miércoles 12 de mayo de 2021
50Y50 la otra brecha
03-10-2020 23:56

Patrimonio: solo un tercio de quienes pagan Bienes Personales son mujeres

Según un estudio del Centro de Economía Política Argentina, hay una distribución asimétrica entre géneros. Feminización de la pobreza y masculinización de la riqueza.

03-10-2020 23:56

Aunque no hay leyes que impidan la titularidad de bienes para las mujeres, en la Argentina –según los datos declarados de inmuebles, autos o títulos y acciones–, tienen menor acceso a la propiedad, en línea con los menores ingresos que perciben en comparación con los varones.

Así lo marca un análisis del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) sobre la “brecha patrimonial” que toma como base datos de la Administración Federal de Ingresos Públicos sobre el impuesto a los bienes personales en 2018 y se cruzan con datos de ingresos.

“La distinción es binaria (varón/mujer) porque las bases estadísticas aparecen sólo con la distinción por sexo, sin incluir grupos LGBTI+”, aclaran los economistas Julia Strada y Hernán Letcher.

En 2019 la brecha salarial fue del 23% en detrimento de las mujeres. Hay más participación de las mujeres en el segmento de menores ingresos 28% vs. el 22,8% de los hombres. Y la presencia femenina cae a medida que los ingresos crecen. En el rango de salarios de $ 500 mil en adelante, hay un 0,3% de varones contra el 0,1% de mujeres.

Del total de personas que pagaron impuesto a las ganancias en 2018, 237 mil –es decir el 34%– fueron mujeres, mientras que el 66% correspondió a hombres. “Se evidencia una clara distribución asimétrica en la distribución de la titularidad de los patrimonios según género”, remarcan Letcher y Strada. En comparación con 2009, la participación de las mujeres mejoró 8 puntos. 

Pero también las mujeres registraron bienes por montos menores a los de los hombres: sólo valen el 28,3% del total. En 2009, era del 24,8% sobre el total de lo declarado en el impuesto. “Las mujeres son un tercio de los titulares del impuesto a los Bienes Personales y además el valor de sus bienes es aún más bajo que ese tercio que representa su titularidad. La feminización de la pobreza tiene su contrapartida en la masculinización de la riqueza”, enfatizan. En la Argentina, el 10% de la población con más ingresos está compuesto en un 62% por varones, mientras que el 10% con menos ingresos está compuesto mayormente por mujeres (69%).

El 25,5% de las mujeres que aportan a Bienes personales son profesionales, científicas y técnicas, mientras que un 17,7% se ubica en el sector inmobiliario y otro 11% en servicio de asociaciones y servicios personales. En el caso de los varones, el 31% son profesionales, científicos y técnicos y el siguiente 9,9% pertenecen al rubro inmobiliario, otro 8,9% a servicio de asociaciones y servicios personales. También hay un 9,5% de aportantes del sector de agricultura, pero en las mujeres llega sólo al 3,67%.

En medio del debate por el aporte solidario según la riqueza, los varones más ricos tienen entre sus actividades relevantes la industria (pertenecen en un 2,41% a dicho rubro), la construcción (1,25%) y transporte (3,49%), mientras que en las mujeres esa participación es bastante más baja, alcanzando sólo 0,9% en industria, 0,25% en construcción y 1,16% en transporte.

“El impuesto a los Bienes Personales se aplica sobre la valuación total del patrimonio para cada ejercicio fiscal. El monto mínimo a partir del cual se aplicaba en 2018 era de $ 1.050.000 en valores patrimoniales. El Impuesto alcanza a todo tipo de bienes, como inmuebles, automotores, naves y aeronaves, los depósitos de dinero, los títulos y acciones en el país y en el exterior, bienes muebles, etc. La valuación de esos bienes también es diversa y se establece en la letra de la ley, siendo algunos a valor de mercado y otros próximos al valor de compra”, aclaran los economistas de CEPA.

En esta Nota