50Y50
un objetivo desafiante

Las empresarias argentinas, menos optimistas respecto a lograr la equidad en el corto plazo

Según un estudio de KPMG Internacional, solamente el 13% de las empresarias argentinas considera que podríamos estar cerca de la igualdad de género en el corto plazo. En cambio, cuando se trata de pensar cómo será el funcionamiento de la economía mundial en los próximos tres años, las emprendedoras locales son más optimistas. Las constantes crisis por las que pasó el país hacen ver con otros ojos, la gravedad del escenario que plantean organismos internacionales.

20230210_mujer_genero_trabajo_shutterstock_g
Empresarias. Un 58% de las argentinas dicen que subsiste el clima de “club de viejos muchachos”. | shutterstock

Las empresarias argentinas son menos optimistas que las del resto del mundo, sobre el avance hacia la equidad en los próximos cinco años. Así lo refleja una encuesta realizada por KPMG Internacional, que dio como resultado que solamente el 13% considera que se alcanzará la igualdad de género en la máxima conducción de empresas, una cifra que se eleva al 27% a nivel global. En cambio, las empresarias locales son más optimistas respecto al crecimiento que podría experimentar la economía global, en los próximos tres años.

Este optimismo no es necesariamente algo bueno. Podría deberse, explican en el informe, “a la apreciación que desde la Argentina se hace sobre las crisis de otros países, donde los indicadores que resultan alarmantes suelen ser, comparativamente, muy inferiores a aquellos que recurrentemente se registran a nivel local”.

Además, agregan, “luego de la crisis global producida por la pandemia, la recuperación del conjunto global ha sido más sólida que en la Argentina. Para las líderes mundiales, el incierto panorama que plantean los conflictos bélicos sumado a la alta inflación y a la desaceleración del crecimiento de la economía generaron respuestas que en conjunto, reflejan que cerca de la mitad de la muestra tiene sentimientos negativos o neutros sobre las expectativas futuras de crecimiento mundial”.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

De la encuesta, conocida como “Global Female Leaders”, participaron 835 mujeres de más de ochenta países, de las cuales 24 son argentinas.

En cuanto a la organización dentro de las empresas, según el estudio, el 58% de las argentinas consideró que aún perdura una especie de “club de viejos muchachos”, que es “el determinante en las decisiones corporativas”. El promedio no es tan diferente al de las empresarias en general: el 51% de las que dirigen en otros países del mundo considera lo mismo.

“Con relación a temas de liderazgo, las respuestas de las argentinas expresan en un alto porcentaje la presencia de estereotipos y prejuicios en sus lugares de trabajo (79%)”. Esto es importante porque la adaptación a escenarios impredecibles “demanda el ejercicio de un estilo de liderazgo flexible, capaz de interpretar las necesidades de los equipos de trabajo”, señalaron.

Sin embargo, también se advierten ciertos cambios positivos. “Los esfuerzos por alcanzar las metas de inclusión y diversidad en el mundo empresario parecen estar dando frutos, según se desprende de todas las respuestas. Un 63% de las empresarias argentinas dijo tener apoyo en sus carreras profesionales a través de una red de líderes femeninas y del networking; y el 58% cree que hay una mayor transparencia, en cuanto a tener salarios equitativos con relación al hombre”.

Hay aspectos en los que la gran mayoría coincide: la principal característica que hará a una empresa salir adelante en escenarios de incertidumbre es “la rápida adaptación a los cambios del negocio”. Esa fue la opinión del 90% de las entrevistadas.

Andrea Pastrana, socia líder de Diversidad en KPMG Argentina, afirmó que “la encuesta refleja bien las limitaciones y desafíos que tienen que enfrentar las mujeres cuando asumen responsabilidades de liderazgo”.

La idea no es quedarse en el diagnóstico, sino también aprender de otras experiencias. “En materia de diversidad no es solo decir cómo pasar a la acción, sino también cómo contagiar al resto de las empresas y a la sociedad en general, de la necesidad de avanzar hacia la equidad de género en el mundo de los negocios. Espacios de conversación que permitan compartir experiencias y mejores prácticas, son fundamentales a la hora de impulsar efectivos cambios”.

Los resultados de la implementación de políticas empresariales más equitativas, afirmó, no solamente benefician a las mujeres: “Está comprobado que redundan en un ambiente laboral más seguro, aumenta el compromiso de los equipos, atrae mejores talentos, propicia la creatividad y la adaptación a un entorno dinámico con mejores decisiones y más diversas que impactan positivamente en el trabajo y el resultado económico”, concluyó.

La encuesta, realizada junto con Management Circle, tiene la intención de “comparar experiencias y contextos entre las mujeres líderes de todas partes del mundo, entre ellas de la Argentina, y tener así una visión integral de sus agendas del presente”.

En ese universo de más de ochocientas mujeres hay representantes de sectores productivos más diversos: automotriz, seguros, consumo, medios, tecnología, energía, salud, telecomunicaciones, transporte, logística e infraestructura.