sábado 21 de mayo de 2022
ACTUALIDAD Vaticano
09-04-2022 13:14

L'Osservatore Romano de esta semana: ¡Callen las armas!

En la edición en español del semanario de la Santa Sede, se aborda la candente situación en la guerra de Ucrania a través de las afirmaciones del Papa Francisco, tanto en Roma como en su reciente visita a Malta.

09-04-2022 13:14

Tal como viene ocurriendo en sus últimas ediciones, el ejemplar de esta semana de L´Osservatore Romano está enfocado en la grave situación que se vive por la guerra en Ucrania. Así la tapa está ilustrada por una impactante y muy significativa fotografía del Papa Francisco mostrando una bandera de Ucrania, recientemente traída desde la ciudad de Bucha, donde se produjeron centenares de muertes de civiles.

El Papa Bergoglio hizo ese gesto de posar con esa bandera en la tradicional Audiencia General de los miércoles en la Santa Sede. En la edición se incluyen el  texto completo de la catequesis semanal, y las palabras de Su Santidad sobre la guerra se incluyen en forma completa en la contratapa.

"Las recientes noticias sobre la guerra en Ucrania, en lugar de traer alivio y esperanza, dan testimonio de nuevas atrocidades, como la masacre de Bucha: crueldades cada vez más horribles, llevadas a cabo incluso contra civiles indefensos, mujeres y niños. Son víctimas cuya sangre inocente clama al cielo y ruega: ¡Que se acabe esta guerra! ¡Callen las armas! ¡Dejen de sembrar muerte y destrucción! Recemos juntos por esto... Y ayer, justo desde Bucha, me trajeron esta bandera. Esta bandera viene de la guerra, de esa ciudad martirizada, Bucha. Y, además, hay algunos niños ucranianos aquí con nosotros. Saludémosles y recemos con ellos. Estos niños tuvieron que huir y llegar a una tierra extranjera: este es uno de los frutos de la guerra. No los olvidemos, y no olvidemos al pueblo ucraniano. Es duro estar desarraigado de la propia tierra por culpa de una guerra", señaló el Papa.

Durante la audiencia del miércoles 6 de abril, Francisco habló en el Aula Pablo VI de la guerra en Ucrania y también del rol de las Naciones Unidas y a su reciente viaje a Malta. “Después del segundo conflicto mundial se ha intentado poner las bases de una nueva historia de paz, pero lamentablemente no aprendemos y ha ido adelante la vieja historia de grandes potencias competidoras. En la actual guerra en Ucrania, asistimos a la impotencia de la Organización de las Naciones Unidas", señaló el Pontífice en la catequesis.

En este número especial del periódico vaticano en lengua española, se dedican siete páginas al viaje apostólico del Papa Francisco a Malta. En su primer discurso en el “Grand Council Chamber” donde le esperaban las autoridades del país y el cuerpo diplomático, el Papa se refirió también allí a la guerra en Ucrania: “Vuelve a aparecer prepotentemente en las seducciones de la autocracia, en los nuevos imperialismos, en la agresividad generalizada, en la incapacidad de tender puentes y de comenzar por los más pobres. Hoy es muy difícil pensar con la lógica de la paz. Nos hemos habituado a pensar con la lógica de la guerra. Es aquí donde comienza a soplar el viento gélido de la guerra, que también esta vez ha sido alimentado a lo largo de los años. Sí, la guerra se fue preparando desde hace mucho tiempo, con grandes inversiones y comercio de armas. Y es triste ver cómo el entusiasmo por la paz, que surgió después de la segunda guerra mundial, se haya debilitado en los últimos decenios, así como el camino de la comunidad internacional, con pocos poderosos que siguen adelante por cuenta propia, buscando espacios y zonas de influencia. Y, de este modo, no sólo la paz, sino tantas grandes cuestiones, como la lucha contra el hambre y las desigualdades han sido de hecho canceladas de las principales agendas políticas", precisó.

"Desde hace tiempo se había pensado en un encuentro con el patriarca Kirill" señaló el Papa, precisando que "se está trabajando en esto, se está trabajando y se está pensando en hacerlo en Oriente Medio. Estas son las cosas como están ahora. Las cosas que he dicho a las autoridades de cada parte son públicas. Para mí, ninguna de las cosas que he dicho es reservada. Lo que he hablado con el patriarca, él después hizo una bonita declaración de lo que nos dijimos. Con el presidente de Rusia hablé a finales de año cuando me llamó para felicitarme, hablamos. Después, con el presidente de Ucrania también he hablado, dos veces. Y pensé, el primer día de la guerra, que tenía que ir a la embajada rusa para hablar con el embajador, que es el representante del pueblo, y hacer preguntas y decir mis impresiones sobre el caso. Estos son los contactos oficiales que he tenido. Con Rusia lo he hecho a través de la embajada. Además, he hablado con el arzobispo mayor de Kiev, monseñor Shevchuk", indicó Francisco.

 

 

HB