miércoles 30 de noviembre de 2022
ACTUALIDAD Estados Unidos

Fue enterrada viva por su esposo, pero se salvó de milagro al lograr llamar a la policía con su reloj inteligente

Pudo comunicarse con el 911 mediante su Apple Watch antes de que el hombre la lleve a un bosque para intentar asesinarla.

24-10-2022 04:00

Horror y milagro conmocionó a Washington, Estados Unidos. Young Sook An, de 42 años, fue apuñalada por su marido que luego le puso cinta adhesiva en la boca y fue a enterrarla viva en una tumba poco profunda en medio de un bosque. Sin embargo, la mujer logró llamar a la policía con su reloj inteligente y pudo salvar su vida.

La pareja vivía momentos de tensión ya que discutían el divorcio, por lo que ya no viven juntos, y peleaba por la división de bienes. En una de las peleas en la casa que compartían y en la que ahora vivían sola la mujer, el marido Chae Kyong An, de 53 años, la terminó atacando e intentando asesinarla.

Enterrada viva por su novio: sobrevivió, pero murió años después por las secuelas en sus pulmones

El hombre la atacó en el dormitorio donde la mujer había ido a cambiarse. Supuestamente le dijo que "preferiría matarla que darle el dinero de su jubilación". En ese momento, le dio un puñetazo y le ató las manos con cinta adhesiva, además de vendarle los ojos.

El hecho ocurrió en el suburbio de Washington a unas 60 millas al suroeste de Seattle. Desde allí, subió a su esposa a su camioneta y la llevó a un bosque para enterrarla viva.

El calvario que pasó Young Sook An

Sin embargo, antes Young Sook logró llamar al 911 con su reloj Apple Watch y envió una notificación de emergencia a su hija, de 20 años, y a su mejor amiga, antes de que su esposo la arrastrara al garaje y rompiera su reloj con un martillo.

En ese marco, le contó a la policía que la ataron y la llevaron a algún lugar en la camioneta donde podía escuchar a su esposo cavando en la tierra. Luego, el hombre la apuñaló en el pecho y la puso en el suelo.

"Después de que la pusieran en el suelo, podía escuchar a su esposo caminando alrededor del agujero y poniendo tierra encima de ella", relató al tiempo que dijo escuchar que su esposo le aseguró que iba a morir.

Fue enterrada viva por error, intentó escapar durante 11 días y falleció

La mujer luchó por su vida durante varias horas hasta que logró quitarse la cinta adhesiva que la mantenía inmóvil. En ese momento ya era de noche y comenzó a correr durante 30 minutos, hasta que encontró donde refugiarse.

La mujer fue encontrada escondida detrás del cobertizo en el patio delantero de una propiedad pasada la medianoche.

Cuando fue encontrada por la policía, Young Sook "todavía tenía cinta adhesiva alrededor del cuello, la parte inferior de la cara y los tobillos". "También tenía grandes hematomas en las piernas, los brazos y la cabeza, y su ropa y cabello estaban cubiertos de suciedad", señaló la justicia.

Tras el primer llamado al 911, la policía en Lacey, Washington, había llegado a la casa al escuchar el llamada de una mujer que sonaba "amordazada". Sin embargo, ya en la casa no había nadie, pero eran evidentes los signos de que allí hubo violencia. Ninguno de los dos hijos de la pareja había estado presente en la escena del crimen.

Otra vez el horror: la autopsia determinó que Katherine fue enterrada viva

Chae Kyong An enfrenta cargos de intento de asesinato en primer grado, secuestro en primer grado y asalto en primer grado, aunque aún no ha sido acusado oficialmente. Se encuentra detenido sin derecho a fianza.

Young Sook le rogó al juez que mantuviera a su esposo en la cárcel. Asimismo, describió a su esposo como 'extremadamente inteligente', habiendo trabajado en inteligencia para las Fuerzas Armadas de los EE. UU.

"Por favor, sin fianza. Realmente tengo miedo por mi vida. Solo quiero enfatizar que le tengo mucho miedo y que me matará de nuevo si está fuera", expresó.

ED

En esta Nota