4th de March de 2021
ACTUALIDAD Polémica por el billete de 5.000
18-05-2020 21:20

Quién es la embajadora tuitera israelí que tildó de nazi a Ramón Carrillo

Galit Ronen evitó nombres pero se manifestó en línea con la crítica a la figura del secretario de Salud de Perón para un nuevo billete. El Gobierno prefirió no contestarle de modo oficial.

18-05-2020 21:20

Tuitea desde julio de 2018. No tanto como otros diplomáticos extranjeros, como el británico Mark Kent, aunque sí con una presencia regular en las redes. Celebra el hummus, comparte información acerca del Covid-19, incluso se saca fotos en el Monumental o con los pies descalzos sobre una mesa, disfrutando de una botella de cerveza, tras embarcar varados rumbo a Israel. Galit Ronen es su embajadora en la Argentina desde agosto de 2019 y, en las últimas horas, posteó unos caracteres que el Gobierno encontró desconcertantes aunque por ahora prefiere no responderle, al menos, de modo oficial.

"Cuando decimos ´Nunca más' refiriendo al Holocausto, no hace sentido conmemorar alguien que, por lo menos, fue un simpatizante con este ideología", disparó la representante israelí. Kent, su colega del Reino Unido, se expresó en sintonía: "El nazismo fue el mayor mal del siglo XX. Condujo al Holocausto. La muerte de millones de inocentes. No debemos conmemorar a nadie que participó en este terrible episodio."

"Cuando decimos ´Nunca más' refiriendo al Holocausto, no hace sentido conmemorar alguien que, por lo menos, fue un simpatizante con este ideología"

Ninguno de los dos citaron nombres, ni referencias claras, si bien el mensaje fue leído en línea con las críticas que hicieron públicas las autoridades del Centro Simon Wiesenthal por el posible uso de la  imagen del médico Ramón Carrillo, secretario de Salud de Juan Domingo Perón, como uno de los rostros de un eventual billete​ de 5 mil pesos. Lo catalogaron de simpatizante del nazismo.

Algunos referentes como Juan Grabois eligieron responderle por su cuenta. De momento, el Gobierno no planea hacerlo de manera oficial. Alegan que los tuits no son explícitos en su referencia y prefieren evitar entrar en una polémica tuitera por un proyecto que, por ahora, el propio presidente Alberto Fernández ya descartó. Tampoco buscan alimentar un entredicho mayor con Israel o el Reino Unido.

Dr. Ramón Carrillo

Alegan que los tuits no son explícitos en su referencia y prefieren evitar entrar en una polémica tuitera por un proyecto que, por ahora, el propio Presidente ya descartó

De Kent es sabido su alto perfil tuitero. Al lado suyo, Ronen es menos prolífica aunque sigue la misma línea de intercalar tuits informativos con experiencias personales y respuestas descontracturadas. En línea con sus antecesores, la embajadora israelí mantiene una defensa muy dura de determinados temas de la agenda política donde no cabe el humor. Más osado que otros. No tuvo reparos en manifestarse públicamente contra el memorándum con Irán cuando apenas llevaba un mes en el cargo, durante un acto de homenaje a las víctimas del ataque terrorista a la embajada de Israel. Asi como ponderó la decisión del gobierno de Mauricio Macri, entonces en el poder, de catalogar a Hezbollah como organización terrorista, una etiqueta que la actual administración prefirió no cambiar.

En el Gobierno, recuerdan que Ronen, en su momento, se mostró muy activa durante el viaje de Fernández a Israel en enero pasado, la primera gira al exterior del Presidente para participar del Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Holocausto. Dio una mano para la coordinación previa de la agenda. Luego, el 2 de abril pasado, saludó a Alberto por su cumpleaños, por Twitter, con una foto de aquellos días. “Quiero desearle un feliz cumpleaños al Presidente. Celebro su esfuerzo para que la amistad y la cooperación entre Israel y Argentina sigan creciendo aún en estos tiempos de crisis”.  

“Quiero desearle un feliz cumpleaños al Presidente. Celebro su esfuerzo para que la amistad y la cooperación entre Israel y Argentina sigan creciendo

Ronen tuiteó por primera vez el 31 de julio de 2018, como embajadora ante Uruguay. Fue una foto con el canciller del último gobierno del Frente Amplio, Rodolfo Nin Novoa. En un video que había difundido al aterrizar en Montevideo, se declaraba deseosa de aprender sobre tango y fútbol. Lo mismo dijo cuando fue redestinada a Buenos Aires, en el epílogo del gobierno de Juntos por el Cambio. Unos meses más tarde, en febrero, se hizo una selfie con Kent, y los embajadores Peter Maddens (Bélgica), Rashad Aslanov (Azerbaiyan) y Sefik Vural Altay (Turquía). Estaban en la platea del Monumental en el partido en el que River enfrentó a Banfield por la  Supercopa.

Antes que estallara la pandemia, visitó la Provincia de Corrientes invitada por Gustavo Valdés al carnaval. Luego todo cambió: se puso al frente de resolver la situación de los ciudadanos israelíes varados en el país mientras participaba de charlas on line sobre la memoria. Entrevistada por Infobae, explicó que su país coopera con la Argentina compartiendo sus experiencias sobre el Covid-19 mediante videoconferencias con instituciones de salud, a través de capacitaciones on line sobre educación a distancia y medidas de protección contra ciberataques. También atienden los pedidos de materiales en los cuales las firmas israelíes pueden colaborar.

Además de Argentina y Uruguay, Ronen cumplió funciones en Perú, Portugal y Austria. Tal como indica su currículum, nació en un kibutz , en 1965, y se formó en genética y microbiología antes de dar un vuelco a su carrera y sumergirse en la diplomacia.

Vaernet, el asesor nazi de Ramón Carillo que "curaba" la homosexualidad