lunes 14 de junio de 2021
ACTUALIDAD DELITOS EN LA WEB
13-05-2021 16:54

Argentina es el tercer país latinoamericano con mayor cantidad de contraseñas débiles

Los expertos recomiendan utilizar claves únicas, complejas y aleatorias; como método de seguridad contra el ciberdelito que se agudizó durante la pandemia.

13-05-2021 16:54

Argentina ocupa un destacado lugar entre los 20 países del mundo con endebles contraseñas en Internet. En el podio de ese ranking a nivel regional está tercera (1,6%), luego de Colombia (8,8%) y Brasil (8,7%). Globalmente, Reino Unido y Rusia, con 13 y casi 10 por ciento respectivamente, encabezan la lista del 2020 desarrollada por el Registro de Direcciones de Internet de América Latina y Caribe (LACNIC). Durante la pandemia, con el fuerte aumento del trabajo remoto, se incrementó el ciberdelito.

INFO 20210513

Según este registro la contraseña más utilizada durante el año pasado a nivel mundial fue la seguidilla del uno al seis (123456), acumulando más de 665 mil ocasiones de uso. Tomando solo Latinoamérica la clave más empleada por los usuarios de Internet fue 123456789, con más de 320 mil casos. Le siguen “password” y “senha” y otras variantes de números (como 12345678, 1234567890, 12345).

La falta de complejidad  de estas contraseñas las convierte en claves débiles y más inseguras, y por lo tanto con mayor facilidad para el hackeo. Al contrario, se recomienda utilizar cifrados con formatos únicos y aleatorios; aunque como muestran las estadísticas se tiende a optar por las más  simples y fáciles como método para recordarlas.

INFO 20210513

 

El año pasado fue cruzado por la pandemia de coronavirus lo que derivo en un fuerte incremento del trabajo remoto, y también en un aumento del cibercrimen. Según un reporte sobre “fraude en Internet” del LACNIC “se dio un alza en ataques de ransomware que tuvo picos de crecimiento de más de un 300% en América Latina y el Caribe”.

Se denomina ransomware a una aplicación maliciosa que infecta una computadora cifrando ciertos archivos que restringe el acceso del usuario a los mismos hasta que se pague un rescate a cambio de la clave para descifrarlos. En 2020 se pagó US$ 350 millones de dólares por ransomware, señaló el mencionado Registro.

Para evitar este tipo de problemas se recomienda evitar la apertura de archivos y/o links cuyas fuentes se desconocen, como tampoco descargar software desde sitios no oficiales (una de las formas de distribución de malware más comunes).A su vez los expertos en la materia recomiendan desarrollar respaldos de la información de los sistemas de las organizaciones en forma regular, como así también mantener el sistema de respaldos de forma separada y los sistemas actualizados a la última versión.

MF CP