jueves 23 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD DELITOS DE LESA HUMANIDAD
10-08-2021 19:30
10-08-2021 19:30

Investigación oficial comienza a develar el destino de los "fondos secretos" de la dictadura

Para potenciar la "maquinaria de inteligencia" y la represión ilegal, los represores realizaron "transferencias mensuales a requerimiento de cada destino". Los "rastros que dejó la burocracia del terrorismo de Estado" permitieron este hallazgo.

10-08-2021 19:30

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación informó este martes (10 de agosto) que “comenzó a develar” el mecanismo que utilizó la última dictadura cívico-militar para financiar la represión ilegal. Los fondos se garantizaban en el presupuesto nacional, asegura el informe, que fue entregado a juzgados federales y a la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad (PCCH) como aporte en causas por delitos de lesa humanidad

“Los hallazgos (de la investigación) fueron volcados en el informe de los fondos secretos de los servicios de inteligencia durante la última dictadura (1976-1983)”, señaló el organismo en un comunicado. 

Para arribar al descubrimiento, la investigación de la Dirección Nacional de Asuntos Jurídicos Nacionales en Materia de Derechos Humanos “siguió los rastros que dejó la burocracia del terrorismo de Estado”. Logrando así reconstruir un sistema de “fondos secretos” utilizados por la dictadura en su “maquinaria de inteligencia”.

El trabajo develó un “mecanismo formal” por el cual se enviaron fondos reservados al Batallón de Inteligencia 601 y a Destacamentos de Inteligencia del país; y como estos fueron fiscalizados “con inspecciones periódicas de la Jefatura II del Estado Mayor General del Ejército”.

Archivos secretos de EE.UU.: el Batallón 601 planeó seguir operando en plena democracia

A su vez, la dictadura estableció “normas para el empleo de los fondos de carácter secreto que se asignen para operaciones antisubversivas”, publicadas en el Boletín Reservado del Ejército en 1976.

Allí se indicó como justificar los costos y presentar los comprobantes, los que debían figurar como “gastos específicamente secretos” y no consignar el destino real. El cómo y para qué se comunicaba en un duplicado que “se ponía a resguardo”; al transcurrir un año de su confección “eran incinerados” por lo que “no se encontraron rastros”, señala la Secretaria de DDHH. 

Si fueron hallados los “registros de los controles periódicamente realizados” por la Jefatura de Inteligencia del Ejército; un informe que calificó como “sobresaliente” al jefe de un destacamento de Inteligencia por su gestión de estos fondos; y una “orden de pago por bonificación complementaria” a un integrante del Personal Civil de Inteligencia del Batallón 601 por el cumplimiento de “actividad riesgosa – tarea especial”.

La Secretaria de Derechos Humanos reclama el inicio del juicio a Carlos Blaquier

 

Fondos para la “maquinaria de inteligencia”

Durante el terrorismo de Estado de la ultima dictadura en Argentina, el Ejercito utilizó su amplia red de destacamentos para reunir información, planificar y ejecutar los secuestros y asesinatos a través de los grupos de tareas. El Batallón 601 fue el centro de esa red de inteligencia.

Para mantener el mecanismo de dicha estructura se realizaron “transferencias mensuales a requerimiento de cada destino que provenían de la Cuenta Especial 764 del Comando en Jefe del Ejército, cuyo financiamiento se garantizaba en el presupuesto nacional y su uso era coordinado directamente por la Jefatura II de Inteligencia”.

mf / ds