lunes 27 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD Perfil Educación
31-08-2021 13:38
31-08-2021 13:38

María Luján Rey: “La corrupción mata en la tragedia de Once y cuando se roban vacunas”

La diputada participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes del Posgrado en Periodismo de Investigación. La “falta de empatía” de Cristina Kirchner por el accidente ocurrido en el Sarmiento. Críticas a Juan Pablo Schiavi. Y su amistad con Carolina Píparo.

31-08-2021 13:38

María Luján Rey respondió preguntas en forma virtual en una conferencia de prensa organizada por estudiantes del Posgrado en Periodismo de Investigación del Grupo Perfil y la Universidad del Salvador (USAL), en la que se refirió a la falta de respuestas de la expresidenta Cristina Kirchner sobre la tragedia de Once que terminó con la vida de 52 personas. “Cristina nunca demostró empatía con las víctimas, ni con los familiares, ni con los sobrevivientes”, sostuvo. 

La diputada del PRO también aseguró que Mauricio Macri hubiera logrado una mejor gestión de la pandemia que Alberto Fernández, respaldó a Diego Santilli por no participar de un debate con Facundo Manes y se refirió a la candidatura de María Eugenia Vidal en la Ciudad de Buenos Aires. “Vidal es una figura valiosa para los bonaerenses, los porteños y para todos los argentinos”, dijo Luján Rey en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

—¿Cristina Fernández estuvo a la altura de lo que ocurrió en la tragedia de Once? 

—Lamentablemente, tengo que decir que no. Cuando ocurrió la tragedia de Once, ella era presidenta y tardó varios días en referirse a lo sucedido. Desde el primer momento, y hasta el día de hoy, ha tenido frases muy desafortunadas y desacertadas respecto a lo sucedido ese 22 de febrero de 2012. Cristina nunca demostró empatía con las víctimas, ni con los familiares, ni con los sobrevivientes. Tampoco con los usuarios del tren que, en ese momento, vivían a diario el drama de tener que viajar desde el oeste hasta Capital. Sí se dedicó a buscar en quién deslindar sus responsabilidades. Fue hacia el motorman de la formación, tratando que acabara en él responsabilidad de lo sucedido. Afortunadamente, no fue así, y terminamos el juicio con 21 responsables. Entre ellos su ministro y secretario de Transporte. Así no haya tenido responsabilidad penal en el hecho, Cristina sí tuvo responsabilidad política.

—¿Qué opinión le merece el beneficio que le otorgó la Justicia al ex secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi?

—Me parece lamentable. Se hace un uso abusivo de un beneficio que fue pensado con otro espíritu y que, sin duda, habrá que rever. El incentivo educativo está pensado para aquellos condenados que no tienen herramientas suficientes para cuando deban reinsertarse en la sociedad, tras haber cumplido su pena. Para que se eduquen, terminen la escolaridad o aprendan un oficio, y no recaigan en el delito. Entiendo que hay en este caso una doble malversación del espíritu de estos incentivos, que no deberían redundar en la reducción de las penas. Porque las penas establecidas deberían ser cumplidas, y Juan Pablo Schiavi no delinquió porque no tenía otro camino o no sabía tocar el ukelele. Pero tomó las capacitaciones en prisión, para reducir su pena. Entiendo que este subterfugio nos interpela a todos a revisar la mecánica de estos incentivos educativos y en eso estoy trabajando.

—¿Existe la posibilidad de que se pueda repetir en la Argentina una tragedia similar a la de Once? 

—Creo que no, a raíz de la lucha que hemos llevado adelante los familiares de las víctimas. Más allá de la pelea en los Tribunales, y de haber conseguido la condena para los responsables, se ha forzado al Gobierno a dar una respuesta concreta al problema. Y, pese a esgrimir que el material ferroviario estaba en perfecto estado, y que la tragedia había sido producto de un error humano, obligamos a que compraran trenes nuevos a China y renovaran la flota de todo el ramal Sarmiento. Asimismo, compraron también formaciones para otras líneas de trenes y renovaron vías. Estas mejoras, iniciadas en 2014, continuaron en la gestión de Mauricio Macri con la renovación de vías y el reacondicionamiento de talleres de reparación de formaciones. La tragedia de Once fue producto de la corrupción y creo que la corrupción nos puede matar en un tren, como fue en este caso, pero también nos puede matar en una ruta no reparada o en una ciudad que se inunde por falta de obras. La corrupción mata en la tragedia de Once y cuando se roban las vacunas. Es un mal que aqueja a nuestro país y que tiene que ser combatida para evitar más muertes.

—¿Está comparando la tragedia de Once con el Vacunatorio VIP

—La otra cara de la moneda de la corrupción es el sufrimiento y la muerte de los ciudadanos. La corrupción te mata. Y, sin duda, creo que el haberse salteado la fila de la vacunación no es una picardía, sino un acto de corrupción. Seguramente, hubo muchas personas a las que les hubiera correspondido la vacuna, pero no la recibieron y luego enfermaron, fueron internadas e incluso fallecieron.

—¿Mauricio Macri hubiera manejado mejor la pandemia que Alberto Fernández?

Sí. Yo creo que cualquier persona hubiera manejado mejor la pandemia que Alberto Fernández. Lo que están haciendo es un desastre. El nivel de improvisación que ha demostrado el Gobierno desde el primer momento, cuando Ginés González García decía que China quedaba lejos y que acá el virus no llegaría, y el Ppresidente repetía que con un tecito caliente ya estaba todo solucionado. Es intolerable. Son muchas desprolijidades que, una tras otra, conllevaron al sufrimiento de más de ciento once mil familias argentinas. Con la falta de compra de vacunas y su empecinamiento en la materia. Con una cuarentena eterna que nunca tuvo basamento científico, aunque ellos se autodenominen como un gobierno de científicos. No tomaron una sola decisión en base a datos. Tampoco se dejaron ayudar.

María Luján Rey

—¿Qué análisis hace sobre la decisión de María Eugenia Vidal de haberse mudado a la Ciudad? 

—Ella ya ha explicado cuáles fueron los motivos. Vidal es una figura sumamente valiosa para nuestro espacio, para los bonaerenses, los porteños y para todos los argentinos. Desde el lugar en el que decida estar, Provincia o Ciudad, siempre va a saber cómo aportar para la construcción de una realidad mejor. No modifica su compromiso el lugar por el cual llegue a una banca en la Cámara de Diputados.

—Alberto Crescenti, el titular del SAME, le regaló a Vidal el chaleco que había utilizado para asistir a las víctimas de la tragedia de Once. ¿Qué opinión le merece? 

—No hablé con María Eugenia sobre eso. Entiendo que son amigos y que habrá tenido sus motivos para regalárselo. Sé que le tiene gran aprecio. Conozco al doctor Crescenti y sé lo que significa para él ese chaleco. Él no solo trabajó ese día fatídico, sino que, además, acompañó a las víctimas en muchas oportunidades. Le tenemos muchísimo cariño y valoramos lo que ha hecho. Y no tengo ninguna duda que María Eugenia sabe el valor que tiene ese chaleco.

—¿Por qué Diego Santilli no quiere dar un debate con Facundo Manes? 

—Habría que preguntarle a Santilli. Lo que yo creo es que estamos en instancia de internas y me parece que el debate entre dos personas que componen la misma fuerza no es el que se tiene que dar. El debate se dará una instancia posterior, cuando se diriman las elecciones generales.

—¿Qué opinión le merece la decisión de Carolina Píparo de dejar Juntos por el Cambio para ser parte del espacio de José Luis Espert?

Me sorprendió. No tenía idea de la decisión que había tomado. Yo soy amiga de Carolina. Nos queremos. Y, como amiga, respeto las decisiones que ella tome. Estoy para acompañarla, para eso están los amigos. Me apena no tenerla de compañera y que haya tomado esa decisión, porque me parece una persona sumamente valiosa, que siempre se comprometió y dijo sinceramente lo que cree, defendiendo sus valores por los cuales pelea. Pero está bien si ella ha decidido seguir desde otro espacio apostando por el país que quiere, porque es el mismo que quiero yo. 

—¿Y qué piensa de Espert?

En lo personal no me gusta. Me parece que es funcional al Gobierno. Estas fuerzas que nacen como alternativa, no son ni una cosa ni otra y cuando estamos en el recinto suelen votar acompañando cada decisión y necesidad del Gobierno. Ya lo hemos visto con otras. Ojalá me equivoque en este caso y mantengan su palabra.

—¿Qué opina sobre los recientes dichos de Sabina Frederic respecto de la inseguridad y de su comparación con Suiza?

Me parecen siniestros. Es perverso y ella es una cínica. La ministra muestra, una vez más, que tan alejados están de lo que le pasa al ciudadano común. ¡Lo dijo un rato después de que murieran dos personas en un hecho de inseguridad en Ituzaingó! Matías Bagnato, que es mi amigo, me mandó un video en el que interpela a Frederic y le pide que lo acompañe al cementerio para ver lo divertido que es tener que ir allí para ver a un familiar. Creo que no miden las palabras y no les interesa el dolor que causan.  

—Agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevistas de Perfil Educación y le damos la posibilidad de cerrar el reportaje con un comentario final que quiera realizar.

–La agradecida soy yo. Espero haber podido aportar mi granito de arena en favor de todos ustedes que están preparándose y que, con compromiso y vocación, se esfuerzan todos los días para seguir trabajando y aportando en nuestro país. El periodismo es una profesión que debe ser enaltecida y llevada adelante con los valores de la verdad. Los felicito y espero que le sigan poniendo garra.

Por Marcos Gonzalez Malbec, Nicolas Montenegro y Federico Gil García
Estudiantes de Periodismo de Perfil Educación
Posgrado en Periodismo de Investigación Perfil-USAL