25th de February de 2021
ACTUALIDAD "Cuarentena comunitaria"
08-05-2020 22:56

Kicillof asegura que si el lunes la apertura "se descontrola", vuelve a "cerrar todo"

El gobernador bonaerense pidió habilitar las industrias en su territorio. Mantiene su negativa ante las salidas recreativas y quiere evitar la circulación interurbana de gente.

08-05-2020 22:56

“Si el lunes se descontrola, cierro todo de vuelta”, repite Axel Kicillof ante sus íntimos. Al gobernador bonaerense le preocupa que la reapertura parcial del aislamiento social, preventivo y obligatorio provoque la salida masiva de ciudadanos en el conurbano bonaerense que usen el transporte público para trasladarse en medio del avance del coronavirus. Kicillof quiere mantener al máximo una “cuarentena comunitaria”, en donde los vecinos de sus distritos no se trasladen a otros municipios. 

El gobernador es quien más duro se muestra frente a las flexibilizaciones que buscaron acordar con el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta. No habrá salidas recreativas en los distritos más poblados, ya que primero quiere ver cómo funciona la reactivación de las industrias. 

En el Ejecutivo bonaerense buscan acordar con las empresas más importantes puedan tener su propio servicio de transporte pero también se terminaba de definir una norma para que sus trabajadores no tengan que llegar de otro distrito. “Queremos que si alguien vive en Quilmes y trabaja en un comercio de Capital Federal que abrirá, que no tenga que regresar el empleo y que quienes retomen las actividades sean los empleados de la Ciudad. Lo mismo pasa con un vecino de Berazategui que quizás trabaja en una fábrica de Avellaneda, la idea es que tampoco salga de su distrito a otro de la Provincia”, detallan en la Gobernación. Insisten en mantener una “cuarentena comunitaria” en donde los municipios que tienen pocos contagiados de coronavirus puedan mantener los índices bajos. 

Evaluación de la cuarentena.


Kicillof le pidió a Fernández agilizar y acortar los tiempos para la habilitación de nuevas actividades. Hasta ahora, el gobernador recibía los pedidos de los intendentes, los elevaba a Presidencia y era el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien evaluaba junto al Ministerio de Salud su autorización. “Son demasiados pasos burocráticos cuando ya puede ser el gobernador el que tenga la potestad de permitir o no nuevas aperturas”, dicen en La Plata. Detallan que para las reaperturas de las industrias, el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, debía enviar los pedidos a su par de Nación, Matías Kulfas, quien después de elevarlo lo enviaba a Cafiero. “No podemos seguir con esta metodología”, insisten. Pero por ahora, esto no podrá ser posible. 

El Conurbano vuelve estar entre las mayores preocupaciones. “El coronavirus está encapsulado en el AMBA, el jueves de 163 nuevos casos, 77 fueron en la Ciudad de Buenos Aires y 50 en la Provincia, concentrados en el Conurbano, nosotros tenemos dos realidades totalmente distintas entre estos distritos y el interior”, repetían en Gobernación, por eso explican que los intendentes de las zonas más pobladas mantienen también las posturas más duras sobre la flexibilización. Este número aumentó ayer, cuando la Capital Federal llegó a 130 casos y la provincia, 77. 

Clima Anímico


En estos territorios bonaerenses están los barrios más vulnerables en los que se encendió la alarma después de conocer casos de contagio en las villas de la Capital Federal. “Hacemos un monitoreo constante y vemos que hay un nivel de concientización sobre la pandemia muy alto, en los barrios más pobres reconocen sus debilidades y son quienes menos demandan una apertura”, explican cerca de Kicillof. El gobernador tiene números que indican que en el Gran Buenos Aires el 41% pide mantener la cuarentena mientras que el 29% quiere que se endurezca (en el interior de la provincia el 39% respondió que se debe mantener como está y el 23% reclamó un endurecimiento). En un sondeo que realizó la propia Gobernación entre el 4 y 6 de mayo entre 1.350 casos en toda la Provincia, también se consultó sobre qué sentiría si la cuarentena se levantara. El 81% contestó que se sentiría “nervioso porque aún hay peligro” y apenas el 14% aseguró que estaría “contento por volver a salir”. 

En el gobierno bonaerense aseguran que el acatamiento de la cuarentena aún se mantiene alto y que los ciudadanos cumplen con las normas de distanciamiento social y uso obligatorio de barbijos y tapabocas. “Nos preguntaron cómo controlamos su obligatoriedad. No hizo falta, al otro día de implementarlo, vimos como todos en la calle usaron las mascarillas. La gente demuestra una gran responsabilidad ante la pandemia”, detallaron.