentes del oficialismo respecto a la situación de la Corte?

No, yo no coincido. Pero también se dijo, en algunos medios de comunicación, que el Presidente me mandó a decir eso, algo que desde ya desmiento porque no hablé con él sobre este tema. Esta es una opinión absolutamente personal que responde, no a una diferenciación política partidaria, sino a la lectura de cómo creo yo que está la sociedad argentina. En este contexto, yo creo que habría que reducir al mínimo los posibles conflictos dentro del círculo rojo de la política (como diría Durán Barba). Todos deberíamos tratar de abocarnos, exclusivamente, a la resolución de los problemas de la gente.

—Dice que no habló con Alberto Fernández sobre este tema. ¿Habló con Leopoldo Moreau, que exigió un cambio en la Corte?

—Sí. Él cree que esta Corte no tiene densidad jurídica. De todos modos, yo no quiero interpretarlo. Creo que hay un error en suponer que esta discusión implica una interna en el  Frente de Todos. No pretendo mostrar una diferencia entre “albertismo” y “cristinismo”. Por el contrario, hago un llamado de atención al conjunto de la dirigencia política en general.

—En relación al albertismo y al cristinismo, ¿cómo son esas dos líneas dentro del Gobierno?

—No creo que existan esas líneas. A veces uno utiliza los conceptos para responder preguntas y facilitar el entendimiento. En Argentina hay como una fascinación por los debates narcisistas. Creo que hay debates que explican mucho mejor cómo es la vida de la gente, más allá de con qué personalidad política se identifique.

—¿Cree que CFK cometió delitos de corrupción?

—No.

Leandro Santoro en el Ciclo de Entrevista

—¿Está de acuerdo con la agenda que planteó la vicepresidenta en el Senado, en relación con los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli?

Sí, porque se  vulneró un principio constitucional elemental, el cual  establece que el Poder Ejecutivo, a la hora de nombrar o trasladar jueces, debe contar con el acuerdo del senado. Si no fuera así, habría el favoritismo presidencial y no se respetaría la división de poderes. Lo que hizo (Mauricio) Macri en los últimos años está mal y requiere ser revisado por la Comisión de Acuerdos de la Cámara. Lo que ahora se discute es si a estos tres jueces les corresponde el cargo actual o si deben regresar a su cargo de origen. Además, entiendo que la Corte trata de definir si los traslados judiciales equivalen o no a un nuevo nombramiento y, en tal caso, establecer lineamientos para futuras situaciones.

—¿Qué piensa sobre la posibilidad de que algunos peronistas y funcionarios del Gobierno marchen hacia el Obelisco el próximo 17 de octubre?

— Es una discusión política que me excede. Es el PJ y son los peronistas los que definirán. El gobierno tiene muy clara la consigna de pedirle a la gente que se quede en casa lo máximo posible. Sin embargo, creo sería un inconveniente convocar una manifestación, porque podría prestarse a algún desborde.

—El ministro de Economía dijo que no prevé  bajar el gasto público. ¿Cree que el ajuste en el sector público será una prioridad para el FMI?

—No. De hecho, Kristalina Georgieva, directora del FMI, declaró lo mismo. Según mi criterio, hoy no hay condiciones sociales para reducir el gasto público como reclama la derecha. Porque estamos frente a una recesión enorme y hay sectores de la economía paralizados por la pandemia. Además, una medida así podría llevar a una situación de insostenibilidad política muy compleja. El problema es que las políticas heterodoxas no dan los resultados que en el laboratorio indican que deberían darse. Porque se inyecta dinero al sistema económico, pero dicha inyección en lugar de reactivarlo sólo amortigua la caída. Este es un problema por el que atraviesa la economía mundial y que afecta en particular a los países con mayor fragilidad social. En todo caso, cuando se recupere el crecimiento, se pensará en cómo reordenar la macroeconomía.

—¿Cuáles son los números de la gestión actual que más le preocupan?

—Lo que más me preocupa es la pobreza infantil. Pero todos los números me preocupan. Atravesamos una crisis horrible. Pero insisto, la situación es terrible en todo el mundo. En el último trimestre, la economía norteamericana cayó más de treinta puntos.

—Mencionó una posible insostenibilidad política y malestar social. En ese esquema, ¿es posible la vuelta del macrismo?

El malestar social que se traduce a veces en declaraciones anti políticas o anti partidarias y lo veo en varios países. Ahora bien, la posibilidad del retorno de la derecha al poder, siempre está. Y es deseable que así sea, porque aspiro a una democracia de alternancia. Igualmente dependerá de dos cosas: primero, de cómo nosotros gestionemos esta crisis y  segundo, de la capacidad de la derecha para reinventarse y generar nuevas propuestas.

—¿Por qué aún no se presentó el proyecto del aborto legal?

—Entiendo que el presidente calcula que es un proyecto que puede llevar a la movilización popular. Probablemente, para ajustarse a la consigna del aislamiento social, preventivo y obligatorio se prefiere tratarlo cuando la pandemia pase.  

—Le agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de Perfil y lo invitamos a cerrar el reportaje con un comentario final que usted quiera realizar

—El periodista a veces está tentado en recortar alguna oración, para generar un gancho y provocar más clicks en la nota. Mi recomendación es que cuando uno titula y escribe una bajada tiene que expresar lo más rico y no lo más impactante. Tenemos que lograr salir de la cultura del entretenimiento y de la superficialidad para reencontrarnos con la esencia de la discusión de ideas y de la política.

Por Clara Fernández Tasende, Sofía Luz Granato y Eugenia TrubboFaugas
Estudiantes de Periodismo

Escuela de Comunicación de Editorial Perfil