50Y50
INFORME DEL BANCO MUNDIAL

Derechos laborales: sólo en 14 economías de mundo se logró la equidad

Más de 2.400 millones de mujeres en edad de trabajar viven en países en los que las legislaciones que impactan en el trabajo no son equitativas. El documento destaca un gran avance en las últimas cinco décadas, pero advierte que hacen falta más de mil reformas para lograr una completa equidad. En el índice, Argentina está por encima del promedio general.

género igualdad
DESIGUALDAD. El Banco Mundial dice que el índice de reformas para la paridad se ha desacelerado. | Shutterstock

Sólo 14 economías del mundo otorgan los mismos derechos laborales para hombres y mujeres. Así surge de un informe del Banco Mundial titulado “La mujer, la Empresa y el Derecho”. Esto significa, según el documento, que 2.400 millones de mujeres en edad de trabajar no cuentan con igualdad de garantías.

El análisis sobre el avance de las normativas laborales toma el periodo de 1970 a la actualidad, y compara los progresos en igualdad de género en 190 economías. De acuerdo a un parámetro prestablecido, el Banco Mundial califica del 1 al 100 a estos países según su grado de equidad.

Este año, el estudio señaló que la puntuación promedio a nivel mundial fue del 77,1. De las economías analizadas, solamente las de Alemania, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Irlanda, Islandia, Letonia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Suecia lograron la equidad total en sus legislaciones. Y, si bien en la última década casi 90 millones de mujeres en edad de trabajar consiguieron una igualdad jurídica, falta mucho por recorrer. Miles aún no gozan de los mismos derechos que los hombres. “Más de la mitad de estas mujeres viven en Asia oriental y el Pacífico (710 millones) y Asia meridional (610 millones), seguidas de África al sur del Sahara (330 millones), los países de ingreso alto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) (260 millones), América Latina y el Caribe (210 millones), Oriente Medio y el Norte de África (150 millones), y Europa y Asia central (140 millones)”, destacó el estudio. 

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite
20230521_mujer_trabajo_genero_shutterstock_g
Imagen ilustrativa. Foto: Shutterstock

En tanto, las economías que no llegan a 100 pero que superan el promedio “se sitúan en las regiones de ingreso alto de la OCDE, Europa y Asia central, y América Latina y el Caribe”. Entre estos países está Argentina, con una puntuación de 79,4. 

Mientras tanto, las puntaciones más bajas se registran en Oriente Medio y Norte de África, y en Asia meridional, explicaron.

En el estudio se tienen en cuenta legislaciones relacionadas con la remuneración; las licencias por maternidad o paternidad; la jubilación e incluso el matrimonio, que en algunos casos es un impedimento para ejercer el derecho al acceso a un empleo.

En el mundo hay 2.400 millones de mujeres en edad de trabajar sin igualdad.

El Banco Mundial señaló también que el avance se ralentizó en los últimos 20 años, y resaltó que en este marco “la mayoría de las reformas se centraron en extender las licencias parentales y de paternidad remuneradas, eliminar las restricciones al empleo de la mujer y exigir la igualdad salarial” y destacó que “por primera vez en 53 años, dos economías de la región de África al sur del Sahara obtienen una puntuación superior a 90 en el índice de La Mujer, la Empresa y el Derecho, y la puntuación promedio de la región de África al sur del Sahara ha superado la puntuación de la región de Asia oriental y el Pacífico: Costa de Marfil y Gabón”. 

Por otro lado, siete economías introdujeron importantes reformas sobre las licencias: “China, Malta y los Países Bajos establecieron de forma obligatoria la licencia parental remunerada; Costa Rica, Malawi y Mongolia introdujeron la licencia de paternidad remunerada, y Senegal modificó su legislación para prohibir el despido de las mujeres embarazadas. Asimismo, seis economías en cuatro regiones promulgaron reformas en el indicador de Remuneración: Costa Rica, Costa de Marfil, Gabón, Kazajstán y Senegal eliminaron las restricciones al empleo de la mujer, mientras que Gabón y Mongolia aprobaron disposiciones que exigen la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor”. 

Las situaciones más desiguales se encuentran en Oriente Medio y el norte de África. 

El informe también destaca cambios positivos e importantes que tuvieron lugar en las últimas cinco décadas: más de 2.000 reformas en 35 áreas, y un promedio de puntuación respecto a la equidad que pasó del 45,8 al 77,1 actual. De esas más de 2.000 reformas, alrededor de 600 se introdujeron entre los años 2000 y 2009. “Sin embargo, desde entonces, el ritmo de las reformas se ha desacelerado y las economías parecen estar mostrando una cierta fatiga de reformar a la hora de abordar áreas de la ley que resultan notoriamente más rígidas, como por ejemplo en los indicadores de Movilidad y Activos”, agregaron.

El año con menor cantidad de cambios fue 2022: “sólo se registraron 34 reformas, un mínimo histórico desde 2001”. Por lo tanto, se estima, “harían falta otras 1.549 reformas para alcanzar la igualdad jurídica de género en todo el mundo”.