50Y50
TASA DE EMPLEO Y DESIGUALDAD

Participación en el mercado laboral en 2024: la caída será mayor para las mujeres

El informe de la OIT sobre las perspectivas del empleo en el mundo para este año calcula una caída generalizada del nivel de participación de hombres y mujeres en el ámbito del empleo. Sin embargo, será mayor para las mujeres que para los hombres: de 0,7 puntos para las primeras y de 0,1 para los segundos. En Argentina, la tasa de actividad de las mujeres se ubica en el 52,3%, mientras que para los hombres esta cifra asciende al 70,7%.

mujeres género
SALARIOS. Las estimaciones indican que los sueldos seguirán siendo desiguales entre géneros. | Shutterstock

Según el último informe de la OIT el empleo caerá en 2024 y esta situación afectará particularmente a las mujeres: se estima que la caída en la participación en el mercado laboral, entre 2023 y 2025, será de 0,7 puntos para las mujeres y de 0,1 para los hombres.

El documento, titulado Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo: tendencias 2024, concluye que las brechas de género en las tasas de participación no solamente persistirán, sino que serán mayores. “Durante el período pronosticado, se espera que tanto las tasas de participación masculinas como femeninas disminuyan. Dado que se anticipa que la disminución entre las mujeres será más pronunciada que entre los hombres, la brecha de género en las tasas de participación aumentará modestamente. En 2025, las tasas de participación globales de los hombres superarán a las de las mujeres en 25 puntos porcentuales (la brecha será notablemente elevada, en 38 puntos porcentuales, en los países de ingresos bajos y medios)”.

El informe, que hace un análisis general de las tendencias para el empleo en 2024 y 2025, señala que “los recientes incrementos en las tasas de participación en el mercado laboral probablemente hayan sido impulsados por un mercado laboral más fuerte de lo anticipado”, pero entre 2024 y 2025 “se prevé que las tasas de participación disminuirán en todos los grupos de ingresos (excepto en los países de bajos ingresos, donde se espera que se mantengan estables en 2024 pero luego disminuirán el año siguiente) y tanto para hombres como mujeres”. Sin embargo, también estiman, “la caída anticipada en las tasas de participación es más pronunciada entre las mujeres”.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite
20230722_mujer_trabajo_genero_shutterstock_g
Foto: Shutterstock

El informe concluye también que la desaceleración de la economía es la principal causa de la caída en la creación de empleo en 2024, pero esta es una tendencia que ya se venía notando. “Parte de la resistencia del mercado laboral en 2023 puede haberse debido a que el empleo suele ser un indicador rezagado, por lo que las debilidades en la creación de empleo son más propensas a manifestarse algún tiempo después de que se desacelere el crecimiento económico”. Si bien el crecimiento del empleo seguirá siendo positivo a nivel mundial, ese crecimiento será solamente del 0,8% en 2024 y del 1,1% en 2025, lo que representa una caída del 50% respecto a 2023. Dentro de este panorama, y a diferencia de 2023, cuando el crecimiento del empleo femenino superó al de los hombres, “se espera que en 2024 el crecimiento del empleo entre las mujeres sea inferior al de los hombres”, explicó la OIT.

Si bien respecto a la creación de empleo las mujeres estarán dentro del grupo más golpeado, en lo que refiere a la desocupación la situación será inversa: se espera que un ligero aumento en el desempleo afecte de manera desproporcionada a los hombres. “La tasa de desempleo de las mujeres se mantendrá estable en un 5,3% durante el período pronosticado, mientras que se espera que la de los hombres aumente ligeramente en 2024 (en 0,1 puntos porcentuales) y luego disminuya en la misma magnitud en 2025”.

La disminución de los salarios reales y el empleo informal seguirán como tendencia. 

Respecto del acceso a trabajo de calidad, la brecha persistirá en 2024. “Muchas personas empleadas se enfrentan a diversas barreras para acceder a un trabajo de calidad, como la disminución de los salarios reales, niveles elevados de empleo informal y empeoramiento de las condiciones laborales. En otros casos, persisten las barreras para la participación en el mercado laboral, especialmente para las mujeres y los jóvenes, quienes también siguen enfrentando niveles más altos de desempleo”, agregaron.

En cuanto a las conclusiones sobre la evolución del empleo en 2023 para la región de América Latina y el Caribe, se destaca que “hubo una reducción de la brecha de género”. Sin embargo, resaltaron también que “aún es significativa, de 24 puntos porcentuales, entre las mujeres con una tasa de participación en la fuerza laboral del 51,1% en 2023 y los hombres con el 74,6%”.

De acuerdo con los últimos datos del Indec, para el tercer trimestre de 2023 en Argentina, la tasa de actividad de las mujeres se ubicó en el 52,3%, mientras que para los hombres esta cifra fue del 70,7%. Si bien es menor a lo que la OIT considera para la región, la diferencia sigue siendo grande.