viernes 12 de agosto de 2022
ACTUALIDAD Conflicto y resolución

El Tren Sarmiento normalizó su servicio luego del acuerdo gremial por los testeos de alcoholemia

El anuncio fue realizado por Trenes Argentinos minutos después de las 7 de la mañana. El gremio y la empresa pautaron acceder a la solicitud de los trabajadores y no penalizarlos, como habían anunciado este miércoles 5 de enero.

06-01-2022 07:59

Luego de la medida que había paralizado el servicio, los trabajadores del Tren Sarmiento llegaron a un principio de acuerdo y volvió a normalizarse el transporte minutos después de las 7 de la mañana. En diálogo con PERFIL, los trabajadores afirmaron que la decisión de suspender el recorrido fue empresarial. Este miércoles 5 de enero, hubo un cese de dos horas ante la negativa de los guardatrenes de realizarse controles de alcoholemia obligatorios, argumentando que podían contagiarse de coronavirus.

El conflicto entre el gremio, los trabajadores y la empresa estalló este miércoles en horas de la tarde. Las demoras y las cancelaciones comenzaron luego de que un grupo de trabajadores no accediera a realizarse testeos de alcoholemia obligatorios previo al inicio de su jornada laboral. 

Este jueves por la mañana, cerca de las 6, el servicio todavía estaba con demoras, pero una hora después desde Trenes Argentinos confirmaron que ya estaba normalizado. Los trabajadores reclamaban regresar al esquema de declaraciones juradas sobre la alcoholemia que era anterior al nuevo recurso de la pipeta, alegando que podían controlarse de COVID-19.

En la minuta de la reunión donde cesó el conflicto, se explica que la Operadora Ferroviaria accede a la solicitud del gremio y también "se compromete a no tomar represalias con aquellos operarios que no se realizaron el control por razones sanitarias los días 5 y 6" de enero. El comunicado está rubricado por el Coordinador de Relaciones  Laborales que representa al Tren Sarmiento, Ariel Stella, y cuenta con la participación sindical de Luis Clutet.

En comunicación con PERFIL, el delegado gremial Edgardo Reynoso afirmó que la suspensión de los servicios de este miércoles fue una decisión de la operadora ferroviaria. "La empresa se negó y en forma unilateral decidió suspender los servicios. Ayer no hubo ninguna medida de parte nuestra sino que la empresa se negó a desarrollar los servicios", dijo en referencia al pedido de mejores condiciones sanitarias.

"El pedido lo venimos realizando desde que empezó a recrudecer la pandemia. En una primera fase pudimos trabajar gracias al trabajo en burbujas y la otra fue, entre otras cosas, suspender los controles de alcoholemia porque nadie nos garantizaba que la aparatología que se usaba podía no contagiar. Nuestro reclamo era sentarnos para volver a ese esquema del comienzo de la pandemia", afirmó Reynoso sobre la postura del gremio que pide regresar al sistema de declaraciones juradas para no exponerse.

En el día de ayer, la empresa había manifestado que los controles de alcoholemia con pipeta están "dispuestos por resolución de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), forman parte del protocolo de evaluación de carácter permanente que se extiende a todas las personas con responsabilidad asignada en la seguridad operativa de la circulación de trenes".

Cómo surgió el conflicto del tren Sarmiento

Las tensiones comenzaron este miércoles por la negativa de los trabajadores a soplar la pipeta de alcoholemia, alegando que podían contagiarse de COVID-19, mientras los casos crecen exponencialmente en el país.

Con la gente esperando y preguntando qué sucedía con el tramo que une la localidad de Moreno y la estación de Once, mientras el servicio estaba totalmente interrumpido, a las 19 los viajes quedaron habilitados nuevamente. 

“Exigimos el restablecimiento del sistema de burbujas y la suspensión de controles aleatorios con instrumentos con alto riesgo de ser vectores del virus", esgrimieron en un comunicado los trabajadores, solicitando que se vuelva al esquema anterior.

Comunicado paro en el tren Sarmiento

En medio del fuego cruzado, la empresa realizó el 5 de enero las denuncias correspondientes y adelantó que "aplicará medidas disciplinarias a cada uno de los trabajadores que decidieron no prestarse a la evaluación de rutina". Este miércoles, en las pautas fijadas entre el gremio y la Operadora Ferroviaria, se indicó que finalmente no se penalizara a los trabajadores.

GI cp

En esta Nota