sábado 24 de julio de 2021
ACTUALIDAD Debate político y académico
08-07-2020 19:01

Salud o economía: la respuesta del Papa es "más medioambiente y menos grieta"

El mensaje de la Encíclica Laudato Si fue el puente para un encuentro en el que hubo legisladores, representantes de la UIA y académicos. Una experiencia de diálogo que puede anticipar al Consejo Económico y Social

08-07-2020 19:01

Muchas son las voces que sugieren que el Consejo Económico y Social como salida democrática a la crisis que estamos afrontando (y que ya fue anunciado por el presidente Alberto Fernández) deberá tener una “pata ambiental”. En este sentido, el aporte del Papa Francisco puede ejercer influencia. Una influencia y unos consensos que ya empiezan a manifestarse. Políticos de distinto origen coincidieron que la encíclica Laudato Si podría ser una buena base para ulteriores acuerdos que garanticen la justicia social y mejores condiciones de equidad.

Graciela Camaño expresó la urgencia de la temática de la siguiente manera: “La crisis ambiental que tenemos es esencialmente un problema humano”. La encíclica papal Laudato Si cumplió cinco años en plena pandemia por el coronavirus. Su mensaje sobre el medioambiente y sobre la necesidad de comprender a lo ecológico como social y político —los principales damnificados del daño al planeta son los pobres— parece estar dirigido directamente a las causas que originaron la proliferación del virus. El vínculo diferente con lo natural, el extractivismo que cambia la fisonomía de las ciudades y entornos son necesariamente cuestiones que deben pensarse a la luz de lo actual, pero intentando comprender el mañana.

Un encuentro promovido por la UCA reunió a políticos de distintos partidos políticos, empresarios de la UIA y académicos para pensar directamente los desafíos que implica el cuidado de la “casa común” de la que habla Francisco. Estuvieron presentes los senadores Dalmacio Mera (Frente de Todos y Mario Fiad (Unión Cívica Radical, la mencionada diputada Graciela Camaño (diputada por Consenso Federal), el vicepresidente de la UIA, José Urtubey, junto a Miguel Angel Schiavone, el rector de la UCA, la Ing. Stella Maris Andretich, Decana de la Facultad de Química e Ingeniería de UCA Rosario, el Ing. Emilio Insaurrraga (CEA-Justicia y Paz) y el Pbro. Gustavo Boquin (Vicerrector de Integración).

La conformación de un Consejo Económico y Social es clave

Los dos senadores enfatizaron la urgencia del mensaje papal en clave política. Y argentina. Mera consideró que "tenemos tres campos importantes en la vida de todos los días: el campo social, el campo económico y el Papa nos trae este nuevo mundo del campo ambiental. En la intersección de esos tres conjuntos hay un lugar en común que son los proyectos que hay que incentivar que puedan generar igualdad y equidad, que son ambientalmente sustentables, que son socialmente sustentables y que son económicamente sustentables. La política es algo muy importante para dejarla sólo en manos de los políticos”, mientras que Fiad consideró que “hoy para trabajar juntos a partir del diálogo necesitamos algo que está seriamente dañado que es la confianza. La confianza no puede imponerse, se cimienta con identidad; con fidelidad; con la palabra más allá de lo devaluada que está hoy en día; con procesos transparentes, participativos. Por eso estoy convencido que lo local es el primer paso”.

La diputada Camaño sostuvo por su parte que “Laudato nos convoca a buscar verdades objetivas, principios sólidos y universalmente válidos. Y esta es, sin duda, la plataforma de inicio de cualquier diálogo de buena fe.

En una época en donde los propios políticos abandonaron todas las bases que consolidan el sostenimiento del sistema democrático, donde el diálogo, el compromiso, las ideas estratégicas, la búsqueda del Bien Común se suplantó por la democracia de audiencias, las encuestas y el “paneleo berreta” Laudato Si los llama a tener grandeza que implica el deber de tener un proyecto de Nación”.

A 5 años de la publicación de la Carta Encíclica Laudato Si’

El mensaje político de búsqueda de unidad fue reforzado por el dirigente empresario José Urtubey: “Hoy esta pandemia, el COVID-19, lo que hace es mostrar el desequilibrio, la desarmonía de desarrollo que hay en la Argentina.  Los argentinos nos tenemos que encontrar uniéndonos pensando qué país queremos y yo empezaría por buscar un país más federal. Por supuesto que algo que no es novedoso, pero es algo sin embargo que hoy la pandemia nos muestra de frente que este es un problema que tenemos que atacar. La Argentina, lamentablemente, todavía vive de viejas antinomias que parecían que se habían superado en algún momento y dejaron de ser superadas. Por ejemplo: el agro versus la industria, el interior versus el centro del país, las pequeñas y medianas empresas versus las grandes empresas. Creo que esta Encíclica también nos lleva a buscar hilos conductores de diálogo para que unifiquemos criterios y entendamos que el prójimo, nuestro alter, es alguien que colabora con nosotros”, explicó.

Francisco impulsa introducir el "pecado ecológico" en catequesis para defender el medio ambiente

Por su parte, el rector de la UCA, Miguel Angel Schiavone planteó el escenario del que partimos. Dijo que “El virus afecta a todos, pero no en la misma magnitud; no generando el mismo daño. En nuestros barrios carenciados, en nuestros barrios de emergencia, ¿Con qué alcohol en gel se van a lavar si no tienen agua potable para tomar, no tienen agua potable para el consumo? ¿Qué distanciamiento social va a tener una familia donde 3 o 4 duermen en el mismo colchón? ¿Dónde está el distanciamiento social?”, mientras que Andretich señaló que “El concepto de desarrollo sustentable no alcanza: hay que cuidar los recursos naturales hoy y hay que distribuirlos equitativamente. Hay que cuidarlos para las generaciones futuras y educar para que las generaciones futuras los distribuyan de forma equitativa. El Papa dice: hay que darle a las generaciones futuras un mundo y una humanidad”. Insaurraga consideró que: “esta Encíclica se pone la humanidad al hombro y trata de ofrecer una alternativa sustentable, de superación. Una alternativa de un mundo feliz no sólo para algunos sino para todos. Este momento que estamos viviendo ha puesto en crisis muchas certezas”. El Pbro. Boquin enfatizó la cuestión ética: “Hoy nos toca ser como el Buen Samaritano (…) ser compasivos y ser activos para sanar justamente nuestra Casa Común, para cuidarla, para protegerla y en especial a los más vulnerables. Para los que somos creyentes Dios nos va a preguntar: ¿Dónde está tu hermano? ¿Qué hiciste con él? Para los que no comparten con nosotros una convicción religiosa, la historia va a preguntar: ¿Qué hicieron? ¿Qué responsabilidad tuvieron?

Salir de la grieta puede ser un punto de partida. Considerar un entorno mejor y más equitativo es el camino. El senador Fiad consideró que “trabajando juntos sobre un diálogo basado en la confianza; buscando efectivamente el Bien Común sustentado en valores; aprendiendo a construir sobre las diferencias mostrando que entre los eternos dilemas argentinos podemos encontrarnos y construir juntos”.