sábado 27 de noviembre de 2021
ACTUALIDAD
22-10-2021 08:58
22-10-2021 08:58

Murió Thelma Jara de Cabezas, la madre de Plaza Mayo protagonista de una historia de torturas y complicidades

Jara de Cabezas, fue torturada en la ESMA luego la sacaron, le tomaron fotos en una confitería del barrio de Palermo para fraguar una entrevista bajo el título "Habla la madre de un subversivo muerto", cuando su hijo estaba desaparecido

22-10-2021 08:58

Thelma Jara de Cabezas, sobreviviente de la última dictadura cívico-militar, Madre de Plaza de Mayo y miembro de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, falleció este jueves a los 94 años de edad, informó la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Jara de Cabezas era madre de un adolescente de 17 años, Gustavo, militante de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), que está desaparecido desde 1976, cuando fue detenido por fuerzas de la represión ilegal.

La mujer se dedicó intensamente a la búsqueda del muchacho sumándose a las Madres de Plaza de Mayo y a la comisión de Familiares y fue secuestrada el 30 de abril de 1979 mientras cuidaba a su esposo, Vicente Cabezas, que sufría una enfermedad terminal.



Jara de Cabezas fue llevada a la entonces Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA),donde fue torturada. Meses después fue sacada de allí junto con otro preso ilegal y, tras ser maquillada, le tomaron fotos en una confitería del barrio de Palermo para fraguar una nota en una revista de amplia circulación entonces bajo el título "Habla la madre de un subversivo muerto".

Thelma Jara de Cabezas

El artículo fue publicado el 10 de septiembre de 1979 por la revista Para Ti con el título “Habla la madre de un subversivo muerto”. Allí, Jara de Cabezas era presentada como “una arrepentida que describía cómo la guerrilla había engañado a su hijo” para que se volcara a la lucha armada.

Procesan a periodista por una nota falsa a la madre de un desaparecido

En la época en que se realizó la entrevista, el hijo de Jara, Gustavo Cabezas, se encontraba desaparecido desde 1976, y ella había denunciado el hecho ante distintos organismos de derechos humanos. Asimismo, la mujer estaba cautiva en la ESMA, bajo el control del represor Ricardo Miguel Cavallo.

Según la denuncia de la mujer, el represor Ricardo Cavallo le exigió que colabore con la revista. "Lo hacés si querés. Acá no se obliga a nadie a hacer lo que no quiere. Pero si no querés, puntos suspensivos", le dijo.

Tras su liberación, la mujer sumó ese episodio a su lucha por la búsqueda de Gustavo. Su otro hijo, Daniel, exiliado en México, también hizo gestiones por su madre y su hermano.

En el año 2013 la Justicia condenó a prisión perpetua a varios jerarcas militares por el secuestro y desaparición del joven y el homicidio de Kitty Villagra, su compañera de volanteada que fue asesinada en el momento en que los capturaron, el 10 de mayo de 1976, en la ciudad bonaerense de Martínez, en el norte del conurbano.

En esta Nota