jueves 24 de junio de 2021
ACTUALIDAD Coronavirus
04-06-2021 08:18

Paraguay quiere comprar la versión argentina de la Sputnik-V

El canciller Euclides Acevedo se reunió con el presidente del laboratorio Richmond, Marcelo Figueiras, a horas de ser autorizado para producir las vacunas a escala. También acercó posiciones con el Gobierno en torno al Mercosur.

04-06-2021 08:18

El canciller paraguayo Euclides Acevedo visitó la Argentina con un doble propósito: oficializar el interés de su país por adquirir la versión argentina de la vacuna Sputnik V y acercar posiciones con su vecino, de cara al próximo encuentro del Mercosur, donde se volverá sobre la rebaja del Arancel Externo Común y una eventual flexibilización al modo de negociación con terceros, dos temas que mantienen en vilo al bloque. Para el gobierno de Alberto Fernández, Asunción representa una chance de no quedar solo en la mesa de negociación frente a Uruguay y Brasil. A la inversa, Buenos Aires significa hoy una oportunidad concreta y cercana de garantizarse dosis contra la Covid-19.

Con estos temas en agenda, la delegación encabezada por Acevedo mantuvo diversas reuniones con funcionarios, como el canciller Felipe Solá y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, así como con Marcelo Figueiras, titular del laboratorio Richmond, a cargo de elaborar la Sputnik Vida, frente a quien oficializó el primer pedido formal de un país de la región por acceder a la vacuna "Hecha en Argentina" con el principio activo ruso. Pocas horas antes, la firma había recibido el visto bueno del instituto ruso Gamaleya para empezar la elaboración a escala de la vacuna. y hoy lo celebrarán en conjunto Fernández junto al mandatario ruso, Vladimir Putin, en el marco del Foro Económico Mundial en San Petersburgo. 

Acevedo y Solá reforzaron un punto clave para evitar una fractura del bloque: la regla del consenso a la hora de tomar decisiones

Respecto a la próxima cumbre de cancilleres del Mercosur, Acevedo y Solá reforzaron un punto clave para evitar una fractura del bloque frente a la impaciencia de un sector del gobierno brasileño a partir de la cual avanzó con decisión Uruguay en marzo pasado: la regla del consenso a la hora de tomar decisiones, tal como lo estipula el Tratado de Asunción. Asimismo, ambos gobiernos reafirmaron su punto de vista respecto a la forma de encarar las negociaciones comerciales con otros países o bloques, a través del conjunto.

Paraguay y Argentina piensan parecido en este sentido a diferencia de Brasil y Uruguay que reclaman más libertad. En cambio, donde Buenos Aires se bate en mayor soledad es en lo que refiere a la rebaja del Arancel Externo Común. El Gobierno busca hacerlo de un modo diferenciado, conteniendo la reducción de las barreras con el argumento de proteger la industria local, frente al reclamo histórico de Uruguay y Paraguay de una mayor apertura al que se pliega el ministerio de Paulo Guedes en Brasil desde 2019.

felipe sola euclides acevedo 20210604

En sus últimas semanas al frente de la Presidencia Pro Témpore del Mercosur, el objetivo de la Argentina es, a esta altura, intentar contener la embestida de sus socios más que esperanzarse con torcer su voluntad. De allí que aspire a hablar de los mayores consensos posibles para la reducción de los tributos en aras de proteger la integración y evitar impactos que debiliten las posiciones frente a otros bloques. Comprar tiempo para seguir negociando, aunque saben que Brasilia tiene otros planes para la segunda mitad del año, cuando tome el timón. Más aún con un Jair Bolsonaro en modo electoral que necesita volver a ganar volumen político si aspira a una reelección en 2022.

Por supuesto, tanto con Solá como con Béliz se conversó también respecto a la pandemia, el desarrollo de los planes de vacunación y su impacto en la circulación por las fronteras y la necesidad de apoyar el reclamo global por un acceso equitativo a un bien que debe considerarse público en el marco de la emergencia sanitaria mundial. Para Paraguay, rezagado en su propio proceso de inmunización, el viaje a Buenos Aires tenía como finalidad abrir un nuevo canal de acceso a dosis para inocular a su población.

Versiones en los medios paraguayos durante los días previos se referían a la pretensión de replicar el modelo y fraccionar ellos mismos la vacuna.

Para ello, Acevedo también se reservó un espacio importante en su agenda para verse con Figueiras, cabeza del laboratorio Richmond, de forma tal de oficializar el interés de Paraguay por acceder a la Sputnik Vida, a horas del visto bueno del Gamaleya. El empresario argentino confirmó que el gobierno paraguayo es el primero en formalizar el pedido –se habla del interés de Bolivia también, por caso– y manifestó interés “en realizar una inversión en Paraguay”, acorde al comunicado posterior de aquel país.

Versiones en los medios paraguayos durante los días previos se referían a la pretensión de no solo adquirir dosis envasadas en Argentina sino también replicar el modelo y fraccionar ellos mismos a través de capital privado. Sobre esto último, no se conocieron mayores detalles y en referencia a la opción de importar las vacunas desde la Argentina, Acevedo se llevó la respuesta de que sería posible pero no antes del mediano plazo, acorde a versiones del lado paraguayo. La prioridad de la Sputnik Vida, en un primer momento, sería para la propia población argentina.

Por último, el tema de la navegabilidad en la Hidrovia Paraguay- Paraná también estuvo presente y el canciller paraguayo se comprometió, en nombre de su país, a que intervendrían en representación de los Estados Parte y Estados Asociados al Mercosur en la próxima sesión del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, el 24 de junio, con el fin de apoyar el reclamo de soberanía argentino en la Cuestión Malvinas.