miércoles 30 de noviembre de 2022
50Y50 DESAFÍOS Y DEBATES

Ecosistema de negocios y networking evolucionado, oportunidad de género

Más que nunca, tras la pandemia las compañías comprendieron e incorporaron la idea de que la interconexión, el funcionamiento como parte de un ecosistema es la clave para insertarse en el cambio profundo en el que hoy se conciben los negocios. Nada mejor que ese instrumento para focalizar las políticas de género y diversidad como parte constitutiva de la nueva apuesta.

16-10-2022 00:59

En los últimos tiempos, y más aceleradamente durante la pandemia, hemos aprendido que formamos parte de ecosistemas en los que no podemos hacer nada en forma aislada. Se está produciendo un cambio profundo en cómo concebimos los negocios. Hoy ya no pensamos en una industria aislada de su entorno, sino como parte de algo mucho más amplio. Pensamos en términos de ecosistemas de negocios. Como en los ecosistemas naturales, las empresas que participan en un mismo ecosistema compiten por la supervivencia; algunas se adaptan y otras se extinguen.

Un ecosistema de negocios es una red de organizaciones que participan en la entrega de un producto o servicio de una industria específica: proveedores, distribuidores, clientes, competidores y agencias gubernamentales, entre otras. Cada entidad del ecosistema afecta a las demás y se ve afectada por ellas, creando así una relación en constante evolución en la que cada uno debe ser lo suficientemente flexible y adaptarse a un entorno cambiante. Cualquier cambio en cualquiera de sus actores, por pequeño que parezca, repercutirá en el ecosistema en su conjunto.

Los ecosistemas de negocios están formados por una red de empresas interconectadas que interactúan dinámicamente entre sí mediante relaciones de competencia y cooperación. Cuando un ecosistema fluye, significa que los participantes han desarrollado patrones de comportamiento que agilizan la generación de ideas, talento y capital en todo el sistema. Para evolucionar y sobrevivir, es esencial que cada industria conozca y comprenda su propio ecosistema.

Ahora bien, resulta fundamental que entendamos al propio ecosistema como una herramienta de estrategia y networking, para ampliar la visión, para entendernos más allá de nuestras empresas, completando los actores que impactan y conforman nuestro entorno, pero también para dar contenido a lo que hacemos, para conocer y actualizarnos sobre lo que está ocurriendo, con el objetivo de educar nuestra mirada, adelantarnos a los cambios y vincularnos desde la cooperación.  

Podemos considerar a esta forma de trabajo como la evolución del networking. Ya no se trata únicamente de vincularnos –como bien sabemos hacer– con los clientes, el equipo, talento o recursos humanos indispensables o los inversores, sino también de explorar y dar contenido a nuestro producto, lo que somos, a lo que hacemos, el rol que ocupamos y dónde nos situamos como negocio. El objetivo es conocer cada uno de los actores que integran el ecosistema general, crear redes y asociaciones, colaborar, intercambiar conocimiento, entender las dificultades a las que se enfrentan y las oportunidades que han sabido aprovechar. Al mismo tiempo, hay que determinar cuáles de estos actores son los más relevantes para nuestro negocio, porque cada uno de ellos deberá conocer quiénes somos, qué hacemos y cómo lo hacemos.

Por otra parte, es necesario que conozcamos cómo informan y comunican sus actividades dichos actores relevantes, a fin de poder prever los cambios que podrían impactar sobre el ecosistema en general, por los cuales nuestra industria o servicio podrían verse afectados o modificados. Todo cambio es a la vez una oportunidad o un riesgo. La diferencia está en cuándo tomamos conocimiento de este: si es tarde, claramente será un riesgo; si es de manera anticipada, probablemente se convierta en una oportunidad. Por último, deberemos acercarnos a esos actores para ofrecerles nuestra ayuda y colaboración.

El mundo está cambiando de manera exponencial, y tenemos que ser capaces de desarrollar las herramientas que nos permitan adaptarnos a estos cambios y prosperar dentro de una industria o de un sector de forma evolucionada. Para ello, necesitamos adelantarnos a los cambios, contar con la información necesaria al momento preciso y cooperar para que el ecosistema fluya, con nosotros acompañando como partícipes activos.

*Empresaria, fundadora y presidenta

de GlobalNews Group.

Presidenta del comité de negocios del World Innovation and Change

Management Institute de Suiza.

En esta Nota