miércoles 23 de junio de 2021
ACTUALIDAD Pandemia
10-06-2020 19:24

Turismo presentó protocolos para la reapertura de alojamientos y locales gastronómicos

El ministerio que encabeza Matías Lammens presentó recomendaciones sobre la nueva modalidad en los locales que reciban turistas. Desinfección, turnos y restricción de espacios comunes.

10-06-2020 19:24

En un intento por avanzar en la elaboración de una hoja de ruta para reactivar la economía, el Ministerio de Turismo y Deportes presentó un primer conjunto de recomendaciones para el funcionamiento de los establecimientos gastronómicos y los alojamientos elaborado junto a las provincias y al sector privado.

"Son herramientas concretas, recomendaciones sanitarias y pautas de atención que apuntan a fortalecer la cadena de valor y contribuir a preservar los empleos del sector, en línea con las nuevas demandas globales", comentó el titular de la cartera, Matías Lammens. Añadió que "seguimos convencidos que el turismo va a ocupar un rol estratégico cuando pase la pandemia de coronavirus. Desde el primer momento, nuestro país priorizó la salud de las y los argentinos, y creemos que esa será una marca distintiva a la hora de recuperar la confianza de los turistas en la próxima etapa".

Las pautas contenidas en ambos protocolos, los dos primeros de una serie que contempla los diversos rubros de la actividad turística, siguen las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Salud de la Nación. Apuntan a resguardar la salud y el bienestar de trabajadores del sector y turistas. Entre otras medidas, establecen medidas de control al personal, previo a su ingreso a trabajar, de forma de detectar síntomas compatibles con el COVID-19, así como un conjunto de disposiciones respecto al uso de espacios y la interacción con los huéspedes.

"Seguimos convencidos que el turismo va a ocupar un rol estratégico cuando pase la pandemia", afirmó el ministro Matías Lammens

En el caso de los alojamientos turísticos, todo personal que tenga contacto con huéspedes deberá utilizar tapabocas cuando esté estipulado en su jurisdicción. Salvo tareas específicas, el protocolo desaconseja el uso de guantes dada la mayor persistencia de partículas virales viables sobre el látex/ nitrilo. Se recomienda la circulación en un solo sentido, restringir el uso de piscina y gimnasio —salvo que lo permitan las autoridad sanitarias locales— y reducir la presencia de personas en áreas de uso común. Incluso se sugerirá el uso de paneles de vidrio como barreras de ser necesario y limitar el uso de los ascensores a una persona por vez.

A estas disposiciones vinculadas al espacio, se las complementará con una mayor digitalización del servicio a través de la gestión de reservas, check-in y check-out. Y en una  primera etapa, el ministerio establece que se evite el servicio de bell boy y valet parking, a la vez que se fijará un buzón para el depósito de llaves, que serán desinfectadas antes de su reutilización. Las habitaciones, una vez liberadas, deberán ser desinfectadas de manera profunda y ventiladas.

Crece el uso de "cartas digitales" a través de una plataforma para evitar contagios

En referencia a alimentos y bebidas, se recomienda evitar su manipulación por parte de los huéspedes y solicitar el servicio de desayuno en la habitación o modalidad take away. Otra opción sería disponer de cafeteras en las habitaciones, ampliar el horario de desayuno o administrar la presencia de los huéspedes mediante reservas desde el día anterior. También las cartas de los restaurantes deberán ser digitales o plastificadas, para facilitar su desinfección, y las bebidas se ofrecerán cerradas en botella o lata. Desaconsejan los productos en el frigobar.

A estas disposiciones vinculadas al espacio, se las complementará con una mayor digitalización del servicio a través de la gestión de reservas, check-in y check-out.

Por su parte, el manual para establecimientos gastronómicos recomienda ofrecer servicio de reserva anticipada para planificar la cantidad de comensales desde el día anterior, exhibir el menú en carteles en el exterior o el  interior del local, evitar el autoservicio de alimentos y ofrecer platos a la carta, en porciones individuales. Para la modalidad “take away”, el personal deberá trabajar con uniforme y lavarse las manos antes y después de cada entrega o pedido, entre muchas otras pautas. En el caso de los deliveries, mochilas y motos tendrán ser desinfectadas previamente y se evitará el contacto directo en la maniobra de entrega.

En el caso de los locales que cuenten con áreas de juego destinadas a los más chicos, no podrán disponer de ellas temporalmente. Asimismo, el personal de cocina tendrá que trabajar por turnos y será imperioso la desinfección de la vajilla, cubetería y cristalería en el lavavajillas, incluso la que no se haya utilizado en un turno.

De la composición del protocolo participaron el Instituto de Calidad Turística (ICTA), la Cámara Argentina de Turismo (CAT), la Asociación Hoteles de Turismo (AHT), la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC), la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) y las diversas administraciones provincias, a través del Consejo Federal de Turismo.

CP