miércoles 01 de febrero de 2023
ACTUALIDAD Vaticano

Despedida multitudinaria: el papa Francisco encabezó el funeral de Benedicto XVI

El Sumo Pontífice estuvo al frente de unas 200.000 personas en la ceremonia de despedida de su antecesor. Luego dejó la celebración de la misa en manos del cardenal Giovanni Battista Re. Dónde descansarán los restos de Joseph Ratzinger.

05-01-2023 08:23

Este jueves 5 de enero, el papa Francisco encabezó el funeral de Benedicto XVI, quién falleció el pasado 31 de diciembre a los 95 años. Unas 200.000 personas le dieron su último adiós durante los tres días en los que se abrió la capilla ardiente dentro de la Basílica de San Pedro.

Desde el lunes pasado, los restos del papa emérito reposaban junto al Altar de la Confesión y el baldaquino de Bernini, en el crucero de la basílica. A su vez, los fieles que deseaban despedirlo pudieron acceder a dicho lugar tras realizar largas filas alrededor de la plaza de San Pedro.

Cabe mencionar que Joseph Ratzinger estuvo al frente del Vaticano desde el 2005 hasta su renuncia en 2013. De esta forma, ocupó su lugar el papa Francisco, quien debió encabezar el funeral de su antecesor en un hecho poco común para la Iglesia Católica, ya que no sucedía algo similar desde hace 121 años.

Funeral de Benedicto XVI en la plaza de San Pedro.
Se trató de la segunda vez en que un papa encabezó el funeral de su antecesor. El primer caso ocurrió en 1802.

La última vez que un papa encabezó el funeral de su predecesor fue en febrero de 1802, cuando Pío VII celebró el funeral de Pío VI. Este último falleció en 1799 como prisionero de Napoleón Bonaparte y tuvo su ceremonia de despedida tres años después cuando sus restos fueron restituidos a Roma.

El funeral de Benedicto XVI

El funeral del papa emérito comenzó este jueves a las 09:30 hora local (5:30 en Argentina) en la plaza de San Pedro y fue presidido por el papa Francisco, aunque fue oficiado en el altar por el cardenal Giovanni Battista Re.

En la ceremonia se contó con la presencia de más de 400 obispos, 4000 sacerdotes y 1000 periodistas junto a dos delegaciones oficiales, de Italia y Alemania, país natal del pontífice difunto, y algunas autoridades de otros países a título personal.

La decisión del papa Francisco que "le rompió el corazón" a Benedicto XVI

En este sentido, la delegación italiana fue encabezada por el jefe del Estado, Sergio Mattarella junto a la primera ministra, Giorgia Meloni. De la misma forma, de la alemana participaron el presidente Frank-Walter Steinmeier y el canciller Olaf Sholz.

"Según el deseo del papa emérito, el funeral se realizará en la mayor sencillez", detalló Matteo Bruni, vocero del Vaticano. En este contexto, el funeral de Benedicto XVI fue muy parecido a las ceremonias que se realizan para los papas "reinantes", con algunas pequeñas excepciones.

Funeral de Benedicto XVI en la plaza de San Pedro.
Obispos, sacerdotes, delegaciones oficiales y autoridades de todo el mundo se acercaron al Vaticano para presenciar el funeral de Benedicto XVI.

Una vez terminada la misa, los restos del papa emérito fueron colocados en un ataúd recubierto por otros dos, quedando así dentro de uno de manera de ciprés, el interior, otro de plomo, el del medio y el exterior, de madera de olmo.

A su vez, dentro del féretro se colocaron las monedas y medallas acuñadas durante su "mandato", los palias que utilizó durante su carrera eclesial y un resumen de su historia como Papa. Luego, en una ceremonia privada, el cuerpo será llevado luego a las grutas vaticanas, lugar donde descansan todos los papas fallecidos.

 

AS/ff