3rd de March de 2021
ACTUALIDAD cada vez mas popular
02-05-2020 20:15

"Súper Sophie", otra líder política que se destaca en la lucha contra el coronavirus

Casi desconocida hace 6 meses, la premier belga ha tenido que lidiar con una de las tasas de mortalidad más altas de Covid-19 en el mundo. Este domingo su país inicia la lenta salida del confinamiento y elogian por su empatía con la gente y tranquilidad para liderar.

02-05-2020 20:15

La primera ministra belga, Sophie Wilmès, casi desconocida hace seis meses para sus propios compatriotas, se ha sumado ahora a la lista de líderes políticas que se destacan en el mundo por la eficacia y sensibilidad con la que enfrentan el desafío del coronavirus.

“Súper Sophie”, como la ha bautizado la prensa belga, es una liberal francófona, de 45 años, a la que le llueven elogios como “franca”, “tranquila” o “profesional”, y que este domingo piloteará el difícil proceso de salir del confinamiento en un país muy afectado por la pandemia, con más de 7700 muertos por el Covid-19.

"Está claro que esta crisis ha cambiado por completo su estatura", declaró Vincent Laborderie, un politólogo de la Universidad católica de Lovaina. "Nueva en el panorama", Wilmès tiene algo que gusta a los belgas, y "el lado femenino jugó también", agregó el especialista.

Otro de los elogios que “Súper Sophie” ha recibido es por su “empatía con quienes sufren", la misma que han recibido las primeras ministras de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, la dinamarquesa Helle Thorning-Schmidt o la noruega Erna Solberg, por la forma con la que lidian con el coronavirus.

Para esta hija de un economista que se graduó en una escuela de comunicación, todo se aceleró en 2014. De diputada suplente llegó a primera ministra a finales de 2019, por una serie de circunstancias fortuitas.

Madre de cuatro hijos, es la primera mujer en ocupar el puesto en Bélgica, pero al frente de un gobierno sin mayoría en el parlamento y que solo se ocupa de "los asuntos corrientes". "No hay que olvidarlo, llegó un poco por casualidad", señala Dave Sinardet, profesor de ciencias políticas de la Universidad Libre de Bruselas (VUB), de habla neerlandesa.

Sinardet recuerda que Wilmès “no se expone, cultiva una cierta discreción en los medios de comunicación, pero esto también puede ser una estrategia". Y aunque a finales de marzo se formó una especie de unión nacional para gestionar la crisis (una votación en el Parlamento otorgó "poderes especiales" a su coalición minoritaria), esto no durará más de tres meses, según los expertos.

Economía. Las críticas que ha recibido la primera ministra de partidos de izquierda es por su decisión de dar prioridad a la reapertura de los comercios, a partir del 11 de mayo, y no ja la reuniones familiares, que fueron aplazadas hasta el 18 de mayo. “Oponer la economía a lo humano es estar completamente equivocado”, reaccionó Wilmès, que pertenece al Movimiento Reformador, una fuerza centrista.

El gobierno de Wilmès también se destacó en las últimas semanas por su método de contabilizar las víctimas del coronavirus, que no solo toma en cuenta los casos confirmados, sino también todas las muertes producidas en geriátricos y asilos de ancianos. "Cuando no se puede hacer pruebas a todos es muy importante contar también las muertes probables", dijo el epidemiólogo Steven Van Gutch, que lidera el comité científico gubernamental contra el coronavirus en Bélgica.

 

SF

En esta Nota