ACTUALIDAD
Video

Mataron a otro policía bonaerense, esta vez en La Cava: el asesino tenía vasto legajo judicial

Matías Ezequiel Molina, de 25 años, llegó a Hudson y Udaondo, partido de San Isidro, es un móvil que respondió a un llamado al 911, dando cuenta de disparos y un posible robo. Apenas bajó quiso detener a Brandon Zakowick, que lo mató de tres disparos. Luego se indicó que este había estado vinculado a causas de robo y drogas en 2018 y 2019.

Matías Molina, el policía asesinado en San Isidro 20231201
Matías Molina, el policía asesinado en San Isidro. | Collage

Otro policía fue asesinado en la provincia de Buenos Aires. Y también nuevamente el sujeto que lo mató tenía, pese a su juventud, nutridos antecedentes judiciales, había estaod preso por robo en 2018, luego vinculado a una causa por tráfico de drogas al año siguiente, y este viernes baleó mortalmente al agente Matías Ezequiel Molina, de solo 25 años, cuando este llegó con un móvil respondiendo a un llamado al 911, que daba cuenta de "disparos y un posible robo en Hudson y Udaondo, del Barrio San Cayetano, la siempre peligrosa Villa La Cava.

Molina bajó del móvil y trató de detener a Brandon Alfredo Zakowick, también de 25 años, que intentaba escapar del lugar, y en ese forcejeo este le disparó a Molina en tres ocasiones. No está claro si el asesino ultimó al policía utilizando su propia arma reglamentaria, si es que consiguió arrebatársela en ese forcejeo que señalamos, o si en cambio usó otra arma, tal vez vinculada a esos disparos que escucharon los vecinos que habían llamado al 911.

Matías Molina, el policía asesinado en San Isidro 20231201
Dramática escena: otros policías alzan a Molina, que fue conducido al Hospital de San Isidro, donde murió. 

Lo cierto es que Zakowick fue detenido, mientras otros policías que llegaban al lugar en varios móviles llevaban a Molina con la celeridad que se podía al Hospital de San Isidro, pero en ese nosocomio los médicos poco pudieron hacer y se indicó que el uniformado había muerto.

La Justicia de San Isidro se ocupa de las actuaciones correspondientes, de este nuevo episodio de inseguridad que repite las situaciones de tantos otros casos, en los que peligrosos delincuentes, liberados al poco tiempo de sus detenciones, terminan convirtiéndose en victimarios, esta vez de un policía como Molina, y en innumerables ocasiones de ciudadanos en intentos de robo.

 

HB